Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Agosto 2011

Pedaleando hacia la gloria

Francisca Navarro, ciclista
Pedaleando hacia la gloria

Con sólo diecinueve años, esta pedalera de Quilpué participará en sus primeros Juegos Panamericanos en octubre próximo. Un premio a una carrera de esfuerzo y sacrificio, que la tienen como una de las mejores exponentes del ciclismo femenino a nivel regional y también nacional.

Por Matías Seccatore M. / Fotos Vernon Villanueva

Quilpué es tierra de ciclistas. En la última década hemos escuchado o leído los nombres de Enzo Cesario (campeón de los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007) y los hermanos Cristián y Pablo Concha (campeones panamericanos 2008). Recientemente, una figura femenina está destacando: Francisca Orianna Navarro Cortés.

Su despegue en el ciclismo no empezó hace mucho. Hace una década, cuando tenía tan sólo nueve años, participó en su primera competencia en Quillota, acompañando a su tío Carlos Navarro, donde obtuvo un segundo lugar. A la semana siguiente, y con el entusiasmo de su buen resultado, ganó en Las Vizcachas. Y de ahí, los logros han sido uno tras otro.

En 2009, la chica proveniente de Quilpué logró el título nacional en la categoría junior y en 2010 sobresalió en varias competencias a nivel adulto. Y por si eso fuera poco, hace pocos meses ganó el certamen de Vicuña, junto con clasificar a los Juegos Panamericanos (JJPP) de Guadalajara 2011, que se disputarán en octubre próximo.

Hoy, esta estudiante de primer año de Educación Física en la Universidad Andrés Bello (UNAB) se prepara para lo que será su primer desafío a nivel internacional... hasta el momento.

 

¿Por qué te gusta tanto el ciclismo?
Es que en la primera competencia que participé a los nueve años, gané mi primer trofeo y eso me encantó.

 

¿Cuándo te empezaste a proyectar como deportista a nivel nacional?
En 2006, en Curicó, participé en mi primer nacional, donde me fue bastante bien, di harta pelea. Terminé en quinto lugar, pero muy cerca de la que ganó. Y ya en 2009, empecé a terminar dentro de los tres primeros lugares, tanto en las competencias de velódromo como en ruta.

 

¿Cuál te gusta más de los dos?
La competencia en ruta, aunque me va mejor en el velódromo, lo que es bastante curioso. La verdad es que no sé por qué se da de esa manera.

 

¿Cómo describirías una carrera de ciclismo?
Las carreras en velódromo se dividen en velocidad y medio fondo, y yo tomo parte de estas últimas, que son las persecuciones y las carreras por equipo. Antes de alguna prueba, los nervios me consumen, pero una vez que parte la competencia, se me quita todo.

 

¿Cómo se dio tu clasificación a los JJPP de Guadalajara?
A principio de año se hizo un selectivo y clasifiqué para ir a los Panamericanos de Colombia. En mayo fuimos a Medellín, y terminamos en el cuarto lugar de los tres mil metros persecución por equipos, junto a Daniela Guajardo y Claudia Aravena, que son de Curicó y Santiago, respectivamente. Como se clasificaba hasta el quinto lugar, con el simple hecho de disputar la medalla de bronce ya estábamos dentro de Guadalajara.

 

¿Cómo lo hacen para entrenar, viviendo tan lejos unas de las otras?
Nos fuimos unos diez días antes a Medellín para aclimatarnos y entrenar. Ahora, para los JJPP nos vamos a ir dos meses antes a Bélgica y después a México otros treinta días. Esto porque en Europa hay competencias de mujeres más seguido, lo que nos permitirá agarrar más nivel.

 

¿Por qué participas por equipo y no de manera individual?
Son los entrenadores los que deciden eso. Por ejemplo, cuando fuimos a Colombia, ellos observaron nuestro comportamiento en la pista, nuestra aclimatación, etc., y así eligieron los equipos, tanto para el velódromo como para la ruta.

 

¿Cuál es la meta de ustedes?
Ir a buscar una medalla, cualquiera de las tres en disputa. Es difícil decir que vamos a ir definitivamente por el oro panamericano, pero creo que tenemos las condiciones de traer al menos una.

 

¿Y por qué no participas en la ruta?
Hay tres cupos para participar de esa prueba, y somos cinco las chicas que vamos a Guadalajara. Esos también los conseguimos en Medellín, y va a ser un tema que verán los entrenadores, que conformarán nuevamente los equipos para el velódromo o la ruta, dependiendo de los entrenamientos que tengamos una vez que estemos allá.

