Tell Magazine

Columnas » Brújula Porteña

EDICIÓN | Julio 2012

Perdonasennos!!!

Por Carolina Arias Salgado info@bazarlapasion.cl / Ilustración: Claudia Silva Göpfert
Perdonasennos!!!

Su devolución  ha sido retenida debido a inconsistencias detectadas en su declaración de renta". Era el texto que aparecía en el sitio web de SII el año pasado cuando hacía el seguimiento on line de mi anhelada devolución.

Sin entender mucho partí al edificio de SII en Valparaíso a preguntar, desde mi profunda ignorancia, qué significaba esa frase que, de cierta forma, empezaba a intimidarme.
Primer piso, informaciones, amablemente un señor me invita a subir al tercer piso. Obedezco y mientras me reponía de las escaleras saqué el número para esperar dos horas a que llegara mi turno. Durante esas dos horas me dediqué a ver el televisor sin volumen de un canal de música, las caras de los funcionarios públicos, las caras de los señores contribuyentes. Por fin aparece mi número en el visor. Con un poco de vergüenza pregunto qué significaba el texto que salía en la página de internet, la respuesta de la funcionaria fue tan vaga que me dejó aún más confundida. Sigo insistiendo, me responde: "Lo siento no puedo ser juez y parte, pregúntele a un contador o a un abogado tributario". ¿Juez y parte? ¿Qué significa eso? Entendí que había hecho algo malo y por primera vez en todo ese rato empecé a sentirme asustada. Me paro de la silla y su compañero me dice riendo: "Traiga leche para blanquear la plata". Soy la peor de todas, soy una delincuente, estaba aterrada y lloraba desconsolada en un escaño de la calle. ¡Qué plata! ¡Lo que menos tengo es plata! ¡Abogado tributario!.

Días después y teniendo más clara mi inconsistencia, regreso al tercer piso para sanear mi situación. "Tiene que pagar cuatrocientos mil pesos de multa, más los intereses más los etc., etc." No quise preguntar más, cada pregunta es una multa, y antes que todo eres un delincuente, no un contribuyente que trata de ser lo más honesto y pagar al día sus impuestos. Todo en el ámbito tributario es complejo, caemos en faltas sin saber ni entender qué hicimos.

No me cabe duda de que en este país existen vivos que tratan de jugarle chueco al sistema, a esas personas hay que clausurarlas. Pero existimos millones de átomos de empresarios o emprendedores que no entramos en la categoría de micro empresario, que constantemente estamos bajo revisión. Y resulta que a una empresa del tamaño de Johnson´s le perdonan el pago millonario de impuestos. El perdonazo de Johnson´s.  Ley pareja no es dura, o nos perdonazan a todos los que nos esforzamos por sacar adelante nuestros proyectos o le cobran la multa a estos señores. Así debería ser, pero como en este país siempre se corta el hilo por lo más delgado, tendremos que pagar siempre las multas de los por si acasos mientras vemos cómo evaden los otros. Finalmente, como dijo un funcionario público en televisión a propósito de esto: “Más vale tener un pájaro en la mano que cien volando”.

 

Otras Columnas

Viña del Mar, bajo la mirada de María Graham
Archivo Histórico
En la antesala
Código Mujer
Extraño CQC…
Nicolás Larrain
El ave fénix de la gastronomía
Rodrigo Barañao
Sánscrito flaite
Asia Dónde Vamos
Gastronomía y Vino
Visión Emprendedora
Pisco Kappa
Wine & Gourmet
Asado de cordero magallánico
Wine & Gourmet
Blur, No Distance Left To Run
Especial Inmobiliario
Meet Joe Black?
Especial Inmobiliario
Moraleja Canina
Forward
Imaginación
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+5+7   =