Tell Magazine

Columnas » Rodrigo Barañao

EDICIÓN | Septiembre 2016

Y llegó el 18

Chef / rbaranaog@gmail.com
Y llegó el 18

Nuestra fiesta tiene que ser constante, no solo para el 18, sino que debemos celebrar todo el año la comida chilena, preparando diferentes recetas, como el clásico ajiaco, el valdiviano, el charquicán, la plateada o el pollo ganso a la olla. Copiemos a los peruanos que siempre están hablando de su gastronomía y se sienten orgullosos de sus platos.

Una vez más y como todos los años, ya llegó la semana más comilona y tomadora del año. Según las últimas estadísticas, no hay fecha más carreteada, ya que en las vacaciones tenemos más días y los dedicamos al deporte y a estar con nuestros hijos.

Con un poco más de historia, agradecer a don Mateo Toro y Zambrano, quien movilizó a la Primera Junta Nacional de Gobierno, y ya consolidada la cosa, hacia 1811 se realiza la primera fiesta del 18 septiembre. Desde ese tiempo se comenzó a incorporar lo típico de la época, como el trompo, que nace de un experto en madera que comienza a comercializar y a regalar a los niños la nueva forma de entretenerse solamente con un trozo de madera puntiagudo.

Y, por supuesto, en toda fiesta tiene que haber baile y comida y es así como nace la cueca. Viene de la gallina clueca, que es requerida por el gallo y comienzan a dar vueltas mientras el gallo trata de controlar la situación. Si lo ven en detalle, la forma de bailar entre hombres es la misma con la que el gallo quiere conquistar a su gallina, de ahí nace nuestro baile típico, que no todos sabemos bailar, pero que igual zapateamos.

Lo importante es no olvidar lo tradicional que conlleva esta gran fiesta y que sus hijos dejen el celular en la casa y descubran el volantín, las bolitas, el trompo, y todo lo que nos lleva al pasado cuando no había internet y tanta tecnología.

Los invito a parrillar estos cuatro días que tenemos por delante. Les voy a dar un dato para comer esos días, una técnica muy antigua que viene del campo chileno: tomarse un cortito de pisco para que baje la comida y poder seguir comiendo (antes era con aguardiente). Como buen 18, tenemos que rescatar nuestra comida chilena. Si no prenden la parrilla, pueden hacer una gran plateada a la olla con horas de cocción (por lo menos dos horas con abundante agua, si cocinamos tres kilos).

Además, en Santiago y regiones tenemos miles de lugares para ir a fiestas criollas con rodeo, cueca y, por supuesto, comida típica chilena. Los dejo invitados a la fiesta de la Municipalidad de Santiago en el Parque O’Higgins, donde tendremos el disco más grande para que prueben mis chorrillanas de chancho. Estaré cocinando los cuatro días en vivo, desde sopaipillas, hasta costillar de chancho al horno.

Nuestra fiesta tiene que ser constante, no solo para el 18, sino que debemos celebrar todo el año la comida chilena, preparando diferentes recetas, como el clásico ajiaco, el valdiviano, el charquicán, la plateada o el pollo ganso a la olla. Copiemos a los peruanos que siempre están hablando de su gastronomía y se sienten orgullosos de sus platos; es más, en Chille hay alrededor de quinientos restoranes peruanos y en Perú, ninguno chileno.

Los invito a disfrutar esta gran semana y vivirla al CHANCHO, como lo dice mi libro de cocina, que ya lleva dos ediciones: Al chancho con Barañao.

Un gran abrazo y que disfruten parrillar.

 

Otras Columnas

83 años de servicio a la comunidad. Sanatorio Marítimo San Juan de Dios
Archivo Histórico
Innovación empresarial en tiempos complejos
Visión Emprendedora
Madre Patria
Asia Dónde Vamos
Tan lejos, tan cerca
Presta Oído
Es la cumbia
Presta Oído
EL NEGRO
Look Urbano
PATRIA
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+4+2   =