Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Septiembre 2016

Entrenar con amigos

Lucas Seccatore crossfiter
Entrenar con amigos

Todo comenzó el 2011. Luego de abandonar el rugby, deporte en el que se desempeñó casi toda su vida, empezó a buscar formas distintas de entrenar. Un día conoció CrossFit, comenzó a practicarlo y no lo abandonó más. Hoy, este viñamarino de profesión kinesiólogo es socio fundador de CrossFit Reñaca y se proyecta como crossfiter de elite para, en el mediano plazo, representar a Chile en la máxima competencia de este deporte a nivel mundial: los CrossFit Games.

Por Jorge Aldunate I. / fotografía Teresa Lamas G.

Lucas Seccatore Mora tiene treinta y un años y casi toda su vida ha estado ligada al deporte. A la edad de seis tocó por primera vez una pelota de rugby en el colegio Mackay de Reñaca. El hecho de ser el menor de cuatro hermanos lo ayudó a superarse a medida que jugaba con ellos en el jardín de su casa, por lo que rápidamente comenzó a destacar entre sus pares, a tal punto que defendió a Chile en dos mundiales juveniles y por varios años formó parte de la selección nacional adulta. A nivel de clubes, jugó durante siete temporadas, de 2004 a 2010, por Old Mackayans RFC, equipo con el que se coronó campeón de Chile en 2008. Sus últimas vivencias en el deporte de la ovalada las dedicó al Rugby Seven, modalidad donde también fue seleccionado nacional y disputó un par de series mundiales entre 2007 y 2010. Eso, hasta que una lesión a la muñeca y nuevos intereses deportivos lo alejaron definitivamente de las canchas, pero nunca de la actividad deportiva.

¿Cómo se dio tu vínculo con el CrossFit?

Luego de retirarme del rugby, me inscribí en un gimnasio convencional. Llevaba cinco meses entrenando y estaba aburrido de hacer siempre la misma rutina. Ya antes había visto y escuchado del CrossFit por el cable e Internet, pero nunca lo había probado. Entonces, empecé a investigar más. La primera vez entrené por mi cuenta y me encantó. Después, empecé a estudiar más en qué consistía, cómo se entrena y todo lo que se requiere para ser un bueno en este deporte.

¿Y fue muy difícil ese primer entrenamiento?

Claro, no era tan fácil como pensaba. Por ejemplo, esa rutina era para trabajarla con cuarenta kilos y terminé haciéndola con la barra sola. Ahí uno se da cuenta de que hay que estar bien preparado para hacer este deporte como corresponde.

¿En qué consiste el CrossFit?

El CrossFit es una práctica deportiva que nació en Estados Unidos en el año 2001. La idea es integrar a cualquier persona que quiera realizar un tipo de actividad física, sin distinción de edad e independiente de que tenga un impedimento físico, obviamente según las capacidades de cada uno y basándose en las diez habilidades del fitness que definió CrossFit: acondicionamiento cardiovascular y respiratorio, resistencia, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión.

LOS CIMIENTOS DE CROSSFIT REÑACA

A la hora de hablar del origen de CrossFit Reñaca, Lucas reveló que “sabía que Bastián Castro, un amigo que conocí en Old Mack’s, llevaba un tiempo practicando CF por su cuenta. Entonces, un día, después de dos meses de entrenamiento, le comenté que a mí también me había picado el bichito y ahí surgió la idea de juntarnos y abrir un box —nombre con el que se denomina a los gimnasios de CrossFit— en Viña, dado que no había ningún lugar o persona que lo practicara de manera oficial”.

El comienzo fue súper informal. En noviembre de 2012, Lucas y Bastián hicieron su primera convocatoria a una clase de prueba al aire libre en Las Salinas, justo frente a la Playa del Deporte. A ella llegaron seis personas, fundamentalmente amigos de los dos. Después, se les ocurrió la idea de crear una Fan Page de Facebook, donde comenzaron a invitar a más amigos que quisieran entrenar y ofrecieron un mes gratis.

Si bien ese primer mes fue algo lento, luego comenzaron a sacar fotos a la gente que iba a las clases y a subirlas en Facebook, lo que sumado al boca a boca hizo que cada día llegaran más personas a entrenar. Así surgió la comunidad Pretorian Crosstraining de Las Salinas, el primer nombre que tuvo CrossFit Reñaca.

¿Cómo organizaron esas primeras clases?

Fue difícil porque no contábamos con muchos implementos y todos los días había que trasladarlos en auto hasta Las Salinas. Recuerdo que solo teníamos seis barras muy básicas, seis kettlebells (pesas rusas) y un par de balones medicinales, pero cada vez empezó a llegar más gente. A los seis meses llegaron como treinta personas a la misma hora a entrenar con nosotros. Entonces, nos dimos cuenta de que realmente teníamos que abrir un box de CrossFit propiamente tal para poder realizar las clases.

¿Y en qué se enfocaban los primeros entrenamientos?

