Tell Magazine

Agenda » Libros

EDICIÓN | Junio 2015
Adiós a las armas

La historia personal de Ernest Hemingway (1899-1961) está determinada por su participación en la Primera Guerra Mundial. Luego se haría conocido, además de su labor como escritor (novelista y cuentista), como corresponsal en las sucesivas guerras del terrible siglo XX. De allí sacaría parte importante de los recuerdos que, luego, serían la materia prima de su obra. Un día cualquiera, la Cruz Roja de Illinois, su lugar de nacimiento, realizó una campaña para reclutar choferes de ambulancia, para servir en el frente italiano. Hemingway, pendenciero y aventurero por naturaleza, aceptó el ofrecimiento sin pensarlo. Al poco tiempo pudo comprobar, en persona, los horrores de la guerra mecanizada. Una bomba le explota cerca y lo hiere de gravedad en una pierna. Así termina en un hospital italiano, enamorado de su enfermera. Y ese es, justamente, el argumento de esta novela, salvo el final, que el autor dice haber rehecho cuarenta y siete veces. En efecto, el teniente Frederick Henry, chofer de ambulancias, conoce una bella enfermera escocesa, Catherine Barkley, de la cual se enamora, sin quererlo. Termina por olvidar sus deseos de combatir e inicia una escapada hacia zonas neutrales, allende los Alpes. La intervención de Italia a favor de los aliados es presentada de manera realista, mostrándose los convulsos eventos políticos que llevaron a destruir la vida de millones de personas con las nuevas tecnologías de la modernidad.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+3+9   =