 

Me imagino que se han hecho bien amigas entre ustedes en el equipo chileno...
Cuando yo era más chica, no hablaba con mucha gente, ya que hacía las cosas por mi cuenta, más bien sola. Pero después del viaje, con las chicas establecimos un lazo importante y hablamos bien seguido.

 

PREPARACIÓN Y APOYO

 

¿De qué manera te apoya tu familia en este deporte?
Es mi tío, junto con mi papá (José Navarro), los que se meten principalmente la mano al bolsillo para comprar las tenidas, los cascos y las bicicletas, de manera que yo pueda competir. Incluso, al principio nos conseguíamos una bicicleta con un amigo de mi tío.

 

¿Y cómo consigues recursos para poder entrenarte?
Por suerte, ahora tenemos como auspiciador a Autostock, que me da un apoyo monetario para la vestimenta principalmente. Y la Federación Ciclista de Chile (Fecichile), nos va a dar una beca a los que vayamos a los JJPP, principalmente para el tema de los entrenamientos y la nutrición necesaria para la competencia.

 

¿La UNAB te ayuda a prepararte para tu viaje a Guadalajara?
Sí, con la asistencia principalmente, para no perder los ramos por mi ausencia. Y de ahí tengo que ver el tema de los exámenes y ponerme al día con las asignaturas.

 

¿Por qué te decidiste por educación física?
Es que sentí que era la única carrera profesional, con la cual yo podría complementar el ciclismo.

 

¿Cuál es la competencia que más has disfrutado?
Las competencias nacionales de los últimos dos años. En 2009, gané mi primera prueba a nivel nacional en categoría junior, en el velódromo del Estadio Nacional. Y en 2010, nuevamente en Santiago, gané el Keiring, que es de velocidad y no había participado nunca de esa prueba. En el Keiring vas detrás de una moto, que se sale cuando te restan dos vueltas. Ahí tienes que darle con todo, y por suerte salí primera y nadie me pudo pillar.

 

¿Cómo te entrenas para las competencias?
Para lo que es ruta, con mi tío vamos a Lo Orozco o Lo Vásquez. Eso porque hay que pedalear varias horas y agarrar buen ritmo y resistencia, ya que esa prueba en particular, se da en un solo día. Lo que es pista, lo hacemos en el velódromo de Playa Ancha con Felipe Zelada, dos veces a la semana. Ese es un trabajo más específico, ya que hay que ver tácticas.

 

CUNA DE CICLISTAS

 

¿Participas en algún club?
Estoy en el Club Ciclista de Quilpué desde hace diez años. La sede del club queda en el centro de Quilpué, pero los entrenamientos y las carreras se hacen en la Villa Olímpica de la ciudad. Además, ellos se preocupan de hacer escuelas y talleres para nuevos ciclistas, masificando el deporte en la zona.

 

¿Qué te parece que Quilpué sea una zona de grandes ciclistas como Enzo Cesario o los hermanos Concha?
La mayoría de los ciclistas de la región son de Quilpué y por eso nosotros sentimos que la ciudad es una suerte de semillero para nuevos pedaleros. Además, el club se esfuerza por sacar nuevos deportistas, donde Felipe Zelada se preocupa bastante por muchos de ellos.

 

Siendo más aficionada a las pruebas de ruta, ¿te gustaría participar en algún evento parecido al Tour de France?
Me encantaría, pero acá en Chile, como son pocas las mujeres que practican esta disciplina, se hace una Vuelta a Chile especial para nosotras. Sin embargo, dura alrededor de tres días, sin ninguna difusión, y se desarrolla principalmente en Santiago. En octubre se hace una nueva versión, pero no voy a poder participar por estar en Guadalajara. En todo caso, me quedo con la alegría de haber ganado la vuelta femenina a nivel junior en 2009. Y ahora en julio fue el Giro de Italia para mujeres, pero tampoco lo mostraron.

¿Hasta cuándo tienes planeado competir?
Hasta que me duren las piernas, en realidad. Y es que la adrenalina que siento al ir en primer lugar, me motiva a seguir participando, a seguir buscando trofeos que realcen el trabajo esforzado que se hace.

 

¿Te proyectas profesionalmente en el ciclismo?
Sí, pero hoy en difícil hacerlo al ciento por ciento, ya que tendría que abandonar la universidad y en una de esas, esto se me puede acabar de un día para otro. Solo, una vez que me titule y se den todas las posibilidades, estaría dispuesta a sacrificar alguna otra oportunidad laboral para dedicarme profesionalmente al ciclismo.

 

 

"La mayoría de los ciclistas de la región son de Quilpué y por eso nosotros sentimos que la ciudad es una suerte de semillero para nuevos pedaleros".

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+5+5   =