Tell Magazine

Columnas » Look Urbano

EDICIÓN | Diciembre 2015

¡No quiero verme vieja! Quiero ser otra

por Shila Aldunate
¡No quiero verme vieja! Quiero ser otra

Impresiona este dicho, cuando lo escuchas de gente que aún es joven, ¡qué quedará para más tarde! Esta frase retumba en mi cabeza porque ver a muchas mujeres que no quieren aceptarse ni en edad, ni en físico, al final provoca mucha desazón.

La mayoría que lee esta columna sabe que hace años me dedico al mundo de la moda, he visto pasar muchos modelos y tendencias, preguntándome cada día ¡qué queremos nosotras las mujeres!, tratando de ser lo más asertiva posible, adelantándome en la interpretación de lo que viene para unir lo estético con lo comercial. Han considerado mi opinión y experiencia en la confección de modelos nacionales, lo cual me hace sentir muy orgullosa; he visto desparecer del mercado el famoso conjunto de chaqueta, pantalón y falda, destruido absolutamente por “una bomba” llamada uniformes de empresa, que masificó el producto hasta el día de hoy; la aparición casi divina de las telas elasticadas en sus miles de formas, diseño y colores con vigencia hasta el día de hoy.

En estos últimos años, la moda está igualmente ilimitada, todo se usa, quizás lo que diferencia una temporada de otra son los colores. La invasión de las redes comunicacionales es al segundo, así podemos estar en alguna alfombra roja o verde o bien viendo el desfile de la casa Chanel o Dior.

Llegamos al último mes del año 2015, nada fácil, porque la naturaleza nos ha maltratado, pero nosotras también nos hemos perdido, dejamos de preguntarnos qué queremos, pendientes de no vernos viejas y sentirnos bien. Nadie sabe lo que quiere, solo se busca el impacto, mujeres de todas las edades, desde las futuras graduadas hasta las adultas, quieren recorrer su propia alfombra roja. ¿Pero cómo lo hago?, dicen, si detesto mis hombros, mis brazos, las caderas anchas, los muslos regordetes, etc.

Chicas, aceptémonos, la belleza más grande es la de adentro, la personal, la de tus sueños y esperanzas. Esa que se ve en el brillo de la lentejuela de tu mirada, y el movimiento de tu caminar seguro, hace el mejor vestido de la noche. Les deseo un excelente año 2016, y de verdad, aprendamos a querernos tal como somos y si podemos ser mejores ¡bienvenido próximo año!

 

Otras Columnas

Centralismo y regionalización en los albores de la República
Archivo Histórico
La Voz
Presta Oído
Más respeto
Presta Oído
Conciencia de muerte
Pilar Sordo
Fiebre de la hamburguesa gourmet
Rodrigo Barañao
Everest
Cine Paralelo
HONRADEZ
Monocitas
Feliz Navidad 2015
Asia Dónde Vamos
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+7+8   =