Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Septiembre 2016

A rienda suelta

Gabriela Balmaceda Monta del Amazona
A rienda suelta

Lo de ella son las tradiciones, revivir aquello que se ha ido perdiendo. Para ella lo más importante es reivindicar la Monta del Amazona, es decir que las mujeres vuelvan a montar de lado, como se hacía antiguamente, destreza que hoy en Chile se ha casi extinguido, pero que para Gabriela es tan usual como caminar. Su objetivo: llegar a la media luna de Rancagua con esta práctica como un imprescindible para las jinetas.

Por María José Pescador D. / fotografía Danny Bolívar U.

Hasta el sector El Huique en Palmilla, región del Libertador, llegamos para encontrarnos con Gabriela (34), técnico agrícola y una de las campeonas que tenemos del Movimiento a la Rienda en el rodeo. Un campo maravilloso con paisaje inigualable, en donde lo primero que llama la atención es la gran entrada en donde se alzan dos palmeras milenarias a cada lado del portón. Más allá se ven las pesebreras, los caballos y las construcciones coloniales —todas restauradas después del terremoto—, que se dividen en una capilla, la casona propiedad de su tío Jorge Errázuriz, y en lo que era la vieja escuela del lugar que hoy es la casa de sus padres. Toda la vida vino a este lugar porque es familiar. “Santiago era colegio, todo lo demás fue este campo: vacaciones, fines de semana, feriados, siempre viajábamos acá, desde que tengo uso de razón”.

Rubia, ojos claros, delgada, vestida como las huasas antiguas, nos recibe para primero hacer las fotos de rigor, en donde la vemos cabalgar de lado con una destreza impresionante. A esto se le llama La Monta del Amazona. De esta manera corre, gira, y cabalga dando vueltas muy rápidas sobre su eje, manejando el caballo con fuerza y seguridad.

¿Siempre hubo caballos?

Sí. Teníamos caballos pero para pasear. Me acuerdo que siempre salía con mi papá. De guagua él me sacaba a andar a caballo para que me quedara dormida, tengo una foto de eso, muy linda…

¿De tus cinco hermanos por qué crees que tú te tomaste esto más en serio?

Todos andábamos a caballo, todos teníamos nuestro potro favorito, les encantan los paseos a la cordillera, pero yo creo que fue mi fascinación. Era tanto que mi mamá en un minuto me dijo: “Tú no tienes respeto por los caballos”. Y para tenerlo me metió a clases de salto en equitación.

¿Ahí empezó la cosa más profesional?

Llegué hasta lo más alto en la escuela. Entonces tenía que empezar a hacer otra cosa para seguir avanzando. Ahí mi papá dijo que los caballos del campo eran increíbles y que podía venir y enseñarles a saltar. Yo tenía diez años.

LA CHILENIDAD

Así Gabriela comenzó a viajar aún más seguido para enseñarles a los caballos del campo a saltar. “Los hacía saltar una acequia, y con mi papá poníamos unos palos en un potrerito que teníamos…”.

¿De dónde viene el gusto por las tradiciones?

Siempre me gustaron. Acá hay una tradición que es chilena muy vieja,que son Las Misiones que se hacen en Lihueimo. Al terminar esta celebración, que es en febrero, se hace una misa con un desayuno, se bendicen los campos, se baila un pie de cueca, y todos los huasos son muy acampados, andan con espuelas, monturas, botas y la vestimenta, todo muy antiguo… Eso me llamaba mucho la atención. Ahí conocí al Chilo, Isidro Rodríguez, quien me enseñó el trabajo de la preparación para hacer el ejercicio de la rienda en el rodeo, disciplina que siempre me gustó porque no dependía de nadie más que del caballo y de mí.

¿Con él empezaste a profesionalizarte?

Con él empecé a ir a la medialuna, porque ellos tenían todo un cuento de pichangas entre sus amigos y me llevaba, me ayudaba a preparar a los caballos, me enseñaba…Y empecé y nunca más lo dejé…

¿Cuándo fue algo más en serio?

Seguí siempre viendo por mí misma el tema de los caballos, hasta que por esas cosas de la vida conocí a Jaime Poblete, un maestro de equitación espectacular, que me ayudó a corregir y a pulirme en la disciplina de la rienda. Y ese mismo año participé en el universitario y gané, y llegué al Campeonato Nacional en Rancagua, donde también gané.

Además fue ese mismo año 2006 en que se abrió la posibilidad de competir en esta disciplina para las mujeres.

MONTURA DE LADO

Siempre siguió compitiendo y obtuvo un segundo lugar el 2007, pero los próximos años no tuvo grandes logros debido a problemas con sus caballos. Si bien dice que sigue entrenando el movimiento a la rienda, lo que hoy le quita el tiempo es la desconocida Monta del Amazona, que es la manera antigua que tenían las mujeres de cabalgar de lado encima del caballo y las carreras de enduro en las que compite regularmente.

