Tell Magazine

Columnas » Visión Emprendedora

EDICIÓN | Julio 2012

Gastronomía y Vino

Por Alejandro Parot, enólogo viña orgánica Los Ganaderos.
Gastronomía y Vino

En 1996, y gracias al espíritu emprendedor de Christian Gaedechens, nació el restaurante —Los Ganaderos—, ubicado a doce kilómetros al sur de Talca, en el borde de la carretera, para diez años después crear su homólogo al otro lado de la vía. La gracia es que a este espacio gastronómico se le suma su propia viña, del mismo nombre, creada específicamente para abastecer los restaurantes.

Con la misma idea que conocimos en un pasado viaje a Estados Unidos, en donde las pequeñas viñas vendían su propia producción, este empresario empezó a implementar nuevas tecnologías en su antigua bodega, como pequeñas cubas de acero inoxidable, barricas, maquinaria de punta, en fin, todo lo necesario para obtener vinos de calidad. Junto con ello dio los primeros pasos para transformar sus viñedos en orgánicos, los que hoy en día están dando sus primeros frutos, llegando a vender, en su enoteca y restaurantes, la totalidad de la producción envasada.

A través de los años, su idea se ha visto consolidada por la excelente calidad de sus vinos y su condición de orgánico. Cabe destacar que el manejo de un viñedo orgánico no es sencillo, ya que implica una serie de labores culturales y uso de productos fitosanitarios diferentes a los de un viñedo convencional. Además, las producciones son menores, dado que no se permite el uso de fertilizantes artificiales, solo naturales como guano y compost, entre otros. Cabe destacar que este tipo de viñedos deben ser certificados como tales, por lo que su manejo es de extremo cuidado y cualquier desliz puede llevarlos a perder su condición.

Reconocidos son: el Carmenere “Los Bueyes” 2010, de color muy intenso, aterciopelado en boca, que lo hace ideal para acompañar carnes. En blancos está el Chardonnay “7 Mares” 2008, sorprende por su color pajizo intenso y su redondez en boca; muy apto para aperitivos, pescados y mariscos.

Los invitamos, entonces, a hacer una parada en su viaje, comer rico y tomar el mejor vino. Además de disfrutar el paisaje y hacer paseos en bicicleta por los viñedos y, en tiempo de vendimia, a recolectar uvas y a hacer su propio vino. Una interesante alternativa en su viaje.

 

Otras Columnas

Viña del Mar, bajo la mirada de María Graham
Archivo Histórico
En la antesala
Código Mujer
Extraño CQC…
Nicolás Larrain
El ave fénix de la gastronomía
Rodrigo Barañao
Sánscrito flaite
Asia Dónde Vamos
Pisco Kappa
Wine & Gourmet
Asado de cordero magallánico
Wine & Gourmet
Blur, No Distance Left To Run
Especial Inmobiliario
Meet Joe Black?
Especial Inmobiliario
Perdonasennos!!!
Brújula Porteña
Moraleja Canina
Forward
Imaginación
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+4+9   =