Tell Magazine

Entrevistas » Mujer

EDICIÓN | Agosto 2011

Ver con las manos

Maricel Gómez, escultora
Ver con las manos

Esta docente de la Universidad de Playa Ancha, se adjudicó un proyecto CREART que le permitió “traducir”, desde el relieve, los grabados de destacados artistas nacionales, para que puedan ser apreciados por los ciegos.

Por Maureen Berger H. / Fotografías Vernon Villanueva

En el 2010, Maricel Gómez de la Errechea (39) visitó una muestra de grabado, inaugurada en Las Condes por el Fondo de las Artes. De pronto, le llamó la atención un señor que le relataba a un niño cómo eran los grabados. El pequeño estaba atento y le preguntaba mucho, el señor se esmeraba por dar lujo de detalles de las obras. "Entonces, cuando me acerqué un poco más, me di cuenta que el caballero le estaba describiendo las obras a un chico no vidente", recuerda esta docente de la Escuela de Arte de la Universidad de Playa Ancha, quien agrega: "al salir, me pregunté: ¿dónde está el espacio de integración, inclusión y democracia para estas personas? Me fui muy triste a casa, pero con una tarea pendiente". Esa experiencia marcó hondo a esta mujer que divide su vida entre dictar clases y el arte escultórico.

Maricel cuenta que nació en Santiago cuando todavía se veía la cordillera bella y el aire era limpio, estudió en un liceo capitalino y después en la Universidad de Playa Ancha de Valparaíso: "quería ser independiente a temprana edad y en un lugar distinto". Hoy está casada con Eduardo Perelman, químico, y son padres de Benjamín (10) y de la pequeña Yael (5). Es profesora de artes plásticas, licenciada en ciencias de la educación; magíster en innovaciones curriculares y está cursando un doctorado en ciencias de la educación, mención interculturalidad.

Al iniciar su jornada, lo primero que hace es mirarse al espejo, momento en que paralelamente comienza a imaginar. Cuando se encarga de las labores de mamá (colaciones, deberes escolares, mimos, etc.) da mentalmente cuerpo a lo imaginado. Más tarde parte a estudiar al doctorado hasta las 19:30; al mismo tiempo aprovecha de trazar dibujos mientras el profesor habla en clases. Tras cenar en familia, dibuja lo imaginado y sigue así hasta tarde, pues es buena para trasnochar.

<br class="spacer_" />

<strong> </strong>

<strong>ALQUIMIA</strong>

<strong>¿Cómo fueron tus inicios en la docencia?</strong><br /> Partí como ayudante <em>ad-honoren</em> de la maestra Lucy Lafuente (escultora), después pasé por todas las etapas de ayudantías durante cinco años más. Hasta que llegó el momento de poner en marcha lo aprendido y confiar en mis propias capacidades para hacer docencia en teoría y práctica.

<strong>¿Y en la escultura?</strong><br /> Comencé en el Taller Alquimia, un referente que se formó al alero de la especialidad de escultura en la Facultad de Artes de la UPLA. Ahí se buscaba la "transmutación de la materia", como en la alquimia. Lo componían cinco integrantes y trabajamos varios años en conjunto, de manera muy fructífera y enriquecedora, con mucha garra para crear un referente regional.

<strong>¿Tenías precedentes artísticos en la familia?</strong><br /> En realidad, en la infancia mi abuela trabajaba mucho con sus manos y mi padre que era anticuario, me enseñó la apreciación de los objetos de manera implícita. Creo que el rastreo está en mi propia familia. Además, durante los años de universidad siempre estuve inclinada hacia la forma y el espacio, en cuanto al grabado. Aunque esta no es mi disciplina, hay algo que me une a esta área, "la matriz" de la obra que, sin duda, tiene una conexión directa con el relieve y, por ende, con la escultura.

<strong>¿Qué expresas a través de tus obras?</strong><br /> Siento que estoy entera en el momento de la creación. En otras palabras, me rescato desde mi hacer como sujeto, y expreso la necesidad de traducir desde la plástica, cuestionamientos hacia el entorno, a las coyunturas, a la esencia del ser humano. Esto se aprecia en mis esculturas en piedra y metal, orfebrería en plata y artículos de decoración, murales (de hecho, en la casa central de la UPLA hay tres murales míos, monumentales).

<br class="spacer_" />

<strong>PIEDRA Y METAL</strong>

<strong> </strong>

El material favorito de Maricel es la piedra (herencia de Lucy Lafuente) y después el metal (herencia de Roberto Bascuñán), "esos dos materiales me provocan. Las texturas, los volúmenes, los colores, entran en la retina y no se van más, de ahí a crear hay solo un paso", afirma esta artista que obtiene sus insumos de la cordillera, específicamente del Cajón del Maipo, y los metales en las chatarrerías "o en mi propia cocina, pues cuando no aguanto más... arraso con las ollas" (ríe).

<strong>¿Cuáles consideras tus principales aportes al arte?</strong><br /> Primero, los murales monumentales de la casa central de la UPLA, los realicé con el Taller Alquimia, para toda la comunidad universitaria. Segundo, las obras <em>Epicentro</em> y <em>Táctil</em> que están en la Universidad Federico Santa María en Valparaíso, en el Departamento de Humanidades. Me enorgullecen porque fue en mis comienzos. Y tercero, la <em>Galería de Relieves Escultóricos</em>, estimo que es un aporte porque siento que lo que realicé ahí hace felices a otras personas.

