Tell Magazine

Entrevistas » Café con

EDICIÓN | Mayo 2015

Precursora

Liliana Ross, actriz
Precursora

por Maureen Berger H. / fotografía Vernon Villanueva B.

Sus raíces italianas tienen directa relación con su belleza, estampa y elegancia. La actriz nació en Génova, Italia, estudió en el colegio de monjas Rosa de Santiago Concha, ingresó a enfermería un año y luego a secretariado ejecutivo bilingüe. Hizo unos cursos de teatro en el Instituto Chileno Británico, hasta que decidió que su futuro estaba en las tablas y entró a la carrera de actuación en el Teatro de Ensayo de la Universidad Católica. Con muchas teleseries en el cuerpo, el cine también la ha tenido entre sus filas, con La pérgola de las flores (1975), Gringuito, Mujeres infieles, Qué pena tu boda y Qué pena tu familia, de Nicolás López, y Mamá ya crecí (2014) de Gonzalo Bobadilla. Ha actuado en incontables obras de teatro, como La vida es sueño, La retirada de Moscú y Macbeth y se convirtió en una de las primeras mujeres en dirigir teatro, quebrando esquemas con Sinvergüenzas, Después del postre, No seré feliz pero tengo marido y 5 hombres.com.

Estuvo casada con Hugo Miller (QEPD), el padre de sus tres hijas Daniela, fotógrafa; Vanesa, actriz, y Moira, productora de TV y el 2003 contrajo matrimonio con su adorado Raoul Pinno, quien también es actor y productor. Conversamos un café con cardamomo, que ella misma preparó, en su departamento en Viña del Mar, horas antes de interpretar a Maria Callas en la obra Master Class, en el XV Festival Puerto de Colores Duoc UC de Valparaíso.

¿Qué representa la obra Master Class para usted?
Es un premio que me he dado después de cincuenta años de teatro. Mezcla la historia personal de Maria Callas, el tiempo en que dio clases en la Academia Juilliard de Nueva York y su intenso y apasionado amor con Aristóteles Onassis. Ella fue, además, la mejor soprano del mundo y en esta obra yo me atrevo, incluso, a intentar cantar como ella. Ya se ha presentado en teatros importantes de Santiago y ha itinerado muy bien por Chile.

¿Cómo ve el panorama teatral hoy?
Hay un poco de dificultad en el trabajo nuestro, porque la gente ha dejado de asistir al teatro, más en Santiago que en regiones. El público adulto va menos al teatro, porque deben trasladarse y tienen miedo a la agresividad, a que le rayen los autos o se los roben. Tengo la impresión de que el teatro joven sí funciona más.

¿Se siente precursora de un estilo teatral en Chile?
Por supuesto, hasta Coco Legrand reconoce públicamente que empezó con sus obras después de verme a mí haciendo café concert. Es un movimiento de teatro de humor, con alta crítica a nosotros mismos, que funciona fantástico. Con Sinvergüenzas recorrimos Chile de Arica a Punta Arenas dos veces y los actores ganaban más dinero que en la televisión, en ese entonces.

¿Este año la veremos en alguna teleserie?
Parece que estoy en una lista negra. Mi hija Moira me dijo algo muy divertido, “mamá las mujeres maduras en las teleseries de ahora son las de sesenta”, por ende no contratan a gente mayor. Bueno, salvo Gabriela Hernández en Pitucas sin lucas, que tiene casi mi edad y lo hace estupendo en Mega.

¿Le aflige lo que pasa en este sentido en televisión?
Sinceramente no, estoy más tranquila y me levanto a la hora que deseo.

Y el cariño de la gente no le ha faltado…
Para nada, hasta en San Petersburgo o en España aún me reconocen con cariño ¡como la madre de los Machos! (ríe). Hace un par de años me trataron como reina en México, cuando actué en una teleserie de Televisa. Y en Chile recibo un cariño de la gente que es impresionante. Por eso, me molesta que los productores, que contratan a los actores, parece que no saben de ese cariño.

¿Los actores son solidarios entre ustedes?
Ya no como antes. Fui presidenta de Chileactores y sigo perteneciendo a la agrupación y si bien efectivamente hemos conseguido avances importantes, falta ayudar a los actores mayores que no están en televisión o en el teatro. Yo he insistido que hagamos campañas para potenciarlos, quizás a través del sitio web, donde se destaquen sus logros, para informar a la gente joven —que tiene poder de contratación— y es probable que no los conozca.

Usted es muy inquieta intelectualmente, ¿qué está planeando ahora?
Es cierto. Ahora estoy preparando una comedia que sé que será un hit. Participan solo dos actores, uno de los roles lo haré yo y el otro capaz que convenza a Raoul, que actúa en la cinta de los treinta y tres mineros. Además, un director joven me llamó para protagonizar una película de misterio y estoy chocha con eso.

 

“Falta ayudar a los actores mayores que no están en televisión o el teatro”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+5+2   =