Tell Magazine

Columnas » Cine Paralelo

EDICIÓN | Noviembre 2016

El Quinto Poder/The Fifth Estate

Por Maximiliano Mills / www.maxmills.com
El Quinto Poder/The Fifth Estate

Cuando este CineParalelo salga publicado, debería coincidir con el día 8 de noviembre de 2016, cuando Estados Unidos enfrente la elección más circense y ácida desde su gestación como nación soberana de Inglaterra en 1776.

Una de las cosas que más recuerdo haber aprendido en el colegio fueron los tres poderes del estado: Legislativo, Ejecutivo y Judicial”. Más tarde me enteré de la existencia de un “cuarto poder”, el de la prensa. Desde el año 2010 entramos en otra era cuando se materializó, demostrando pblicamente su fuera e influencia el quinto poder”. ¿De qué se trata? De TODO lo que ahora puede circular públicamente en línea a través de Internet: información personal muy privada, prontuario, escándalos sexuales que antes estaban ocultos en torreones de olvidados y amarillentos archivos judiciales, claves o contraseñas y toda la turbiedad posible de encontrar en la llamada “Internet Profunda”.
 
El Quinto Poder es una película norteamericana del año 2013, dirigida por Bill Condon y protagonizada por tres actores gigantes como Laura Linney, Benedict Cumberbatch y Stanley Tucci. Después de una introducción visual maravillosa, inteligente y aplastadora —que nos lanza una bofetada-espejo como sociedad histórica—, el guión salta directo al momento simultáneo en tres países con los editores de Der Spiegel (Alemania), la BBC (Inglaterra) y The New York Times (Estados Unidos) tratando de actuar como periodistas éticos al lanzar una bomba de dantescos megatones confidenciales, al mismo tiempo, en los tres países y para todo el mundo, en línea. 
 
De ahí la historia retrocede en tres años, al 2007, cuando el periodista alemán Daniel Domscheit-Berg conoce al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange. El germano se fascina con el idealismo de Assange promovido a través de iieas, sitio eb cuya nica finalidad es la obsesiva misión de divulgar datos y documentos con información ultra confidencial que están fuera del alcance del ciudadano común—, pero siempre manteniendo el anonimato de sus fuentes. Una revolución ha comenzado. Todo puede ser publicado y conocido: el bombardeo accidental de un campamento de niños en Sarajevo en 1994; el fraude de un banco suizo a sus clientes por dos billones de Euros o cuáles son los espías encubiertos de la CIA en Irak. El mundo ahora sí está al revés. Nada puede ser ocultado. Todo puede ser conocido. Reputaciones intachables caen como patos un domingo de cacería.
 
Si alguien pensó alguna vez que una película, libro o música podía “cambiar el mundo” El Quinto Poder es la que estabas esperando. ¿Por qué no ocurrió? La información contenida en iieas es tan amplia y abrumadora que era suficiente para degollar la democracia mundial al día siguiente! Esto no sucedió, porque al ciudadano medio no le interesa otra cosa que tener asegurado su partido de fútbol con cerveza y hamburguesa el fin de semana hoy las utopas se ven solo propias de los años sesenta). ¿Y dónde está hoy Assange? Después de haber sido perseguido por Interpol, terminó encontrando asilo político en la embajada de Ecuador en Londres. Para alguien que creció rodeado por los salvajes bosques de Australia dentro de una secta que obligaba a sus niños a pasar periodos de hambre, dolor y frío como pruebas de carácter, y quien después huyó de ellos escondiéndose con su madre por todo el país durante siete años, estar ahí con prensa de punto fio  debe ser a lo menos indecoroso.
 
¿Y por quien votamos hoy? ¿Hillary o Trump? ¿Cambiará algo? Ya sabemos que Hillary estuvo en la gestación de los extremistas de Isis; Trump en fraudes inmobiliarios ¿Será sensato entregarles poder nuclear? ¿Ha muerto la democracia? Solo está clara la gran paradoja del siglo XXI: hay que volver al papel. o más millones de documentos confidenciales del gobierno contenidos en un solo disco compacto que se puede olvidar sobre un escritorio. ¿Y por qué esta película sobre política no tuvo el mismo éxito que Todos los hombres del presidente? Quizás debido a que para apreciarla hay que manejar la misma información que se debería poseer para que te permitieran elegir un presidente.
 

Otras Columnas

Suerte es lo que tuve por nacer donde nací
Visión Emprendedora
Y los nominados son
Presta Oído
Los años felices
Presta Oído
Erbil y, a propósito, acerca de si hay que cambiar lo que por sí mismo va cambiando
Asia Dónde Vamos
La historia del uniforme de cocina
Rodrigo Barañao
Recuerdos y nostalgias de un ícono en la Ciudad Jardín, Teatro Rex de Viña del Mar
Archivo Histórico
MIGRANTES
Pilar Sordo
OPORTUNIDAD
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+3+1   =