Tell Magazine

Agenda » Tecnología

EDICIÓN | Noviembre 2016
¿La robótica más cerca de reemplazarnos?
Cada cierto tiempo los robots –o lo científicos detrás de ellos– amenazan con tomarse el mundo. Pero no hay de qué preocuparse. Probablemente eso nunca pase.
 
“Los robots vienen por nosotros”. Esta frase se ha repetido en la prensa con cierta periodicidad, a medida que se van conociendo nuevos avances en el mundo de la robótica.
 
“¿Serán capaces los robots de reemplazarnos en nuestros trabajos?”. El miedo a sentirse desplazados no es menor. Es una constante que se viene repitiendo, desde la llegada de la industria automatizada hasta el arribo de los robots “más inteligentes”. Sin embargo, para lograr ocupar el lugar de los humanos, se necesita mucho más que reconocer la voz o conocer sus gustos. Especialmente en la toma de decisiones.
 
No importa cuánto se esmeren los científicos en replicar formas, utilidades e intelecto a estas máquinas. Más allá de lo que nos dice la ciencia ficción, los robots nunca podrán tener la capacidad de reacción de un humano. Eventualmente, existe la posibilidad de que tengan respuesta ante ciertas situaciones, pero la resolución siempre será humana, previa o posterior al suceso.
 
La utilidad de la robótica pasa mayormente por la automatización de tareas mecánicas. La industria automotriz, por ejemplo, reemplazó a todos sus trabajadores de ensamblaje por robots. A pesar de hacerlo, no afectó las tasas de desempleo del rubro. Los trabajadores que se encargaban de estas tareas pasaron a otras áreas del ensamblaje, donde corren menos riesgos de accidentes.
 
Si bien la inteligencia artificial cada vez es más avanzada, tanto que es capaz de aprender gustos según se va conviviendo con el dispositivo, el hecho de alcanzar el nivel de autonomía de un humano está lejos de ser una posibilidad.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+6+1   =