Tell Magazine

Columnas » Patrimonio Iquique

EDICIÓN | Marzo 2013

Un episodio sugestivo del tratado de 1904

Por Floreal Recabarren Rojas
Un episodio sugestivo del tratado de 1904

¿Por qué Bolivia firmó un tratado que después sería impugnado? Su territorio estaba libre de soldados chilenos. Bolivia era república soberana.

UNA LARGA TREGUA

La Guerra del Pacífico finalizó en 1883 con la batalla de Huamachuco. Al año siguiente se puso término  al conflicto con Perú  con la firma de tatuado de Ancón. La situación anárquica de Bolivia  solo nos permitió  la firma de un Tratado de Tregua,es decir, una guerra virtual. El azote anárquico de la vecina república, lo impidió.

Mientras tanto Chile se desarrollaba dentro del orden constitucional. La Guerra Civil de 1881 fue un paréntesis triste. La organización del país derivó al establecimiento de una república parlamentaria. El salitre robustecía la economía en línea quebrada conforme a las alzas y bajas del precio en el mercado internacional. En esa realidad los representantes de La Paz urgían el término de la tregua y se esforzaban en obtener de Chile la entrega de Tacna o Arica a cambio de Antofagasta.

Bolivia estaba en pleno proceso de elecciones presidenciales. Tres ciudadanos se disputaban el apoyo de los electores: el liberal Ismael Montes, el conservador Aniceto Arce y Lucio Pérez. El programa de gobierno de Montes, proponía la firma de paz con Chile. Realizada la elección, Montes obtuvo el 76,45 % de los sufragios. Quizás sin advertirlo los bolivianos al votar por Montes, estaban aceptando los términos del Tratado de 1904. La elección se había transformado en un plebiscito.

MONTES VUELVE A LA PRESIDENCIA.

Montes logró un amplio apoyo ciudadano. Sus obras lo perfilaban como un estadista. Impuso a los militares una mayor disciplina y la obediencia a la Constitución y otras obras convenientes para el desarrollo del país. Fue singular el hecho que su reemplazante murió antes de asumir el cargo, de forma que él siguió en la presidencia más allá de 1907. Pero hay más: años más tarde en 1917, en un nuevo proceso electoral, Montes volvió a presentarse de candidato y ganó las elecciones. Es decir, ningún resquemor contra quién había firmado el tratado con Chile.

Entonces viene la pregunta: ¿por qué Bolivia firmó un tratado que después sería impugnado? Su territorio estaba libre de soldados chilenos. Bolivia era república soberana. El historiador boliviano Carlos Meza, que además ocupó la presidencia de su nación, nos entrega algunas ideas para reflexionar. Dice Meza en “Historia de  Bolivia” página 504: “la lógica de los negociadores bolivianos, parte de dos premisas bastantes realistas. La obstrucción peruana  hacía imposible la cesión de Arica o Tacna. La segunda, que el litoral era administrado por Chile, cuya cesión… era inconcebible”.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+2+5   =