Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Mayo 2011

“La experiencia es todo”

Fernanda Urrejola, actriz
“La experiencia es todo”

La conocimos como escolar en la serie 16 de TVN. Hoy, con ocho años en televisión, ha conquistado a la audiencia con roles mucho más osados, sexys y controversiales. Trabajando en cine, teatro, como rostro de importantes marcas o jurado del Festival de Viña ha irradiado una simpatía natural que la caracteriza. Este año se prepara para la telenovela Quintrala y la realización de uno de sus sueños más grandes: su película Silencios.

por María Inés Manzo C./ fotografías Vernon Villanueva B.

La actriz Fernanda Urrejola Arroyo (29), es una de esas personas que no pasan inadvertidas, ya sea por su espontánea personalidad, coquetería, simpatía y sin duda roles que han dado mucho que hablar. Con el paso de los años ha crecido en la pantalla y eso se nota, no por nada protagonizó Mujeres de lujo, primera telenovela nocturna de CHV, que se atrevió a hablar de la prostitución de una manera más profunda. O su potente caracterización de Leonora Latorre, en la serie bicentenario Adiós al Séptimo de Línea, en medio de la Guerra del Pacífico.

Además, se ha ganado el cariño del público como uno de los rostros publicitarios más creíbles del último tiempo. Pero eso no es todo, en sus ansias de seguir creciendo está trabajando en su propia película, producción que ya tiene escrita y en la cual será co-directora a fines de año. Así Silencios, es un paso más en una de sus pasiones: el cine, lugar donde siente que puede desarrollar todas sus capacidades y catapultar su carrera al extranjero.

¿Cómo definirías tu camino por la actuación?
La actuación es para mí, y lo será siempre, experiencia. Cuando recién partí aceptaba todos los papeles, porque lo que más quería era practicar y sentirme segura. En el fondo, una especie de entrenamiento actoral. Después, cuando tomé confianza, comencé a escoger realmente lo que quería y dejar de lado los trabajos que me causaban hasta la más mínima duda. He sido muy afortunada, no todo el mundo puede hacer lo que más le gusta.

¿Era algo que querías de niña?
Toda la vida, creo que nací actriz. Es muy curioso, mis juegos infantiles eran muy solitarios y caracterizaba siempre a otras personas. Terminaba llorando o feliz, porque era sentida y muy dramática. Pero veía la actuación como me la ensañaron mis papás: un pasatiempo, por eso pensaba estudiar otra carrera. Al final, cuando llegó el momento de decidir, no me resistí.

Compartes con tu hermana Isidora (23) esta pasión, incluso actuaron juntas en Drama donde te tocó ser su suegra. ¿Qué sentiste al verse juntas en la pantalla?
Fue impresionante, porque no sentía que éramos tan iguales físicamente hasta que nos vimos en el cine, somos dos gotas de agua. Cuando éramos chicas no nos parecíamos tanto. Además, fue entretenido y bien pensado por parte del director, usar este casting que el chico se enamorara de una joven igual a la mamá, era muy interesante.

De alguna manera ella ha seguido tus pasos...
Sí, pero la Isidora ha crecido. Antes era más insegura; por ejemplo, si yo hacía nado sincronizado ella sentía la exigencia de tener que igualarme. Hoy ha madurado, ya no siente ese peso sobre sus hombros, se liberó totalmente. Lo que se refleja en que haya querido estudiar teatro y seguir su propio camino, estoy muy orgullosa, creo profundamente en su carrera.

UN CAMINO DE APRENDIZAJE

16, Destinos cruzados, Floribella, Hijos del Monte, La vida es una lotería (televisión); Mi mejor enemigo y Drama (cine) o El inspector y Patio (teatro), son sólo algunos de los trabajos de Fernanda. Producciones que, como ella misma ha señalado, son parte de su constante aprendizaje actoral y de una experiencia necesaria.

