Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Diciembre 2015

“Quiero ser campeón de Chile”

José Manuel Alonso Conta, motocross.
“Quiero ser campeón de Chile”

A los quince años tiene claro lo que quiere. Su meta es llegar al mundial y, a futuro, competir en la carrera más dura del mundo: el Dakar. Tiene la técnica, las condiciones físicas, el apoyo de sus padres y, lo más importante, el ímpetu y la seguridad para conseguir lo que se proponga. Un diamante en bruto que, sin duda, dará que hablar.

Por Verónica Ramos B. fotografía Patricio Salfate T.

Estos dos últimos años han marcado la promisoria carrera de José Alonso en las pistas. En el 2014, figuró tercero en el Campeonato Nacional de Motocross, serie 85 cc U.L.M, y en noviembre de este año, en la misma competencia, se destacó como bicecampeón en su categoría. A estos logros, se sumó también su destacada participación en la Copa 3 Arenas. Con más de trescientos pilotos en competencia, el joven serenense de quince años, sacó la garra que lo caracteriza, consagrándose campeón en las categorías promocionales KTM 85 cc y 125 cc.

Como si fuese poco, José Alonso no escatimó el ánimo y tesón en sus entrenamientos para participar, en octubre de este año, en el Campeonato Latinoamericano de Lima. “Era la primera vez que salía a competir afuera y me di cuenta de que el nivel es muy alto. La mayoría de los pilotos se dedican completamente a esto y la verdad es que, como primera experiencia, me fue bien. Obtuve el sexto lugar, pero gané mucha más confianza, imagínate que los pilotos llegan con camiones y con tremendos equipos… y yo ahí…”, recalca entre risas.

De abuelo, padre y tíos amantes de las tuercas, José Manuel tiene en su ADN la afición por las motos y la mecánica. A los tres años se subió por primera vez a una moto de cuatro ruedas y al poco tiempo pasó a una de dos. Tenía ocho años cuando participó, por primera vez, en una competencia y ganó. Motivado por aprender y competir, tomó clases con el instructor mundial de motocross, Alex Bartolini. Desde los nueve a los catorce años, Alex se convirtió en su maestro. “El ‘italiano’ era muy exigente conmigo. De él aprendí la técnica, a carburar, regular mi suspensión y la postura que es lo más importante para esta disciplina. Una vez que logré eso, pude andar más fuerte. Bartolini siempre me decía “a los quince años es importante comenzar a ganar; antes de esto, lo esencial es aprender.

A pesar que José Manuel sabe de triunfos desde pequeño, priorizó, en esta primera etapa, conocer todo acerca del mundo de las motos. Su padre, Gonzalo Alonso, ha sido clave en todo este proceso, y su madre, Cristina Conta, comenta con orgullo que ella es la encargada de la logística. Casi todos los fines de semana prepara bolsos y, en familia, acompañan a José Manuel a distintos lugares de la región y del país.

¿Tus papás van a todas contigo?
El apoyo de mis papás y de la familia es súper importante para poder viajar y para todo en realidad. Siempre me están motivando y si no pueden viajar todos, voy con mi papá que me ayuda mucho en la parte mecánica.

¿Cómo te preparas para una competencia?
Los días antes de la carrera solo hago acondicionamiento físico y me apoya en esto un kinesiólogo. Trabajo abdomen, piernas y brazos… en realidad, todo el cuerpo, porque uno de los deportes más exigentes es el motocross. Durante la semana que voy a competir no entreno para no llegar cansado y no sufrir algún tipo de accidente.

¿Necesitas también mucha concentración?
Antes de la competencia me siento a descansar y a pensar. Trato de memorizar bien la pista.

SIN RIVALIDADES

En el circuito de La Cantera entrena dos veces a la semana. Afirma que está un poco aburrido de esta pista porque se la sabe de memoria, sin embargo, no tiene más alternativa, pues es la única en la ciudad y la más cercana. “Cuando entreno hago tres mangas de media hora y me enfoco en mejorar los tiempos”. Agrega que ser impulsivo, no es la fórmula para desarrollar este deporte, pero que sí debe ser valiente y pensar cada una de sus maniobras.

