Tell Magazine

Reportaje » Recorriendo

EDICIÓN | Julio 2012

Bosque Encantado

Huilo Huilo

En la Región de los Ríos asistimos al lanzamiento de la temporada de invierno del Centro de Nieve Aventura Bosque Nevado en la reserva biológica Huilo Huilo, enclave del descanso y el placer.

Por Maureen Berger H. / Fotografías Vernon Villanueva B. y gentileza Huilo Huilo
 

Sentir que duermes y amaneces en un árbol más del bosque, cenar carne de ciervo con un exquisito vino junto al fuego de la chimenea, vivir la aventura haciendo canopy, ski o trekking, maravillarse con los saltos del río o relajarse en las aguas termales, son solo parte de las experiencias placenteras que vivimos en este Recorriendo, tras ser invitados a la mágica reserva biológica Huilo Huilo, en la Región de los Ríos.

En el núcleo de la eco-región valdiviana, la reserva de cien hectáreas de bosque nativo sustenta una gran diversidad biológica y es parte del área prioritaria de conservación a nivel mundial, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2007. “Presenta diferentes tipos de bosques y se caracteriza por sustentar una de las mayores biodiversidades y endemismos de especies animales y vegetales del planeta. Una de cada tres especies de aves y mamíferos presente en ella solo existen en esta área y más de la mitad de especies de peces de agua dulce son exclusivos de los ríos y lagos de esta región. Además, dos de cada tres especies de anfibios de bosque se encuentra en este ecosistema”, nos explica Erik Samsing, miembro del directorio, quien aportó más detalles de estos impresionantes parajes sureños.

En poco más de una hora, llegamos en un acogedor vuelo de Sky desde Santiago a Temuco, desde donde nos trasladaron en van hasta Huilo Huilo (dos horas y media).  
Hospedamos en Hotel Baobab, que se empina sobre los treinta y cinco metros, permitiéndoles a sus huéspedes la mágica sensación de habitar en un árbol del bosque. La raíz de un roble, es el núcleo central  del hotel junto a ésta, una cascada iluminada sorprende desde el primer nivel, para luego ascender por una rampa en forma de caracol, cuyas barandas de troncos de mañío y raulí, cubiertas de raíces y lianas, hacen de este recorrido inicial una verdadera fábula.

Nuestra enorme habitación Suite (de 43 mt2 aprox.) está alhajada, manteniendo la decoración rústica del exterior en todo el mobiliario. Cuenta con baño privado con tina de hidromasajes y balcón para apreciar la magia de observar las copas de los árboles y de una vista privilegiada al volcán Mocho Choshuenco. El hotel tiene más de cincuenta habitaciones, de diferentes características (en todas se recomienda dormir con las cortinas abiertas).

En el segundo piso, hay una sala de conferencia  para doscientas personas, un spa en directo contacto con helechos y flores nativas, además de variadas actividades en contacto con la naturaleza, son atractivos adicionales para quienes deseen realizar reuniones de negocios. Los más pequeños gozan en el Rincón Mágico, sala de juegos (dos a doce años) con actividades de disfraces, lectura, manualidades, pintura, cocina y más. Cabe mencionar que, en esta zona, desde el 2011, se celebra el Festival del Bosque, con carros alegóricos, hadas, duendes, una invitación a soñar despierto para chicos y grandes.
 
Para dormir también existe el Lodge Montaña Mágica (nombrada así por el libro de Thomas Mann, que habla del poder de sanación de la naturaleza cuando se está en contacto directo con ella). En esta montaña brota el agua desde su cumbre bañando su fachada, siendo el inicio del recorrido del agua que va generando vida y limpieza a su paso para finalmente caer en Hotel BaoBab. Y el Lodge Reserva del Fuy, ubicado a orillas del Río Fuy, con doce habitaciones de lujo, muy romántico y silencioso, que te invita a estimular los sentidos con los elementos del bosque, descansando el cuerpo y alma.

Tras cenar ricos sándwich en pan campestre, queso de cabra fundido, tomates asados y otro similar con pescado y verduras, acompañados de cerveza artesanal Petermann, de fabricación propia, visitamos la Taberna de Darwin, sala de juegos, con mesas de pool, taca taca y ping pong y nos relajamos en una de las tantas chimeneas y livings repartidos por el hotel.
 
MUSEO Y LAWENKO SPA

Si bien llovió toda la noche, los sonidos de los árboles, las aves y el agua cayendo le dan un toque selvático a la experiencia de dormir en este hotel. El desayuno buffet privilegia las frutas naturales, cereales, yogur, pan casero, quesos, jamones y repostería, ideal para cargar energías.

