Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Perspectiva Urbana

EDICIÓN | Diciembre 2012

Capítulo 07, Roma

Italia, Panteón
Capítulo 07, Roma

Desde que uno tiene uso de razón, hay ciertas imágenes que se guardan en el disco duro como representantes de "la historia".

Por José Pedro Vicente, arquitecto. Magíster en Arquitectura Pontificia UC. Santiago.

Probablemente porque estaban en todos los libros del colegio, en el Icarito,  Lonely Planet, poleras, tazas, llaveros, imanes, chapitas y tanto soporte donde pudiesen aparecer. De esta manera, tu inconsciente comienza a asimilar estos mensajes para finalmente proponerte como meta u obligación: visitarlos. Existe una suerte de "misión cumplida" una vez tomada la foto con el objeto tras tus espaldas, muchas veces, sin entender su valor.

Ahora bien, en el caso del Panteón, como lo viste en más de una película o documental, lo leíste, lo escuchaste, te lo comentaron y tantos modos de pre-conocerlo, te tomaste la libertad de completar el escenario donde se encuentra con la soltura que tiene la imaginación, es decir, una postal Italiana como esta, no puede sino estar en un pedestal urbano.

Un emplazamiento protagónico, un modo privilegiado de exponerse, un aire perimetral para lucirse y tantas características que lo enaltecerían; sin embargo, una vez que llegas al lugar de los hechos, de golpe y porrazo procesas y rectificas realidad versus imaginación. En este inevitable ejercicio que hace tu cerebro, muchas veces, y sin desmerecer el verdadero valor de esta edificación, sientes que te quedas con gusto a poco. No existe dicho pedestal, pero sí las actividades que estimulan la compra en el punto de venta. El merchandising se encarga de que lleves un recuerdo de lo que, paradójicamente, tienes a tus espaldas. En consecuencia, las casas se llenan de productos como los mencionados al principio de esta columna. Baratijas que reactivan el círculo vicioso (o virtuoso para el italiano), transformándose nuevamente en meta u obligación para próximos interesados.

Al señalar que no existe un pedestal, no se refiere a la carencia de algo, sino a la humilde presencia de un templo con dos mil años de vida, el que no solo se presenta con un excelente estado de conservación, sino además, se ofrece como un material de lectura. Del Panteón observamos el dominio constructivo que manejaban y la perfección que los caracterizaba. Una sala circular cubierta por una cúpula de dimensiones que, hasta con la tecnología de hoy, sería compleja de ejecutar. Por otro lado, el ingreso de la luz natural y ventilación conseguido por el vano superior, nos manifiesta una preocupación por la calidad del espacio interior. Finalmente, y para no extendernos, también resuelven la evacuación de las aguas lluvia que entran justamente por este agujero, es decir, no proponen una forma imponente e interesante sin resolver las complejidades que esta misma conlleva.

Luego de datos como estos, se entiende el por qué de su aparición hasta en paños de platos y delantales para asados. También el por qué de no necesitar una plataforma como imaginábamos, o como le daríamos si estuviese en nuestras tierras. Mejor me retracto de esto último. No me extrañaría que propongan mantener su fachada para levantar un edificio adentro, como gran gesto de respeto patrimonial.

Pd: Saben lo que tienen, cuidan lo que tienen. Cada país a su modo.
 

 

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

Del puerto de Valparaíso a Oslo Arquitectura habitacional en Chile y Noruega
Espacios Arquitectura
Cosmopolita en el diseño
Entrevista Espacios
Espacios Nobles
Espacio Inmobiliario
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+8+3   =