Tell Magazine

Entrevistas » Salud, Belleza y Bienestar 2016

EDICIÓN | Septiembre 2016

El sedentarismo mata

Ximena Muñoz nutrióloga y miembro de la Coalición Mover
El sedentarismo mata

Todos sabemos que fumar hace mal, que hay que alimentarse adecuadamente y llevar una vida lo más saludable posible. ¿Pero sabemos que por no hacer ninguna actividad física podemos vivir cinco años menos? Que todos los chilenos sepan los daños que provoca el sedentarismo es el objetivo de esta nutrióloga y un grupo de médicos de distintas especialidades que están prendiendo las alertas: no es cuestión de peso ni de alimentación. Es cuestión de vida.

Por Mónica Stipicic H. / Fotografía Andrea Barceló A.

Los médicos, por formación, debieran cumplir un rol social. Muchos lo han dejado de lado, pero hay otros que quieren rescatar esa función. Ximena Muñoz es una de ellas. Nutrióloga de la Universidad de Chile y una de las fundadoras de la clínica Meds, se juntó con un grupo de médicos para poner sobre la mesa un tema que hace rato le estaba preocupando: la poca actividad física de los chilenos.

“El sedentarismo pasó a ser nuestra bandera de lucha. Mal que mal, las diez principales causas de muerte en el país están asociadas a este problema y nada se está haciendo para solucionarlo. Fue así como dimos forma a la Coalición Mover, donde invitamos a las sociedades científicas, médicos, kinesiólogos, nutricionistas, profesores de educación física, a todos quienes tuvieran algo que decir sobre la salud y aportar desde su lugar”.

Las cifras son poco alentadoras. El ochenta y tres por ciento de los chilenos es sedentario, somos el segundo país que menos se mueve entre nuestros socios OCDE y estamos liderando todos los rankings en enfermedades como diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares. “La gente no sabe que el sedentarismo mata, nadie sabe que puedes vivir cinco años menos por las patologías que la falta de actividad física trae asociadas”.

¿Qué se entiende por sedentarismo?

Una persona sedentaria es aquella que no cumple con la actividad física mínima necesaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de treinta minutos diarios o ciento cincuenta a la semana de actividad física moderada. Y no se trata sólo de hacer deporte, también se considera actividad física caminar con paso rápido. La mejor forma de medir que has aumentado tu frecuencia cardíaca es que al caminar no seas capaz de cantar una canción. Ahí es cuando sirve.

¿Por qué enfocarse en el sedentarismo y no en lo mal que comemos?

Soy nutrióloga y, por lo mismo, creo que ambas banderas son igualmente válidas. Pero en nutrición existen más alertas y hay varias campañas encaminadas. En cambio, en el sedentarismo no hay nada de nada, aunque se sabe que existen patologías como la resistencia a la insulina, que están íntimamente relacionadas con la actividad física. Hay un estudio revolucionario publicado por la revista Science que afirma que un gordo activo vive más que un flaco sedentario. Y ahí está la clave. No se trata del peso ni de una cosa estética, sino de salud.

Pero la gente está un poco más activa que antes, hoy se ve mucho más gente trotando o andando en bicicleta… ¿es real o sólo una sensación?

Hay un segmento que sí, pero se concentra en niveles socioeconómicos más altos. Incluso las Plazas Activas (las que tienen máquinas de ejercicios) se ocupan mucho más en esos sectores, donde están más iluminadas. No es lo mismo trotar en un barrio acomodado o en uno pobre, donde las máquinas ni siquiera tienen instrucciones de uso. Hay desigualdad para la actividad física. Pero hay que organizarse y tener voluntad. Existe una mala administración del tiempo: pasamos de las sillas a la cama, la gente no desayuna, almuerza algo rápido frente al computador y en la tarde se ha instaurado la once-comida como parte de nuestra vida. No podemos dejar que la vida nos siga llevando, tenemos que empoderarnos y decidir qué queremos hacer.

¿Qué cambios pueden significar para una persona hacer treinta minutos de actividad física al día?

Más años de vida, eso está probado. Y en lo concreto hay consecuencias impactantes, como baja de la presión arterial, disminución de riesgos cardiovasculares, diabetes, triglicéridos e, incluso, cánceres como el de mamas y colon. Baja los síntomas de depresión y angustia y es el tratamiento de elección para la fatiga. Y disminuye la progresión de dos patologías que a mí personalmente me asustan mucho: Alzheimer y demencia.

¿Se puede empezar en cualquier momento o a veces es muy tarde?

Se puede siempre y se debe. Un adulto mayor que nunca ha hecho ejercicios, por ejemplo, debe tener ciertas precauciones con el tipo e intensidad e incorporar ejercicios que prevengan caídas y otras situaciones asociadas a la edad. La actividad física debe ser agradable para que no lo abandones y ahí entra a jugar la creatividad, por ejemplo, empezar a bailar… en internet hay muchísimos tutoriales y son completamente gratuitos.