Nos llevan a conocer el moderno Museo de los Volcanes, que a través de una gran muestra arqueológica exhibe las distintas culturas que habitaron Chile de norte a sur, con énfasis en la cultura pitren y mapuche, ya que son originarias de esta zona. En el centro la cubierta tiene una cúpula observatorio, destinada a reforzar la teoría del origen del universo y cómo ha influido la astrología. La visita se matiza con la presentación de coros de la Escuela Neltume y la premiación de un tierno concurso de pintura infantil. Seguimos al Portal Huilo Huilo, donde se exhibe la maqueta de la reserva y nos llevan de excursión en un vehículo abierto tipo safari, pasamos por la Laguna de los patos, humedal en el que nidifican especies de aves acuáticas y vemos el proyecto de reintroducción de especies nativas como el guanaco patagónico. El huemul es otro de los animales que está siendo protegido gracias a las gestiones de esta fundación y su exitoso programa de reproducción de esta especie en peligro de extinción y parte de nuestro escudo nacional.  

Para almorzar nos esperan en Canopy Village, con ensaladas, carnes frías y calientes y ricos postres. Aquí también hay hospedaje, en cabañas sobre las copas de los árboles. Volvemos al hotel para disfrutar de Lawenko Spa. Nos sumergimos en todas las alternativas que poseen, en la piscina interior climatizada con hidromasajes, el jacuzzi y la piscina exterior. Disfrutamos del sauna seco, el sauna húmedo y descansamos en el área de luz infrarroja. Hay varias opciones de masajes, con piedras calientes, armonización, peeling corporal, incluso un masaje reductivo anticelulítico. También ofrecen baños de leche y miel, de algas marinas y uva o flores de heno.

La noche aún no termina, en la Cervecería Peterman nos esperan sorpresas. Aquí producen doce mil litros mensuales de cerveza en cuatro variedades del tipo Ale, son cervezas con mucho cuerpo, sin aditivos, elaboradas en un ciento por ciento de malta y siguiendo fielmente la ley de pureza alemana artesanal. Además de probar todas las variedades de la cerveza, disfrutamos de la música y bailes nacionales (a cargo de un animadísimo conjunto folclórico), cenamos asado al palo, longanizas de jabalí, ensaladas, postres caseros y gourmet y excelente vino. La velada se ameniza con karaoke y fiesta hasta la madrugada.    

NIEVE Y TERMAS DEL LAGO
      
Desayunamos esta vez en el Café del Duende, chocolate caliente, muffins, tapaditos y otras delicias. Aquí, tal como en Café del Bosque, es posible adquirir libros de la reserva biológica, ropa, madera y duendes típicos del bosque. Cerca está el Salto Huilo Huilo, un trekking donde visitamos diferentes miradores de saltos de agua, a través de un sendero por el bosque húmedo templado. En todo el camino nos acompaña el fuerte caudal del río Fuy, proveniente del lago Pirehueico, que desemboca en el Lago Panguipulli.

Pero hay más aventura, comenta Erik Samsing: “se puede disfrutar de maravillosos paisajes realizando caminatas, trekking, paseos ornitológicos, botánicos (hay noventa y seis especies de plantas), el parque de las esculturas en el sendero de los espíritus mapuches. Visitar ríos y lagos, practicar deportes acuáticos, pesca deportiva, paseos en mountain bike o a caballo y la aventura de deslizarse a través de las copas de los árboles centenarios en espectaculares canopys.

Luego, nos llevan a disfrutar de actividades de nieve a dos mil metros de altitud, con una vista panorámica de todos los volcanes de las regiones de Los Ríos y Los Lagos. Practicamos ski, toubing, snowboard y entretenidos paseos en motos de nieve, en medio de los bosques de lenga. Algo distinto es el circuito en raquetas de nieve, vamos en una van 4x4 rumbo al volcán Mocho-Choshuenco, para caminar con raquetas en los pies, entremedio de un centenario bosque de coihues y lengas.  

En la tarde vamos a las Termas del Lago, a veinte kilómetros de Puerto Fuy, para lo cual nos subimos a una barcaza. Una vez atravesado el Lago Pirehueico, en tierra hay bosques de arrayanes, coigües, avellanos, tepas y pequeños arbustos bordeando el lago. Acá nos sumergimos en troncos ahuecados, separados unos de otros a casi diez metros, con agua termal a 35 a 40 grados Celsius.

Al regreso al hotel comemos en el Restaurant Baobab, donde hay pizzas, sándwiches, ensaladas, pastas y más. Destaca la presencia de ingredientes de la zona, como arándanos, murta, piñones y castañas.
Este mágico Recorriendo no termina acá, Huilo Huilo se puede visitar en todas las estaciones del año, la primavera y el verano también presentan atractivos que alguna vez les daremos a conocer.
 
NUESTRO DATO:

RESERVA BIOLÓGICA HUILO HUILO
Av.Vitacura 2909, of. 1112  Las Condes, Santiago
Km 55 Camino Internacional Panguipulli Neltume
Región de los Ríos (2) 3355938 – 3349583
reservas@huilohuilo.com
www.huilohuilo.com

SKY AIRLINE
(2) 3525600 - 6006002828    
www.skyairline.cl
 

 

“El Hotel Baobab se empina sobre los treinta y cinco metros, permitiéndoles a sus huéspedes la mágica sensación de habitar en un árbol del bosque. La raíz de un roble, es el núcleo central del hotel junto a ésta, una cascada iluminada sorprende desde el primer nivel, para luego ascender por una rampa en forma de caracol”.

Otros Reportajes

» Ver todas los Reportajes


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+2+2   =