Tell Magazine

Columnas » Astronomía

EDICIÓN | Diciembre 2015

El engaño de los “ORBS”

Por Arturo Gómez M., ex astrofotógrafo del Observatorio Interamericano Cerro Tololo
El engaño de los “ORBS”

Mientras más avanzamos en tecnología, más son las personas engañadas con situaciones que se explican, fácilmente, como fenómenos ópticos. Podemos decir que, desde que aparecieron las cámaras digitales en el mercado y que son usadas, especialmente en la noche, con flash, se han registrado muchas imágenes con forma de esferas, casi transparentes y de diferentes tamaños en sus diámetros.

Inmediatamente aparecieron aquellos que viven de las cosas esotéricas dándoles una explicación de “entidades con vida y en otros planos”. En muchas ocasiones nos llegaron al Observatorio de Cerro Tololo, fotografías con estas “entidades”, que algunas personas llamaban “esencias divinas”, pero cuando les explicábamos de qué se trataban esas imágenes, muchas veces no recibían de buen humor la explicación.

Los canales de televisión, especialmente en las mañanas, están llenos de programas en donde se muestran cosas paranormales, fantasmas, cementerios y un sinnúmero de situaciones que están dirigidas a un público mucho más sensible y de fácil convencimiento frente a cualquier fenómeno, por simple que sea.

En otras ocasiones, personajes como teólogos se desmoronan cuando aseveran enfáticamente que esas esferas “tienen vida” y que son seres luminosos espirituales y guardianes de aquellos que aparecen en las fotos o imágenes de videos. Lo único que les diré en una simple frase: no se dejen engañar frente a esas “esferas” o “entidades divinas”.

Si ustedes se fijan en las imágenes de estas esferas, ellas son de diferentes tamaños e intensidades y, además, están logradas cuando se usa el flash de la máquina fotográfica. Es común que aparezcan en espacios abiertos, como jardines o calles y, en algunas ocasiones, dentro de las casas.

Lo que vemos como esferas en movimiento son, nada más y nada menos, que partículas o elementos en suspensión cercanos al lente de la cámara, cuando el flash se activa. Son imágenes difusas “fuera de foco”, es decir, no nítidas. Su diámetro y tamaño está directamente relacionado con la distancia a que está el objeto difuso del lente de la cámara. Mientras más cerca, mayor es el diámetro de la esfera.

Por eso, cuando la imagen muestra muchas esferas, ellas se ven de diferentes diámetros, ya que no todas están en el mismo plano. Un experimento fácil de hacer y de ver inmediatamente el resultado es, por ejemplo, el tirar un puñado de arroz cercano al lente de la cámara y que se active, en ese momento, el flash. Bueno, si no tienen arroz, lo puede hacer con garbanzos.

Recuerdo haber visto en un diario de distribución nacional, una fotografía en donde se afirmaba que, lo que aparecía allí, era la imagen de ¡¡¡”El hada Campanita” del cuento de Peter Pan!!! Lo que allí había en ese registro era, simplemente, una polilla que se cruzó frente a la cámara. No hay que olvidar también, que hay muchas imágenes que muestran reflejos en ventanas o mamparas y que al verlas se interpretan mal, engañando a nuestro cerebro.

Así que si usted tiene un “ORBS” en sus registros, lo lamento por usted, porque lo que allí hay es una imagen fuera de foco de algo que pasó muy cerca de su lente al tomar la fotografía. En esta época de tantas polillas nocturnas en Chile, será fácil lograr una de estas “entidades termo plasmáticas”, conocidas también como “esencias divinas o espíritus guardianes”.

 

Otras Columnas

Centralismo y regionalización en los albores de la República
Archivo Histórico
La Voz
Presta Oído
Más respeto
Presta Oído
Conciencia de muerte
Pilar Sordo
Fiebre de la hamburguesa gourmet
Rodrigo Barañao
Everest
Cine Paralelo
HONRADEZ
Monocitas
Feliz Navidad 2015
Asia Dónde Vamos
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+9+9   =