Tell Magazine

Agenda » Libros

EDICIÓN | Octubre 2015
De profundis y otros escritos

Oscar Wilde (nacido en 1854 en Dublín y muerto en 1900) era aclamado en todo Londres. Tenía poderosos amigos y se codeaba con lo más sofisticado de la elite de su tiempo. Sin mayor esfuerzo, entre fiesta y fiesta, escribía sus obras en corto tiempo. Cada una aumentaba su prestigio como autor de excepción. Se destacaba en la poesía, la dramaturgia y la novela: Vera o los nihilistas (1882), El príncipe feliz (1888), El retrato de Dorian Gray (1891), El crimen de lord Arthur Savile (1891), Una mujer sin importancia (1893), La importancia de llamarse Ernesto (1895) son obras inmortales que sobrevivieron la triste caída de su autor. En 1884 se había casado con una acaudalada dama irlandesa con quien tuvo dos hijos. Se había educado en el Trinity College de su ciudad y luego completó sus estudios en Oxford, donde destacó en el estudio de los clásicos. Su excentricidades le ganaron tantos detractores como amistades le daba su fama. Se daba tiempo para asistir a todo tipo de eventos y mantener una relación sentimental con el joven lord Alfred Douglas.

En 1895, la suerte de Oscar Wilde se acabó. El padre del joven lord acusó por el delito de sodomía a nuestro autor. Consideraba a su inútil hijo corrompido por Wilde. Hallado culpable en un vergonzoso proceso que le significó la ruina material y moral debió abandonar su país y morir de manera miserable en París. Estando en prisión, humillado y abandonado, escribió De Profundis, un grito desgarrador y hermoso. Cada palabra demuestra el genio de su autor. Este libro contiene otras cartas que permiten comprender la situación desesperada de Wilde y La balada de la cárcel de Reading, poema de un condenado a la horca.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+1+1   =