Era un trabajo mucho más enfocado a elementos de gimnasia, peso corporal y cardio, sobre todo por el impedimento de que no teníamos todos los implementos necesarios. También hacíamos algunos ejercicios en el mar, como llenar bidones con agua. Como estábamos en la playa y era verano, un chapuzón para refrescarnos dentro del entrenamiento siempre era bienvenido.

¿Cuánto tiempo estuvieron haciendo clases al aire libre en Las Salinas?

Desde noviembre de 2012 hasta junio de 2013, cuando arrendamos un local comercial frente a la Parroquia de Reñaca. Ya en julio de ese año comenzamos con los primeros entrenamientos de marcha blanca en nuestro primer box, hasta que en noviembre de 2013 abrimos oficialmente como CrossFit Reñaca.

¿Cómo afrontaron ese cambio?

Fue una inversión grande, donde afortunadamente aparecieron dos socios que confiaron en nosotros desde el primer momento. En el plano laboral fue todo un desafío aprender a manejar el negocio, a la vez de hacer mejores clases enfocándonos en el trabajo día a día. En términos de implementos, fue un cambio radical en comparación con los materiales que contábamos en Las Salinas. Queríamos posicionarnos bien dentro de la zona y, por supuesto, marcar presencia a nivel nacional: decir que CrossFit también estaba en regiones y que en Reñaca había un muy buen nivel.

CASA NUEVA

En enero de este año, dada la alta demanda de público, CrossFit Reñaca se vio en la necesidad de cambiarse de lugar, específicamente al Club Español: “En realidad era un cambio necesario porque el otro recinto nos estaba quedando chico para las clases. Pasamos de un espacio que contaba con 100 mts², al actual que dispone de 250 mts², por lo que ahora todos pueden entrenar de forma más cómoda, minimizando el riesgo de que se produzcan accidentes.

¿Cómo evalúan el nivel de cada alumno?

CrossFit define varios niveles dependiendo del tiempo que lleve practicándolo: el principiante, intermedio y avanzado, donde el entrenamiento va variando porque se agrega más trabajo de fuerza, más técnica y detalles mucho más importantes. Por último, están los que ya son elite: competidores puros que se dedican casi por completo al CrossFit.

¿Y en qué nivel estas tú?

Me considero avanzado a nivel latinoamericano. Pero mi objetivo es ser un competidor elite en el corto plazo. Es un proceso largo y que requiere de mucha dedicación.

CAERSE Y VOLVERSE A LEVANTAR

El año 2014, Lucas tuvo su primera competencia contra miembros de otros gimnasios de CrossFit, quedando en la mitad de la tabla del nivel avanzado. Posteriormente, adquirió más experiencia y en su segunda competencia obtuvo el segundo lugar. Los entrenamientos empezaron a aumentar, pasando de uno a tres por jornada, con mucho trabajo de fuerza y metabólico. Meses después, viajó a Argentina a su primer desafío internacional, donde adquirió aún más experiencia. Ese año lo cerró compitiendo en su primer torneo nacional oficial, el Wod Stock 2014, clasificándose en el sexto lugar en la categoría elite: un resultado a todas luces positivo.

Pero no todo iba a ser tan fácil para Lucas. En enero de 2015, le surgió la posibilidad de volver a jugar rugby, puntualmente el Seven de Viña de aquel verano. Estaba súper motivado y se sentía bien físicamente. Sin embargo, a una semana del inicio del torneo se lesionó gravemente durante un entrenamiento. ¿El diagnóstico?: corte del ligamento cruzado anterior y rotura del cartílago articular en la zona de carga. Al mes lo operaron y los siguientes dos meses solo podía caminar con la ayuda de un andador ortopédico.

¿Cómo afrontaste tu lesión a la rodilla?

Fue frustrante al principio. Pero pasado el tiempo y más que ver lo negativo, trataba de verlo como un desafío nuevo, es decir, cómo poder llevar esta lesión adelante con todo lo que implica operarse, rehabilitarse y volver a competir en alto nivel.

¿Y tras recuperarte has vuelto a competir?

El 2015 fue un año perdido en cuanto a competencias, pero tras mucho prepararme, en julio de este año volví a participar en un campeonato en Italia que se llama Southern Warriors y obtuve el quinto puesto entre cien participantes, por lo que quedé muy contento.

¿Cuáles son tus próximos desafíos?

Hace pocos días me inscribí en el Reto Horda, una competencia internacional que se llevará a cabo el 30 de septiembre y 1 de octubre en Guayaquil, Ecuador. Luego, en diciembre pretendo competir en el Wod Stock 2016, que es el campeonato nacional de CrossFit en Chile. Sin embargo, mi gran desafío es mejorar mucho mi nivel y mi entrenamiento para así apuntar a Estados Unidos, que es el país donde está el nivel más fuerte. Mi gran sueño es algún día representar a Chile en los CrossFit Games, el máximo desafío de este deporte a nivel mundial.

 

"Lesionarme fue frustrante al principio. Pero pasado el tiempo y más que ver lo negativo, trataba de verlo como un desafío nuevo, es decir, cómo poder llevar esta lesión adelante con todo lo que implica operarse, rehabilitarse y volver a competir en alto nivel”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+7+4   =