Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Noviembre 2011

La difícil infancia de iquique. Lejos, en el tiempo

Por Floreal Recabarren Rojas
La difícil infancia de iquique. Lejos, en el tiempo

El escritor Mario Bahamonde tituló uno de sus libros con la expresión De cuán lejos viene el tiempo, frase que se puede aplicar a la existencia del puerto de Iquique, cuyo desarrollo humano se inició hace cerca de cinco mil años antes de Cristo. Aunque no balbucearon su nombre, seres humanos se asentaron a vivir en su territorio que se extendía desde El Colorado por el norte, hasta Los Molles, por el sur. Su desarrollo cultural encajaba en el grupo de alfareros tardíos.<br /> <br /> Miles de años más tarde, seres barbudos, de tez blanca, algunos encaramados en animales de cuatro patas y otros sirviéndose de sus propias extremidades, irrumpieron por el norte del territorio, rasgando el silencio de siglos. Eran las huestes de España. Pasaron, pero no se quedaron. Avanzaron hacia tierras ubicadas más al sur, dejando a su paso las huellas de sus pies, como marcas digitales.<br /> <br /> <strong>ÚNICAMENTE EL OLOR A PLATA </strong><br /> <br /> Veinte años después, en 1556, se descubrió el rico mineral de Huntajaya, plata, pura plata. Sin embargo, la riqueza argentífera no aumentó significativamente en la población de Iquique, como ocurrió con la plata de Caracoles, en Antofagasta. En Iquique solo quedó el olor del mineral, no obstante estar ubicado a diez kilómetros del puerto. El poblado fue el punto de desembarque de los trabajadores honrados y maleantes ladronzuelos, que subían el cerro perseguidos por la urgencia. Huantajaya consumía el pescado capturado en las aguas iquiqueñas y las provisiones para comer y beber que, desde el sur, transportaban los barcos en sus cubiertas.<br /> <br /> ¿Y la plata producida en el mineral? Esa seguía otro camino. Arrastrada por carretas se llevaba a Carangas, lugar donde la fundición la transformaba en monedas. Desde allí y siempre por carretas, era llevada a Arica, donde estaba La Caja Real. El aparato administrativo español se encargaba de remitirla a España para aumentar las riquezas del realengo.<br /> Mientras tanto, Iquique lloraba su pobreza. El puerto seguía estancado. Cuando en 1790 se detuvo la misión científica Alejandro de Malaspina, lo definió como un fondeadero "para alijar los efectos". <br /> <br /> <strong>DESAPARECIDO DEL MAPA </strong><br /> <br /> El proceso de independencia de los pueblos americano  fue en desdicha para la población de Iquique. Quizás los más duros. Consolidada la independencia de Chile en la  batalla de Maipú, en 1818, aumentó el nerviosismo de la autoridad real que se sostenía en Perú. En estas circunstancias, para defender sus dominios, el virrey aplicó un plan de defensa para los puertos situados entre Callao y Cobija, reforzando las guarniciones españolas<br /> En estas circunstancias, Iquique fue atacado por un grupo de bandidos que se hicieron pasar por patriotas que luchaban por la independencia, subterfugio que se conoció tiempo más tarde.<br /> <br /> La llegada del ejército libertador, dirigido por San  Martín, fijó un nuevo escenario. Esta vez y para derrotar a los realistas que aún se defendían en los puertos del sur de Perú, ordenó bloquearlos desde Nazca hasta Cobija. Será la primera experiencia sufrida por Iquique, antes de la Guerra del Pacífico. El bergantín Belgrado y tres pequeñas naves, hacían respetar la orden de San Martín.<br /> <br /> El bloqueo se mantuvo un año y diez meses, tiempo en que la población debió soportar todo tipo de vejámenes. En 1822, tropas patriotas se apoderaron por asalto del puerto. En esa fecha quedaba solo un retazo de habitantes. La mayoría había emigrado en busca de mejores horizontes, quedando el puerto reducido a un desierto humano. Su nombre abandonó la historia y los viajeros que pasaron por esas costas, ni siquiera lo nombraban.<br /> La historia no se detiene ahí: vendrán tiempos mejores.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+3+4   =