Mujeres de Lujo fue una telenovela muy controversial por tocar temas tabú ¿qué es lo que más destacarías?
Hablar de la prostitución desde el lugar que elegimos nosotros fue muy interesante, porque es un tema bastante oscuro. Para mi personaje era muy rudo olvidar el daño que le habían causado para empezar a vivir una vida superficial. Me dediqué mucho a lo psicológico y cómo te relacionas a partir de los traumas.

¿Cómo fue participar en la serie bicentenario Adiós al Séptimo de Línea?
Una experiencia maravillosa, inolvidable, un personaje que marcó mi vida. Eso sí muy exigente, tuve que trabajar distintas cosas que me encantaron como los acentos y lo histórico. Tenía muchas ganas de actuar en algo de época y qué mejor personaje que nuestra Mata Hari chilena. Una mujer potente y valiente.

Eres rostro de importantes marcas como La Polar y Head & Shoulders ¿qué sentiste al ser elegida uno de los rostros más creíbles de la publicidad?
La verdad es que me causó mucha felicidad, porque soy mala para la estrategia, al contrario, me siento mucho más espontánea y creo que eso se refleja en la pantalla.

¿Pensaste alguna vez participar en un comercial?
Nunca me lo imaginé. Al principio lo rechacé, porque necesitaba sentirme más segura como actriz antes de pasar a ser rostro publicitario. Hoy soy los personajes de las teleseries para la gente o simplemente Fernanda, en vez de la niña de La Polar.

UNA MUJER DECIDIDA

En una nueva etapa de su vida, fuera de las polémicas que la rodearon hace algunos años por sus parejas televisivas, Fernanda Urrejola demuestra mucha más seguridad y decisión a la hora de comenzar un proyecto. En lo personal también está más fuerte, junto al italiano Stephano Benaglia -quien la acompañó durante toda la jornada festivalera- se ve feliz y enamorada. Emoción que traspasa, quizás sin quererlo, a la pantalla.

En tu participación como jurado en el pasado Festival de Viña ¿te complicó decidir un ganador?
Me lo tomé bien tranquila, pero nunca es fácil ser jurado de nada ni se va a poder dejar contento a todo el mundo. Creo que fui consecuente con lo que me parece que es una buena canción, una buena interpretación y mi percepción de las cosas no fueron tan lejanas al resto del grupo.

¿Sentiste la fuerza del monstruo?
Sí, es impactante y hermoso contagiarse con el espíritu que se forma de la euforia. Me conmovió estar adelante, girarme y ver toda esa cantidad de gente gozando con su artista favorito.

Sobre la película Metro Cuadrado ¿cuáles son tus expectativas?
Es el primer largometraje de una amiga que se llama Nayra Ilic, es su primer trabajo, muy íntimo y sencillo. Ella es una gran artista y directora, maneja muy bien al equipo. Y creo, sin duda, que va a dar que hablar a nivel cinematográfico.

Ahora estas grabando Quintrala para el segundo semestre, cuéntanos de tu personaje Millaray...
Es una india mestiza muy linda, porque vive en un mundo súper sórdido y a pesar de vivir en la oscuridad mantiene su inocencia intacta. Trata de mantenerse niña por el mayor tiempo posible y eso la hace ser muy bella.

¿Qué nos puedes adelantar de tu proyecto personal Silencios?
Está en pañales aún, pero ya es maravilloso. A pesar de ser una película, lo estamos tomando desde un lugar teatral. A partir de eso vamos a armar el guión y a juntar el dinero para rodarlo, ojalá a fin de año o a principios del 2012. Puede que no sea la mejor película de la vida, pero es el proceso y la experiencia lo importante, por eso lo hago. En general, es un salto a nivel de conciencia de una persona, cómo desde una crisis se puede ver la luz y crecer.

¿La llevarías al extranjero?
Por supuesto, quiero que sea mi pasaporte para salir (ríe). Mi deseo más profundo es viajar a festivales y presentar la película afuera.

"He sido muy afortunada, no todo el mundo puede hacer lo que más le gusta".

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+7+4   =