¿Y cómo se regula el ejercicio?, porque una persona con salud incompatible tampoco puede lanzarse a hacer deporte…

Todo programa o alerta que incentive a la gente tiene que acompañarse con educación. Hay mundos ideales donde puedes ir al médico o al gimnasio para que te hagan un programa, pero también es rol de la sociedad y del Estado entregar instructivos y hacer campañas. Y a eso queremos apuntar en nuestra segunda etapa. Pero ojo, Aristóteles ya decía que caminar era la mejor medicina del hombre, y no hay para qué hacerlo más complicado ni sofisticado. Es la mejor opción: buena, bonita, barata y disponible. Hay que partir por lo simple.

DESDE LOS NIÑOS

“Nuestro llamado es a romper paradigmas, porque lo que estamos haciendo ahora no nos está sirviendo. Estamos generando un país gordo y enfermo que va a traer muchos gastos en el futuro, por lo que hay que invertir hoy en educación. A veces no nos preocupamos porque nuestros hijos son delgados, y dejamos que sean sedentarios. Sabemos que eso no necesariamente es sinónimo de salud. Lo ideal es una persona sana, es decir normal en peso y activa, porque el flaquismo tampoco es sano”.

El riesgo en materia educativa es llegar siempre a los segmentos más educados y no a aquellos que más lo necesitan…

La clave está en los colegios y es ahí donde el Ministerio de Educación tiene algo que decir. Según la OMS, los niños debieran hacer una hora de actividad física al día y no lo hacen. Para los niños eso se traduce en jugar, andar en bicicleta, salir a la plaza. Eso hay que retomarlo.

¿Qué hacemos para evitar adultos sedentarios?

Uno de cada cuatro niños que entra al colegio tiene sobrepeso, es decir, son futuros diabéticos e hipertensos… yo en mi consulta ya estoy midiendo colesterol en niños de ocho años, algo nunca antes visto. Como padres podemos hacer cosas, pero esto tiene que venir apoyado desde el colegio; la actividad física debe enseñarse ahí porque es parte de la educación. Pero, además, hay que hacer cambios en la manera que evaluamos estas materias; si un niño hace bien la voltereta o el rondat es porque es más hábil y eso no es entrenable, por lo tanto, no podemos castigar con una mala nota al que no nació con esa habilidad. Tiene que haber otros incentivos que no impliquen que muchos niños terminen odiando el deporte. Es cierto que las actividades competitivas son útiles en muchos sentidos, pero hay muchos que se enfrentan a ellas con angustia.

MUJERES Y UNIFORMES

“Necesitamos hacer un llamado a los médicos también. Es muy importante que empecemos a recetar a nuestros pacientes actividad física. Al mismo tiempo que le tomamos el pulso o la presión, tenemos que preguntarle por sus hábitos en ese sentido. No nos podemos quedar atrás”.

¿Las mujeres son más sedentarias que los hombres?

Sí, lamentablemente… los datos lo demuestran desde la etapa escolar. Niños y niñas parten muy parecidos cuando chicos, pero en la medida que crecen las mujeres se ponen a conversar mientras los hombres siguen jugando a la pelota. Y eso se mantiene en todos los rangos etarios. Aquí hay una cosa cultural muy fuerte, porque las diferencias físicas aparecen recién en la pubertad, antes de eso hombres y mujeres somos físicamente iguales, pero a las niñitas las visten con vestidito y zapatos de charol, mientras que al niño con short y zapatillas… o sea, se enfrentan al juego deportivo desde lugares completamente diferentes. Lo otro que es importante es que, desde que la mujer salió a trabajar, las cosas al interior de la casa son bastante desequilibradas. Eso se traduce en que la mayoría manifiesta abiertamente que no quiere quitarles tiempo a sus hijos para hacer deporte, algo que a los hombres normalmente no les pasa.

Una persona que come de forma normal y hace actividad física de treinta minutos diarios debiera estar entonces en condiciones óptimas de salud…

Hacer actividad física siempre ayuda, pero esto no se trata de controlar el peso. No hay que confundirse. Para reducir un kilo hay que quemar más de siete mil calorías, lo que es equivalente casi a correr una maratón. El deporte no es la solución para adelgazar, aunque sí es un muy buen mantenedor porque mejora el metabolismo. Pero aunque uno queme sólo doscientas calorías estará bajando su riesgo de infarto, hipertensión y diabetes. Además, el deporte es el mejor estabilizador del ánimo que existe.

¿Cuáles son las metas de la Coalición Mover?

La meta lógica sería bajar el sedentarismo, pero no nos podemos plantear números específicos. A mí me gustaría que, tal como uno le enseña a sus hijos a lavarse los dientes, incentivemos a la sociedad a enseñar la importancia de la actividad física. Que le preguntemos todos los días qué hizo en el colegio, a qué jugó. Y me encantaría que los niños pudieran ir con zapatillas al colegio… ese es un paradigma que podemos romper y que no es tan grave. Probemos a ver qué pasa… total, no podemos estar peor de lo que estamos. tell

 

Para reducir un kilo hay que quemar más de siete mil calorías, lo que es equivalente casi a correr una maratón. El deporte no es la solución para adelgazar, aunque sí es un muy buen mantenedor porque mejora el metabolismo.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+7+8   =