José Manuel cursa primero medio en el Colegio Águila Mayor y afirma que, a pesar de las facilidades que le brinda el colegio para ir a sus entrenamientos, debe esforzarse el doble en los estudios. “Si llego el domingo en la madrugada de una competencia, el lunes tengo que ir igual al colegio. Doy las pruebas y los exámenes como todos mis compañeros”.

¿Se puede compatibilizar el motocross con la entretención propia de tu edad?
Si empecé un campeonato, tengo que terminarlo y este deporte me ha servido mucho para alejarme del carrete. El fin de semana me junto con amigos durante el día y en la noche me acuesto temprano. Me entretengo mucho más con los pilotos después de una carrera. Jugamos a la pelota y, la verdad, no siento rivalidad fuera de las pistas. Tengo más amigos en el motocross, porque comparto mucho más con ellos.

¿Pero existe rivalidad en tu círculo?
En mi grupo somos bien unidos y solidarios. Si se me echa a perder la moto, los papás de mis compañeros me ayudan y con mi papá hacemos lo mismo. En mi categoría no existen rivalidades, además, yo no soy conflictivo. Ahora, si estoy en competencia, sí pienso en ganar ¡obvio!

¿Has tenido algún accidente?
He tenido muchas caídas y me he fracturado los dedos y la tibia, pero nada grave.

¿Cómo financias tus viajes, tienes auspiciadores?
El Gobierno Regional y el municipio de La Serena colaboraron para que yo fuera al latinoamericano en Perú. Ahora hay varias empresas que siempre me ayudan, KTM, Rodrigo Ríos de Motoclinic, que apoya a varios pilotos y nos pasa sus motos; Elqui Wines, Importadora Santa Blanca, la empresa de mi papá, REM, West Rent a Car, la Mia Pizza, entre otras.

¿Admiras a algún piloto en especial?
Admiraba a Carlo De Gavardo, de hecho lo conocí y me invitó a Las Tacas para hacer enduro con sus hijos.

EL SUEÑO DEL DAKAR

El próximo año está lleno de desafíos para José Manuel. Junto a su KTM Husqvarna 125 TC 2016 y acompañado de su clan familiar, ya comienza a organizar su periplo por diferentes ciudades del país.

¿Cuáles son tus objetivos más próximos?
El 3 Arenas en enero del 2016. Son tres fechas válidas y, una de ellas, será en Punta de Choros. Esta carrera da bonificación para las otras fechas del campeonato y reúne a cerca de cuatrocientos pilotos. A fines de febrero voy a participar en la carrera Dunas de Putú que organiza el “Chaleco” López. Después se viene el nacional, que parte en junio, pero antes de eso está la apertura que se hace por zonas y permite juntar puntos para el nacional.

¿Y el latinoamericano?
Sí, también. La fecha aún no la sé, pero debiera ser en octubre del próximo año y esta vez será en México. Aquí va a ser distinto, porque a Perú llevamos las motos en un camión y en México vamos a tener que arrendarlas. Tendría que llevar mi suspensión y preparar la moto allá.

¿Te gustaría competir, más adelante, en el Dakar?
¡Obvio que sí! Mi sueño es estar en el Dakar. La experiencia de competir en Perú me motivó a participar algún día en esta carrera, pero sé que mis papás no me van a dejar. Ellos quieren que termine mis estudios y continúe en la universidad.

¿Y a ti qué te gustaría?
Competir en el Dakar, porque es la carrera más importante del mundo.

Y la más ruda…
Sí, pero es que es fácil para un crossista pasar al rally. En lo personal, me va bien en la arena, en el barro, en el pasto… la verdad es que meadapto a todo y eso lo aprendí con el enduro, incluso, hace algunos años, salí segundo en un campeonato nacional.

¿Cuál es tu meta, entonces?
Quiero dedicarme ciento por ciento a esto, seguir mejorando mis resultados y ser campeón de Chile. Mi meta es llegar al mundial, pero no por el premio o por la plata, sino para disfrutar la competencia y ganar. Y a los dieciocho años, correr el Dakar.

 

"Mi meta es llegar al mundial para disfrutar la competencia y ganar. Y a los dieciocho años, correr el Dakar”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+5+1   =