Tell Magazine

Columnas » Astronomía

EDICIÓN | Junio 2013

Las sectas y la astronomía

Autor: Arturo Gómez M., Astrofotógrafo del observatorio interamericano, Cerro Tololo
Las sectas y la astronomía

Amigas y amigos, después de ver y escuchar sobre la secta que inmoló a una guagua en nuestro país, no puedo dejar de escribir este artículo, sobre cómo las sectas y otros grupos de enajenados, utilizan a la astronomía para engañar a los más incautos.

Aparentemente, la gran mayoría de las sectas están relacionadas con las religiones; pero hay en ellas un denominador común, que son ciertas conexiones con la astronomía.

Su líder, que se hacía llamar Antares de la Luz, proviene del nombre de una estrella gigante roja, visible a simple vista en la constelación de Escorpión, la que es fácil de ubicar, en los meses de invierno, sobre nuestras cabezas.
 
La última estupidez, y seguro que no será la última, fue la del fin del mundo, el 21 de diciembre del año pasado, en donde los agoreros de siempre, como son los numerólogos, brujos, ufólogos, tarotistas y horoscopistas, apoyados en las creencias chinas, creían a pies juntos, en el apocalipsis, cuando hablaban de un planeta “X”, de otro “rojo”, de Hercolubus, del sistema solar “Tylo” y de una lengua de fuego que provenía del Sol, para ese 21, que nos iba a aniquilar. ¡Para qué decir de las naves espaciales que se aproximaban a la Tierra, a buscar a los elegidos! Los mayas, que NUNCA hicieron predicciones apocalípticas, estaban también dentro de esta juguera cósmica, de la cual salió un producto llamado 21 de diciembre, Fin del Mundo. Se construyeron búnkeres y otros más “avispados” guardaron agua en cantidades.
 
Pero toda esta idiotez humana, en donde se relacionan cosas astronómicas con estados esotéricos y energéticos, tuvo en el año 1997, un giro inesperado, ya que un grupo que se hacía llamar “La Puerta del Cielo”, se auto eliminó, para irse en el Cometa Hale Bopp, que por esos años cruzaba los cielos de ambos hemisferios de la Tierra. Fueron treinta y nueve personas, entre mujeres y hombres, también profesionales, los que vestidos con ropas Nike, se colocaron un plástico en la cabeza, para acelerar la muerte e irse en “una nave espacial” (OVNI) que acompañaba, según ellos, a dicho cometa.
 
Como siempre lo he dicho, lo que ve la gente, siempre lo mal interpreta y si no tienen respuesta, afirman que es un OVNI o un ¡extraterrestre!
 
Resulta que en una de las fotos astronómicas que se tomaron en un observatorio, aparecía un objeto brillante al lado del cometa y ese objeto era, para el detector de luz del telescopio, un poco brillante. Entonces, el detector CCD se saturó y cuando se saturan los detectores CCD, se ve un “chorreo” de luz, aparentando ser un platillo volador. La imagen sobre expuesta y saturada en el CCD, era una estrella brillante, como las hay tantas en el cielo.
 
Desgraciadamente, para el jefe de esta secta, un hombre mayor, interpretó mal esa imagen viendo un OVNI o nave espacial en esa fotografía. Esa era la señal que a él le faltaba y dio la orden: “irse” en ese vehículo. Había que salir de esta vida y así lo hicieron. Se produjo el suicidio colectivo de estos treinta y nueve miembros, de los cuales algunos habían sido castrados.
Ojo, cuidado, porque ya estoy escuchando falsas historias apocalípticas, sobre un maravilloso cometa que tendremos en nuestros cielos, a fines de año, más exactamente en noviembre y diciembre. Ese cometa se llama ISON y fue descubierto por dos rusos, en el año 1912. En estos momentos se ubica entre las orbitas de Júpiter y Marte; pero cuando se acerque al Sol, lo hará muy cerca de él y existe la posibilidad de que el núcleo del cometa se desintegre o bien, con suerte, pase victorioso de su influencia gravitatoria.
 
Se supone que sería el cometa del siglo, por su posible extensa cola, la que abarcaría muchos grados en el cielo.
 
Lo único que queda es esperar y prepararnos para disfrutar de ese espectáculo, al amanecer o al atardecer, según sea la posición del cometa en su órbita, en relación con la Tierra.


“Aparentemente, la gran mayoría de las sectas están relacionadas con las religiones; pero hay en ellas un denominador común, que son ciertas conexiones con la astronomía. Aunque ya estamos en una era de ciencia y tecnología, aún hay personas que se asustan cuando ven un círculo en el Sol o la Luna”.

 

Otras Columnas

Dioses del metal
Presta Oído
Como la chilindrina
Presta Oído
Carlos Ansaldo Godoy: Ejemplo patrimonial de la Ciudad Jardín
Archivo Histórico
Historias de la Marina
Nicolás Larrain
India, la joya británica
Asia Dónde Vamos
That thing you do!
Especial Inmobiliario
Footloose
Especial Inmobiliario
Gracias, don Arturo
Rodrigo Barañao
Asociatividad
Brújula Porteña
El "plan B”
Forward
La sonrisa
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+3+3   =