Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Perspectiva Urbana

EDICIÓN | Julio 2013

Italia, Capítulo 14

El Palio de Siena
Italia, Capítulo 14

Si hay algo que caracteriza a estos pueblos medievales es la estrechez de sus calles. Una de las hipótesis apunta a que fueron construidas de esta manera como método de defensa, es decir, una vez que el enemigo lograba acceder al territorio contrario con el fin de saquear, destruir y violar, quien no estaba en el campo de batalla, se encontraba en las ventanas con ollas de aceite hirviendo preparado o preparada para derramarlo sobre el adversario. 

por José Pedro Vicente, Arquitecto. Magíster en Arquitectura Pontificia UC. Santiago. www.fernandezyvicente.cl

Debido a las dimensiones de estos pasajes, era poco probable no dar con el blanco. Si bien esta estrategia brindaba protección, conllevaba una mala calidad de vida. Pocas horas de sol debido a la sombra que proyectaba un edificio sobre otro, no hacía otra cosa que ofrecer un cultivo de microbios que terminaron siendo tan ofensivos como los mismos ataques.
 
Asimismo y como contraste, otra de las tipologías de estos pueblos, es justamente la amplitud de sus plazas. Esta diferencia espacial consigue que un escenario ponga en valor al otro. Caminando por un laberinto se agradece la presencia de una abertura espacial, la que no solo te ayuda a "respirar", sino también a referenciarte dentro de la ciudad. A la inversa, luego de entender el contexto general gracias a la capacidad de contemplación que te ofrecen estas plazas, nos seduce perdernos en la ruta incierta de las callejuelas.
 
En este contexto urbano, cabe destacar la importancia de este tipo de espacios abiertos en una ciudad. Punto en el cual se genera el famoso encuentro entre los ciudadanos. Adicionalmente, se presenta como un soporte disponible para todo tipo de actividades, incluso, apto hasta
para una carrera de caballos. Es aquí donde nace la tradicional "Carrera del Palio", competencia en la que cada distrito —previa clasificación— se la juega por el honor y tradición. Llegar primero luego de unas cuantas vueltas a la plaza, significa empaparse de por vida de suerte y protección. Por esta razón, y por lo peligroso de la hazaña, los jinetes se preparan durante todo el año para estas fiestas, sin embargo y anecdóticamente, se declara ganador si el caballo llega con o sin él.
Más de sesenta mil personas en el centro de la plaza y solo diez caballos a sortear entre los representantes de cada distrito, comienzan a dar forma al evento. Por otro lado, las bendiciones, misas, comidas y una serie de ritos complementan este ritual que se ha transformado en el gran atractivo turístico de Siena. Identidad que se ha visto afectada últimamente por los ataques y demandas generadas por la sociedad protectora de animales. Eterno debate entre las costumbres y la conciencia.
 
Finalmente, pese a identificarse con la emblemática competencia, la plaza se encuentra libre y despejada prácticamente todo el año, no por eso carente de un atractivo. Su forma tipo abanico, su pendiente y materialidad le entregan una característica que invita al usuario a entenderla como un soporte de libre interpretación. Personas caminando sin una dirección clara, otras sentadas y semi acostadas, grupos en medio de la nada escogiendo el pasadizo por el que decidirán perderse, otros tomando la distancia necesaria para contemplar las fachadas de las edificaciones, o bien, imaginando las carreras, son algunas de las actividades que nos ofrece este escenario multifacético y bien cuidado.
 

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

La magia del diseño
Entrevista Espacios
Encantos de un palacio porteño
Espacio Inmobiliario
En Copenhague
Espacios Arquitectura
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+8+2   =