Tell Magazine

Columnas » Astronomía

EDICIÓN | Noviembre 2016

Vacaciones: Febrero 2017

Por Arturo Gómez M., ex astrofotógrafo del Observatorio Interamericano Cerro Tololo
Vacaciones: Febrero 2017

Es normal que nosotros, los chilenos, organicemos con meses de anticipación algunos viajes dentro o fuera de Chile, ya sea por vacaciones, eventos deportivos o alguna celebración de un aniversario familiar. Siempre hay algún motivo para salir.

Debido a que esta publicación tan querida, como es Tell, llega a todas las regiones, me di la licencia para informar a los futuros viajeros de los eclipses en las próximas vacaciones de verano.

En los años 2017, 2019 y 2020, tendremos tres eclipses solares muy interesantes, cuyos lugares geográficos son bien lejanos entre sí; pero todos dentro de nuestro territorio nacional. Las ciudades de Coihaique, La Serena y Pucón, respectivamente, serán los lugares por donde el máximo de los eclipses pasará, en dichos años. Tres ciudades turísticamente emblemáticas.
 
En este caso, nos vamos a referir a Coihaique, en donde, el 26 febrero del 2017, en la mañana, veremos cómo la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra. A medida que pasen los minutos, el disco del Sol irá perdiendo su forma circular, ya que la Luna tapará casi en su totalidad a nuestra estrella.
 
Pero este eclipse no será como todos, ya que en su máximo, podremos ver, en el Sol, un anillo brillante, llamado “anillo de fuego” y es que, la Luna, no cubrirá al ciento por ciento el disco solar. Esta forma de eclipse se llama, “eclipse solar anular”. El recorrido se iniciará en el Océano Pacífico, pasará por el extremo sur de Chile y Argentina, para seguir por el Océano Atlántico y terminar, al atardecer, al sur de África. El eclipse será visto en las otras regiones de Chile, como parcial.
 
Ya se están organizando grupos de personas cercanas al astroturismo para viajar, en esos días hasta la zona de Coihaique, con sus telescopios y máquinas fotográficas.
 
Es un buen momento para que el mundo de la hotelería y casas particulares, ofrezcan sus acomodaciones para esa segunda quincena de febrero. Lo bueno es que, estadísticamente, hay un mayor número de días despejados, lo que favorece la observación astronómica del Sol.
 
A medida que avance el eclipse, veremos cómo el cielo se va oscureciendo y, en un momento, sentiremos que la temperatura baja varios grados, porque la luz solar estará interrumpida por la Luna, que se situará entre el Sol y la Tierra.
 
Lo más importante de este eclipse es que, en todo minuto, debemos proteger nuestros ojos con filtros solares debidamente calificados. La visión directa hacia el Sol, sin un filtro solar, dañará la retina de nuestros ojos, en forma irreparable.
 
El 21 de agosto del 2017, un eclipse total solar cruzará de Oeste a Este los EE.UU. Pero no nos pongamos nerviosos, ya que en los años 2019 y 2020, tendremos espectaculares eclipses totales de sol en Chile.
 
Los años pasan rápidos.
 

Otras Columnas

Suerte es lo que tuve por nacer donde nací
Visión Emprendedora
Y los nominados son
Presta Oído
Los años felices
Presta Oído
Erbil y, a propósito, acerca de si hay que cambiar lo que por sí mismo va cambiando
Asia Dónde Vamos
La historia del uniforme de cocina
Rodrigo Barañao
Recuerdos y nostalgias de un ícono en la Ciudad Jardín, Teatro Rex de Viña del Mar
Archivo Histórico
MIGRANTES
Pilar Sordo
OPORTUNIDAD
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+4+4   =