Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Septiembre 2015

Regimiento Coraceros

Emilio Toro Canessa, Profesor de Historia y Geografía Lice nciado en Historia Investigador Arch ivo Histórico Patrimonial I. Municipalidad de Viña del Mar.
Regimiento Coraceros

La gran labor que cumplió el regimiento en la ciudad se reflejó en lo militar, lo cívico, lo cultural y lo deportivo, destacándose de manera histórica en el campo ecuestre. Un aspecto destacable fue organizar el tradicional Vía Crucis en Pascua de Resurrección, que comenzaba en el regimiento y terminaba en la Parroquia de las Hermanas Carmelitas.

El regimiento Coraceros se crea por orden del gobierno, en 1896, con la formación de un escuadrón escolta que sirvió como guardia de honor del Presidente de la República. Su primera presentación oficial la realizó en la Parada Militar del mismo año, escoltando al presidente de aquel entonces, Jorge Montt. Cabe señalar que un folleto publicado por el regimiento, en 1945, destaca que en la primera parada militar de 1896: “llamó la atención su disciplina, marcialidad y vistosas guerreras celestes con cuellos vivos y bocamangas amarillas”. Diez años después de su creacion cambia de nombre y pasa a ser regimiento de escoltas número 4. Hasta que oficialmente, por decreto supremo número 842 del 09 de junio de 1909, pasa a llamarse Regimiento de Caballería Número 4 “Coraceros del general Joaquín Prieto”, siendo su primer comandante el teniente coronel don Agustín Echavarría.

Desde su fundación hasta el 3 de abril de 1917, funcionó en el Cantón militar de Providencia en Santiago y por decreto supremo número 761, se dispuso su traslado para cubrir la guarnición militar de Viña del Mar. Cabe señalar que, en algunas fotografías, se aprecia el nombre Regimiento de Infantería número 2 Maipo cuartel número 2, en la fachada del regimiento que se encontraba frente a la Avenida Libertad. La gran labor que cumplió el regimiento en la ciudad se reflejó en lo militar, lo cívico, lo cultural y lo deportivo destacándose de manera histórica en el campo ecuestre. Un aspecto destacable fue organizar, como se aprecia en las fotografías conservadas en el Archivo Histórico, el tradicional Vía Crucis en Pascua de Resurrección que comenzaba en el regimiento y terminaba en la Parroquia de las Hermanas Carmelitas. Otro hito fue el pesebre viviente, que iniciaba un cortejo desde la unidad militar hasta finalizar en el Teatro Municipal, con una gran misa. También se destacó el regimiento por la ayuda prestada en las diversas catástrofes naturales que debió enfrentar la ciudad, gracias a su servicio de sanidad, considerado uno de los mejores del país según se señala en el Álbum Histórico de las Fuerzas Armadas. El servicio contaba con atención médica y dental completa, además de una avanzada sección veterinaria. Por otra parte, podemos nombrar la sección de equitación y caballería del regimiento siendo una de las más importantes el afamado salto de Larraguibel y su caballo Huaso el 5 de febrero de 1949, primer récord mundial chileno que hasta la fecha no ha podido ser superado. Asimismo, las diversas carreras ecuestres y torneos hípicos que se llevaban a cabo a finales de enero y comienzos de febrero en conjunto con la Municipalidad de Viña del Mar y el Sporting Club.

Cabe recordar los hermosos jardines que daban hacia el exterior así como también el elegante y sobrio casino de oficiales en la esquina de 15 Norte con la avenida Jorge Montt, que aún permanecen en la memoria de muchos.

 

Otras Columnas

Al alza
Brújula Porteña
Los 33
Cine Paralelo
La estrella total
Presta Oído
El peso de la ley
Presta Oído
La vida cambió
Nicolás Larrain
La historia del pan en Chile
Rodrigo Barañao
Pobre China
Asia Dónde Vamos
EL CABALLO
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+5+6   =