<strong>¿Cómo se gestó el proyecto de esa exposición para no videntes?</strong><br /> En el 2009, cuando me adjudiqué un proyecto CREART de la Dirección General de Investigación de la UPLA, donde trabajé el traspaso de los referentes visuales de la obra del grabador Carlos Hermosilla, pero desde la escultura. En ese momento el grado de experimentación fue potente, ya que comprendí muchos procesos técnicos y plásticos, en los que el grabado me invitaba a redescubrirlo, pero esta vez desde mi disciplina.

<strong>Y luego fuiste a la exposición de grabados y viste a ese niño ciego...</strong><br /> Efectivamente, después de eso entré en una obsesión constante. Armé nuevamente un proyecto CREART y me lo adjudiqué. Me puse a experimentar con diversas personas ciegas, para lograr "traducir", desde el relieve, esos mismos grabados que aquel señor describía al niño. Sinceramente, incursionar en esto fue para mí como un bálsamo de tranquilidad.

<strong>¿Por qué te interesó tanto el tema?</strong><br /> Quería crear un espacio de inclusión y democracia desde la obra hacia personas que son capaces de ver con las manos. Como sociedad hemos considerado la inclusión en términos limitados y parcelados del conocer como experiencia afectiva y cognitiva. El ejercicio como sociedad en la integración debe estar en todas las áreas del saber. No basta con instrumentalizar las oportunidades desde el discurso, hay que concretarlas en la realidad para personas reales.

<br class="spacer_" />

<strong>CONCEPTO INCLUSIVO</strong>

En junio <em>Galería de relieves escultóricos para personas con discapacidad visual </em>se presentó en el<em> </em>Salón Cultural de la Municipalidad de Valparaíso y en julio se trasladó al Congreso Nacional, para luego iniciar una itinerancia por el resto del país. Se trató de obras bidimensionales, dispuestas en dos mesones hexagonales de 170 x 80 cm donde se instalaron dieciocho placas de aluminio platinadas, en las cuales la académica de la Facultad de Arte de la UPLA reprodujo grabados originales en tres dimensiones para que pudieran ser "contemplados" a través del tacto.

De esta forma, todas las personas con discapacidad visual pudieron conocer el trabajo de grandes artistas como Santos Chávez, Carlos Hermosilla, Lucy Lafuente, José Basso y Víctor Maturana, entre muchos otros, por medio de un concepto inclusivo único en Chile.<br /> Otra de las ventajas de la galería táctil, es que los mesones fueron diseñados con una altura pensada para recorrer las obras con las manos estando de pie. "Esta idea surgió tras un año de investigación donde testeé los distintos volúmenes de las figuras traducidas, con integrantes de la Unión Nacional de Instituciones de Ciegos de Chile (UNCICH). Di forma a un proyecto capaz de ser leído con los dedos, a través de una ficha descriptiva en braille y en texto tradicional, considerando también al público con visual normal".

<strong>¿Cómo ha sido la respuesta de ellos tras visitarla? ¿Sientes que se está cumpliendo el objetivo?</strong><br /> La respuesta es total, ellos pueden establecer un diálogo de igual a igual con una persona con todos sus sentidos, sobre la obra de un artista determinado. Es más, me atrevería a decir que estamos en presencia de una "apreciación de las artes por medio de la interculturalidad en el tacto". O sea, el tacto y la obra generan lecturas estéticas sobre los referentes plásticos de otros artistas, que establecen puentes dialógicos entre personas.

<strong> </strong>

<strong>¿Qué criterios empleaste para escoger obras de Santos Chávez, Carlos Hermosilla, Lucy Lafuente, José Basso o Víctor Maturana?</strong><br /> El criterio fue la distinción de estilos, la forma de trabajo de la línea, los planos y la composición espacial, además, los tipos de texturas que favorecían el fin táctil. Entre todos los nombrados hay una variedad en el tratamiento de la forma, que se refleja en su impronta o gesto plástico. Otro criterio fue la presencia de distintos temas; como es una galería se trataba de diversificar la apreciación de las obras.

<strong> </strong>

<strong>¿Hay más proyectos de trabajos para los ciegos o gente con otra discapacidad?</strong><br /> En realidad, después de las muestras que se han realizado, se abrió un campo fecundo de posibilidades y desde diversos lugares de Chile me están pidiendo que lleve esta galería. Con Extensión de la UPLA, encabezada por su director Boris González y un equipo de trabajo de puro corazón (Karen Medina, Marcela Betancourt, Isis Ríos, Claudia  Aguilera), se estudian otras posibilidades de colaboración con entidades extranjeras.

<strong>La muestra ya estuvo en dos salas, ¿es posible que se convierta en un museo o galería establecida para ciegos?</strong><br /> Sí, de hecho la he donado al Fondo de las Artes de la UPLA para que ellos en su proyecto de Museo del Grabado y de itinerancias dentro y fuera de Chile, puedan contar con esta galería de manera permanente, como forma de ampliar las audiencias y públicos. Además, es una manera contextualizada y revolucionaria de establecer inclusión desde las artes, que muchas veces se vuelven muy elitistas.

<br class="spacer_" />

<em><strong>"Quería crear un espacio de inclusión y democracia desde la obra hacia personas que son capaces de ver con las manos".</strong></em>

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+5+9   =