Tell Magazine

Columnas » Astronomía

EDICIÓN | Julio 2013

Qué debo hacer para visitar el Tololo

Autor: Arturo Gómez M., Astrofotógrafo del observatorio interamericano, Cerro Tololo
Qué debo hacer para visitar el Tololo

Durante la visita, que dura unas dos horas, se muestran videos y películas, además de una interesante charla, actualizada al momento astronómico que se vive en esa fecha. En caso que el Sol tenga algunas “manchas solares” interesantes, se hace una observación al astro rey con un telescopio protegido con un especial filtro solar, para evitar daño a la retina.

Es común escuchar a los turistas, en la cumbre de Cerro Tololo, la frase: “desde hace tiempo que queríamos estar aquí, pero siempre nos decían que no había cupos para subir al cerro”. Eso
es cierto, pero la respuesta es sencilla. La gran mayoría de ellos pedían subir a la montaña uno o dos días antes.
 
El incremento de turistas en las fechas especiales, como el 18 de septiembre, Navidad o las vacaciones de verano, hacen que, los que intentan por segunda vez visitar el Tololo, lo hagan, a lo menos, con dos meses de anticipación.
 
Como en todo orden de cosas, que se hacen con planificación, lo primero es inscribirse en una lista, para el día sábado que el visitante elija según su estadía en La Serena. Esto significa que aquellas personas que estarán en la Región de Coquimbo para las próximas fechas, ya deben llamar por teléfono, para inscribirse al: (51) 205200. Las tarjetas de visitas, para el grupo familiar, se retirarán en las oficinas del Cerro Tololo, en La Serena, con las instrucciones, tiempos y distancias entre la ciudad y la cumbre de Cerro Tololo, además de los límites de velocidad dentro del recinto del observatorio.
 
Cada persona debe ir en su propio vehículo, ya que la institución no facilita buses para subir. Es habitual encontrar unos cincuenta turistas en la mañana y la misma cantidad en la tarde, caminando entre las blancas cúpulas, en cuyo interior, están los delicados y precisos telescopios ópticos, manejados por las computadoras más exactas del mundo.
 
Luego de algunos minutos para ambientarse a la altura, que es de 2.200 metros sobre el nivel del mar, comienza la labor de los guías astronómicos, que son bilingües.
 
Desde la cumbre se ven, a simple vista, Vicuña, Andacollo, La Serena y un sector de Coquimbo y la majestuosa Cordillera de los Andes, en donde otros observatorios muestran sus blancas cúpulas.
Una vez que los turistas ya están en Tololo, se explican las investigaciones actuales y descubrimientos que han terminado con la obtención del Premio Nobel de Física, cuando se comprobó la “Expansión Acelerada del Universo”, hace menos de dos años.
 
Sin duda que el mayor telescopio que posee Cerro Tololo, es el que impresiona más a los visitantes. Un edificio de más de cincuenta metros de altura, visible, incluso, desde La Serena, en días despejados, aloja en su interior a una maravilla en tecnología y precisión óptica. Es un telescopio, cuyo lente principal mide cuatro metros de diámetro.
 
Es manejado, a distancia, por un computador de última generación, cuyos operadores y astrónomos están ubicados en el piso “uno” del edificio, para que la temperatura de sus cuerpos e instrumentos no afecten con turbulencias de calor, al más potente y sensible telescopio, cuyo detector, que registra las imágenes que vienen del espacio, es único en el mundo, es decir, no existe otro detector similar en la Tierra.
 
Durante la visita, que dura unas dos horas, se muestran videos y películas, además de una interesante charla, actualizada al momento astronómico que se vive en esa fecha. En caso que el Sol tenga algunas “manchas solares” interesantes, se hace una observación al astro rey con un telescopio protegido con un especial filtro solar, para evitar daño a la retina.
La visita es totalmente gratis, todos los sábados del año, en la mañana o en la tarde. Generalmente, los turistas, después de ir al Tololo, se van a la ciudad de Vicuña, para hacer el “complemento astronómico”, es decir, la observación del cielo, con telescopios, durante la noche. Un día sábado “redondo” y cercano a la ciencia.
 
Si tienen suerte, podrán ver a la Estación Espacial Internacional, surcando cielo chileno, o bien observar al brillante planeta Venus hacia el poniente. Estos dos cuerpos, antes mencionados, son confundidos con mucha facilidad por los ufólogos, que andan viendo extraterrestres por todas partes, incluso en el Parque Forestal de Santiago.
 
Para más detalles y en español, dirigirse a www.ctio.noao.edu. ¡Los esperamos y bienvenidos!
 

Otras Columnas

Voy adelante
Presta Oído
Viejito paga más
Presta Oído
Casino Municipal Patrimonio y sustento de Viña del Mar
Archivo Histórico
Viva Chile
Nicolás Larrain
Vértigo
Cine Paralelo
Unas ricas vacaciones de invierno en Chile
Rodrigo Barañao
Poesía haiku y minimalismo japonés
Asia Dónde Vamos
La bella Italia
Look Urbano
Blanco en Invierno
Look Urbano
George Harrison: Living in the material world
Especial Inmobiliario
Los Puentes de Madison
Especial Inmobiliario
Perros, gatos, ratones y termitas
Brújula Porteña
Leer
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+6+9   =