Tell Magazine

Columnas » Presta Oído

EDICIÓN | Diciembre 2015

Más respeto

Por Marcelo Contreras
Más respeto

“ En el mundo hay ya demasiado sufrimiento tal y como es. Hay que detener esto”, dice la declaración en change.org bajo el título Phil Collins (64) debe ser detenido, y suma cuatro mil adherentes. Todo porque la estrella pop anunció sus deseos de volver al estudio, a trece años de su último álbum con canciones originales. Aunque el chistosito responsable de la petición aclaró que era una broma, responde a un dudoso costado de la fama del artista que lo ha transformado en los últimos lustros, sobre todo en Inglaterra, en una especie de hazmerreír, y su música como sinónimo de una mala resaca del pop de los ochentas.

Es cierto que hubo un momento en que Phil Collins se volvió insoportable. Siempre exhibió un carácter bufonesco y se agudizó para mal en el peak de su fama. A la altura de I can’t dance, uno de los últimos grandes éxitos junto a Genesis en 1991, estaba desatado en el personaje del payaso. Luego su producción musical se fue a las bandas sonoras y lo perdimos. Participó de una reunión con su antigua banda, en 2007, y desde entonces dio más noticias por achaques incluyendo una lesión que le dificulta tocar batería, y su obsesión por la legendaria batalla del Álamo (1836), colección de objetos que finalmente regaló a la ciudad de Texas. Pero la gente olvida que Phil Collins es un capo.

Primero, se trata de un baterista excepcional, con un sonido propio, cosa de recordar los tambores que irrumpen en In the air tonight, su primer hit solista. Tomó el mando de Genesis cuando la banda sufrió la partida de Peter Gabriel y se hicieron muchísimo más famosos, traspasando las barreras del rock progresivo. Se mantuvo en el grupo y en paralelo se lanzó como solista con arrasador éxito. Produjo y tocó para los más diversos artistas incluyendo Robert Plant, Brian Eno y Adam Ant, y formó parte de Brand X, una reputada banda de jazz fusión. Es el regreso de un grande que, pese a todo, merece respeto.

 

Otras Columnas

Centralismo y regionalización en los albores de la República
Archivo Histórico
La Voz
Presta Oído
Conciencia de muerte
Pilar Sordo
Fiebre de la hamburguesa gourmet
Rodrigo Barañao
Everest
Cine Paralelo
HONRADEZ
Monocitas
Feliz Navidad 2015
Asia Dónde Vamos
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+5+4   =