Tell Magazine

Columnas » Pilar Sordo

EDICIÓN | Julio 2016

¡Es tan extraño cumplir años!

Psicóloga
¡Es tan extraño cumplir años!

Cumplir años es una tremenda oportunidad para evaluar los aprendizajes y los cambios realizados. Cumplir años es un momento de evaluación, una oportunidad para recordar, para agradecer y para plantearse desafíos nuevos e interesantes.

Parece muy extraño este título, lo sé, pero de verdad suele ser contradictorio. Cuando una revista está de aniversario, como ahora la revista Tell, parece sin duda ser una fiesta, donde se valoran los años que se cumplen y todo apunta a que esa revista se hace cada día más sabia, aprende de la experiencia y eso es algo digno de celebrar.

Por otro lado, cuando una persona cumple años, si bien pudiera parecer que lo celebra, hay una sensación de envejecimiento que hace que se perciba como un problema que lleva a la queja y no precisamente a agradecer el acto de cumplir años.

Por un lado, valoramos a una revista que se hace más sabia y, por otro, casi no celebraríamos cuando nosotros cumplimos años.

Debiéramos celebrar nuestros cumpleaños, al igual que lo hacemos con la revista. Podríamos sacar fotos de nuestra historia, pedirles a amigos que hablen sobre nuestra vida y al final hacer una linda revista de nuestro cumpleaños. Les aseguro que la vivencia de esto sería muy diferente.

Efectivamente, nos está costando cumplir años, nos está costando agradecer la experiencia y, sobre todo, nos cuesta entender que somos lo que somos gracias a los años transcurridos.

La revista es lo que es hoy, gracias al camino que han hecho con ella misma y la manera en que han invitado a todos sus colaboradores a emprender ese camino. Se debe a la experiencia, y seguramente si esta revista la hubieran comenzado hace dieciocho años hubiera sido muy distinta. Ni mejor ni peor, pero sí diferente.

Cumplir años es una tremenda oportunidad para evaluar los aprendizajes y los cambios realizados. Cumplir años es un momento de evaluación, una oportunidad para recordar, para agradecer y para plantearse desafíos nuevos e interesantes.

Ojalá celebremos nuestros cumpleaños como celebramos el cumpleaños de esta revista; viviríamos el paso de los años de forma diferente y nuestra vida se parecería más a una fiesta que a una tragedia.

Yo estoy feliz de tener cincuenta años, me costó mucho llegar hasta aquí y soy lo que soy gracias a todo ese camino recorrido.

En ese sentido, quiero agradecer, dentro del camino de la vida, el participar en este sendero de la historia de revista Tell. Agradezco sentirme cerca de este equipo que me ha tenido mucha paciencia y me ha hecho reflexionar sobre muchos temas en cada uno de los ejemplares.

Gracias por permitirme ser parte del equipo y les deseo que cumplan muchos más y que todos y todas los que lean la revista aprendan a celebrar sus propios años como lo está haciendo la revista hoy.

Los quiero mucho y gracias por integrarme a esta celebración.

 

Otras Columnas

Casa de Italia: Patrimonio y referente de italianidad en Viña del Mar
Archivo Histórico
APRENDIZAJE
Monocitas
El chico migraña
Presta Oído
Último acto
Presta Oído
La nueva gastronomía tarapaqueña
Rodrigo Barañao
Quantum of Solace
Cine Paralelo
Ayuda meteorológica
Astronomía
Mohenjo daro
Asia Dónde Vamos
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+9+4   =