Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Mayo 2011

Joven y talentoso

Matías Bize, director de cine
Joven y talentoso

Es una de las grandes revelaciones de su generación, con treinta y dos años ha logrado importantes reconocimientos internacionales tales como la Espiga de Oro por su película En la cama y este año fue el tercer chileno en obtener un Premio Goya por La vida de los peces.

por María Inés Manzo C./ fotografías Vernon Villanueva B.

El director, guionista y productor Matías Bize comenzó su carrera, literalmente, como un cohete. Mientras estudiaba en la Escuela de Cine de Chile -y tan sólo con veintidós años- rodó Sábado (2002), un filme de estilo casero que se estrenó mundialmente en el Festival de Cine de Mannheim-Heidelberg Alemania. Con ello, logró salir fuera de nuestro país y encaminarse a lo que sería a una seguidilla de éxitos. Luego vendrían trabajos como En la cama (2005) y Lo bueno de llorar (2006), sumado a algunos cortos que protagonizó su amiga, la actriz Blanca Lewin.

Hoy, exhibiendo su cuarta entrega, Matías ya siente que esta es su mejor propuesta. En ese sentido, opina que es importante darle espacio a los jóvenes talentos para que realicen varios proyectos y puedan hacer buenos trabajos. "Creo que aprendo en cada película, cometo errores y me gusta que así sea", nos cuenta antes de la presentación de La vida de los peces, en el Ciclo de Cineforos con Directores de la Cineteca UVM. En una sala llena de estudiantes ansiosos por disfrutar su reestreno.

¿Cómo nace tu interés por el cine?
Surgió cuando estaba saliendo del colegio, porque quería estudiar algo que disfrutara. Al momento de decidir me acerqué a un amigo que estudiaba cine en Cuba; él me contó que se trabajaba mucho en grupo y me tincó. Yo no tenía una cámara, no era un cinéfilo, prefería mucho más jugar fútbol en una plaza que ver una película, pero encontré que era una carrera entretenida.

¿Cómo se involucra tu familia en lo que haces?
A mis papás les encanta, los dos están súper metidos, leen mi guiones, comentan mis películas y con mi hermano Diego trabajamos juntos. Él es mi músico, además tiene un papel en La vida de los peces, porque también es actor. Es muy grato que todos participen y es mucho más fácil para mí trabajar con alguien tan cercano.

¿Qué es lo que sientes al rodar una película?
Lo paso muy bien, porque tengo la suerte de trabajar con mis cercanos. La mayoría son compañeros de la Escuela de Cine o amigos que me he ido haciendo en el camino. Puede ser un proceso cansador, a veces muy exigente, pero que vale la pena. Además, me permite vivir de ello, incluso tengo la suerte  de hacer el cine que me gusta y por eso me siento muy afortunado.

¿Qué destacarías del cine chileno y qué cambios ha habido?
Me gusta porque es muy variado, tenemos comedia, drama, terror, etc., lo que es bueno para el cine nacional. Hace diez años se hacían menos películas, pero aún falta que se consolide, porque existe la misma cantidad de fondos de apoyo. Somos más cineastas y hay que evitar que se pierdan talentos por escaso presupuesto.

 

LOS PASOS DE UN GANADOR

Si bien Matías vive en Chile, porque es el lugar donde ama trabajar, pasa gran parte de su tiempo fuera del país, en variados festivales donde promociona sus obras. Este año está enfocado en La vida de los peces, para la cual se esperan importantes estrenos comerciales.

Sábado lo planteaste como un trabajo casero, ¿cómo ves esa experiencia ahora que  tienes más recorrido?
Con mucho cariño, porque me convirtió en director. Pude viajar a festivales, ganar premios y hacer En la cama, en mucho mejor pie. Quizás Sábado tocaba un tema mucho más de comedia, distinto a lo que he venido haciendo, pero me encantaría volver a ello.

Hablando de En la cama, un colombiano te plagió tu obra...
Ese fue el único episodio feo que pasó con la película, porque se vendió comercialmente en casi todo el mundo, ganó más de treinta y siete premios y se hizo una adaptación al teatro en España. Además, se compraron los derechos para Francia e Inglaterra. Pasaron infinitas cosas lindas, por eso decidí no darle importancia, dar vuelta la página y no dedicarle ni un segundo.

Por otro lado, un director que admiras hizo un remake autorizado...
Sí, fue buenísimo, un honor. Julio Medem es un director muy respetado y que tiene películas que me encantan. Tuve la posibilidad de ver Habitación en Roma y me gustó, porque siento que es muy distinta a mi versión. Las protagonistas son dos mujeres, lo cual le da un giro y una visión personal.

¿Cómo nace La vida de los peces?
La idea que tuvimos con Julio Rojas -codirector- era hablar del reencuentro, qué es lo que le sucede a una pareja cuando vive esto. En la cama fue de quienes se conocen en una noche de sexo casual; Lo bueno de llorar, de los que se separan y en la más reciente, no hubo una intención de hacer una trilogía. Pero, resultó por coincidencia, que todas ellas abordan las relaciones de manera diferente. En ese sentido, la idea era profundizar mucho en qué le sucede internamente a los personajes.

Fuiste el tercer chileno en recibir un premio Goya ¿cómo marca  tu carrera?
Me están pasando cosas increíbles desde esa premiación. La película se reestrenó, compraron los derechos en España, en otros países de Europa y hay mucho interés en estrenos comerciales. La carrera de La vida de los peces, si ya venía muy bien, porque partió en el Festival de Cine de Venecia, tomó un nuevo aire. Y en términos de mi carrera es fundamental, es el premio más importante que se puede tener en habla hispana. Entonces, claramente hay un antes y un después de eso, lo tomo con mucho agradecimiento.

Trabajas con Blanca Lewin hace más de diez años, cuéntame de esa relación...
Hemos ido creciendo juntos, tanto ella como actriz de cine y yo como director. He aprendido, me ha enseñado mucho y de cierta manera ha sido mutuo. Es un placer trabajar juntos. Blanca es increíblemente talentosa y profesional, se involucra mucho en un proyecto. Eso es lo que espero de la gente, que se apasionen y aporten.

¿La consideras tu musa?
Sí, de hecho el personaje de La vida de los peces fue escrito pensando en ella, siempre estuvo en mi cabeza que haría ese papel, aunque la llamé mucho después. Creo que hemos cultivado una relación director/actriz buenísima.

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+7+3   =