Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Espacio Inmobiliario

EDICIÓN | Junio 2015

Romántico y pastel

Decoración shabby chic
Romántico y pastel

Esta tendencia ha causado furor en países como Inglaterra y Estados Unidos donde, de la mano de los tonos pastel y decoración que nos recuerdan épocas pasadas, invitan a dar vida a todo tipo de rincones de nuestro hogar: dormitorios, cocinas, livings, incluso jardines.

Por María Inés Manzo C.

La decoración shabby chic es una propuesta elegante a través de la combinación de elementos reciclados, antiguos —o que imitan serlo—, con modernos. Nació en Gran Bretaña, en los años ochenta, en las imponentes casas de campo y se distingue por el uso de telas con estampados florales, motivos primaverales o la paleta de tonos pastel (rosado, menta, azul, verde agua, beige, violeta, turquesa, celeste, entre muchos otros), pero donde el blanco es uno de los grandes protagonistas.

En la decoración de casa y jardín evoca una estética romántica, con toques coloniales, donde resaltan candelabros, pajareras, porcelanas; sofás y cortinas desgastadas, cuadros y antigüedades que se mezclen con lo actual (por ejemplo, en una habitación vanguardista) dándole, como algunos expertos en diseño señalan: “una efecto elegante en contraposición del pop victoriano”. De esta misma manera, es aceptado copiar elementos antiguos a través de la impresión de papeles murales o pintar muebles para que tengan la apariencia de haber sido restaurados (se recomienda un tono pastel y luego desgastar el color lijándolo).

Si bien el shabby chic se relaciona más con el mundo femenino, también sirve para decorar dormitorios de bebés, emprendimientos culinarios (principalmente, restaurantes, cafeterías o salones de té) e incluso matrimonios, donde, en este último caso, la tendencia apunta a hacer un juego romántico entre las mesas, bufets de postres o stands de recuerdos y dulces (o más conocidos como candy bars) que, generalmente, se instalan tanto al interior como al exterior del recinto.

IDEAS PARA DECORAR

Si lo que se busca es decorar o redecorar una casa, basándose en este estilo romántico e inglés, lo primero es tener claro que el blanco tomará el rol protagonista, pues permite que los elementos que lo acompañen puedan ser recargados y, además, da la iluminación adecuada para todo tipo de espacios y/o ideas.

En segundo lugar, las flores frescas (para centros de mesas o rincones especiales), como las impresas en cortinas, alfombras, cojines, sábanas o manteles, darán de inmediato una estética acorde al estilo. Se recomienda la utilización de pequeñas rosas, generalmente en tonos rosados y blancos, pero no rojas; ya que las que son muy vistosas (como también lo son los girasoles o gerberas) rompen la línea que se busca lograr.

Otra alternativa son los sofás y sillones blancos tapizados con diseños florales (en general, tienen patrones pequeños, suaves y simples). Pero si los sillones son de un solo tono y se quiere aplicar el estilo shabby chic esto se puede lograr en cojines y mantas en los posa brazos o respaldos. Incluso se pueden usar las típicas bancas de fierro del jardín para ambientar.

Otra alternativa son los sofás y sillones blancos tapizados con diseños florales (en general, tienen patrones pequeños, suaves y simples). Pero si los sillones son de un solo tono y se quiere aplicar el estilo shabby chic esto se puede lograr en cojines y mantas en los posa brazos o respaldos. Incluso se pueden usar las típicas bancas de fierro del jardín para ambientar.

También es opción usar candelabros antiguos (para techos altos) y velas en tonos pastel que sirven no solo para el comedor, sino que para las mesas de centro del living o de entrada de la casa. Inclusive muchos colocan candelabros con velas en los jardines para dar un toque de época y a la vez fresco con un entorno verde.

Como las paredes suelen ser pintadas blancas se recomienda que sea un tono brillante para que los marcos (si son en relieve pueden ser de este color) y cuadros con motivos románticos (como un ramo de flores o un paisaje acorde), también, resalten. Lo mismo ocurre con los espejos, pero lo ideal es no usar modernos, sino que sean de una tienda de antigüedades (al estilo victoriano), llamativos, pero en tonos sutiles.

Para quienes buscan ambientar las habitaciones de los niños, una buena opción es usar respaldos de camas antiguas, envejecidas o de fierro, que pueden hacer juego con delicadas pajareras, doseles o candelabros. Además, para los bebés una cuna restaurada o un móvil de madera puede ser la mejor opción, que combinará a la perfección con los famosos osos o conejos de felpa. Para una habitación matrimonial, se usan los respaldos de cama con los veladores, tocadores, baúles a pie de cama y sillas en el mismo tono. Y no hay que olvidar que las telas bordadas y los detalles con encajes son perfectos para los cubrecamas, pues agregan elegancia.

La decoración shabby chic es una excelente opción para quienes buscan ambientes informales, frescos, cómodos, alegres, románticos y fáciles de lograr con sencillos detalles que harán la diferencia.

 

Para quienes buscan ambientar las habitaciones de los niños, una buena opción es usar respaldos de camas antiguas, envejecidas o de fierro, que pueden hacer juego con delicadas pajareras, doseles o candelabros.

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

VIGENCIA
Espacios Arquitectura
¿Colonial, provenzal o mediterráneo?
Perspectiva Urbana
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+5+6   =