¿Dónde conociste este tipo de montura?

La montura que se usa es especial y tenemos una que siempre la vi de chica, creo que es de mi bisabuela o abuela. Me encanta, además que es algo distinto. Hago todo con la montura de lado: salto, rodeo, rienda, con la Feña Izquierdo realizamos presentaciones, bailamos cueca, de todo… Yo quiero que esto se implemente en el Campeonato Nacional, ese es mi objetivo, reivindicar la Monta del Amazona.

¿No está este tipo de monta en el rodeo? No existe en Chile en nada, en ninguna parte. (Se ríe). Yo lo hago y lo muestro igual, sigo haciendo movimiento de rienda pero de esta forma… Quiero pelear para que esta forma entre en el Campeonato Nacional como requisito.

También haces enduro…

Sí, mucho. Para esto es necesario un caballo con corazón potente, los más famosos son los árabes.

¿Cómo entraste en este mundo?

Con mi tío Jorge. A él le gusta mucho y vamos los dos a las carreras. Nos ha ido siempre muy bien. Competimos hace dieciséis años…

¿Qué categoría corres?

Las carreras de sesenta y ochenta kilómetros por los tipos de caballos que tenemos.

¿Cuántos premios has logrado?

Muchísimos, siempre entre los primeros lugares.

¿En qué estás ahora?

Ahora estamos implementando el tema del caballo peruano de paso. Nosotros abrimos en Chile la categoría en Enduro de este tipo de caballos, y ya hemos hecho cuatro fechas de competencias, la primera la ganamos, que fue la que pude correr. En Perú gané una fecha y ahora vamos de nuevo…

LAS TRADICIONES

¿El caballo que más te gusta?

El chileno, lejos. Por la docilidad, la morfología, es muy lindo, me encanta el carácter, el temperamento. Y me gusta mucho el tema de las tradiciones chilenas, y quiero ayudar a mantenerlo. Por ejemplo, tengo un bonete huicano, que es el gorro que se usaba antes de la chupalla, y eso viene de la Hacienda el Huique que es este campo…

¿Cómo ayudas para que esas tradiciones permanezcan?

Desde que estoy metida en el campo, he luchado para que el hombre entienda que las mujeres podemos estar en el rodeo… hacer entender a la gente…en otros países en estos temas ecuestres no hay ningún problema con la participación de nosotras.... Entonces, tanto pelear por esto que la verdad ya me aburrí. Ahora no hago las cosas por los demás, las hago para mí. A mí me gusta el tema de las tradiciones y voy a tratar de mantenerlo.

¿Cómo?

Este traje que tengo puesto, lo uso para los caballos y todas andan ahora con el mismo. Es un ropón que no es para andar vestida de huasa, se inventó acá para andar a caballo. Es muy lindo porque cuando uno monta se ve su forma redondeada. Este que tengo lo conseguí por un viejito de aquí, me lo prestó cuando yo desfilaba para las fiestas patrias cuando mi mamá fue alcaldesa de acá. De ahí me lo quedé y le fuimos poniendo más bordados con forma de chupallas, y otros… La chaqueta que llevo es muy antigua, tiene cuello mao, así se usaban antes, esto se está perdiendo. Antes todos los huasos andaban así. También se está perdiendo el uso de la faja, ahora los huasos andan con cinturones de cuero… y yo uso faja y lo hago porque me gusta y porque cuando las cosas se ponen y se ven bonitas, todos quieren usarlo…

¿Qué opinas del tema del maltrato animal en el rodeo?

Creo que es problema de la política actual. Y entiendo que las personas que no comprenden mucho del rodeo lo encuentren fuerte, no se ve bonito… Pero cada vez se están implementando más medidas. En el rodeo se castiga mucho el maltrato animal, para los que estamos corriendo, esta situación es muy castigada, se tiene que hacer todo en pro tanto para los caballos como para los novillos…

¿Qué se viene ahora?

Me voy a Europa al Mundial de Barriles, representando a Chile. Hace poco participé con la Cata Pérez en el mundial de Brasil, que se hizo en mayo, en el que fueron veintidós países y nosotras salimos quintas, que es bastante bueno, porque los caballos nos los prestaron y, además, es un deporte que acá no se practica, es absolutamente cowboy. Así que ahora me estoy preparando para el de Mallorca en septiembre. También voy a tener clases con una maestra en lo que es la Monta del Amazona, ella me va a hacer clases para corregirme algunas cosas. Y la última parada la haré en Alemania donde tomaré clases de comunicación corporal con los caballos…

 

"La montura que se usa es especial y tenemos una que siempre la vi de chica, creo que es de mi bisabuela o abuela. Me encanta, además que es algo distinto. Hago todo con la montura de lado: salto, rodeo, rienda,de todo… Yo quiero que esto se haga en el Campeonato Nacional, ese es mi objetivo, reivindicar la Monta del Amazona”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+1+5   =