Tell Magazine

Columnas

EDICIÓN | Mayo 2011

Recuerdos en Quito, Ecuador

Por Casimiro Perocarpi
Recuerdos en Quito, Ecuador

Gracias a una rápida y sorpresiva invitación de nuestros hijos, llegamos los cinco a Quito, Capital de la Mitad del Mundo. Un regalo con motivo de nuestro aniversario de casados número cincuenta. Quisieron recordar, después de treinta y ocho años, el tiempo vivido aquí, visitar el colegio donde se educaron desde el kínder y la casa donde vivimos. Por favor, discúlpame el lunes con los carretas, del café al mediodía y espero regresar el jueves próximo.

Ayer fuimos al colegio y nos recibieron muy bien. Estaba en el mismo lugar, el mismo patio central, las salas de clases y el uniforme azul violento. Se sacaron fotos con la directora, profesores y con niños. Nos trataron con la cordialidad de siempre y se sintieron felices que ex alumnos recordaran con agrado su colegio. Luego, me tocó a mí.

El Club Municipal de Tenis, donde yo jugaba, hoy está transformado en un complejo deportivo con piscinas y multicanchas. Lo más notable es que tiene entrada liberada.

Donde no tuvimos mucha suerte, fue en ubicar nuestra casa y el negocio, hoy reemplazados por modernos edificios.

Mi duda de siempre estuvo en saber si fue una buena o mala decisión vender todo, dejar la patria, la familia, venirnos a Quito y partir de cero. Volver luego de casi cinco años a Chile y comenzar de cero nuevamente.

El motivo surgió cuando mi amigo italiano del almacén de la esquina, me dijo que no me podía vender más leche condensada, que tenía que conseguir una tarjeta de racionamiento... Al ver, ahora, las caras felices de mis "cabros" al recordar su infancia, supe que fue lo correcto.

Volví a comer el rico ceviche de concha... A propósito, no  te olvides de anotarme para el almuerzo mensual en tu paraíso de Quebrada Escobar.

Saludos cordiales a todos.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+6+4   =