Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Mayo 2015

Saludables y nutritivas

Vania Concha y Romina Neri, dueñas de bioMilk
Saludables y nutritivas

Así son las preparaciones de esta revolucionaria máquina que permite crear leche vegetal de todo tipo de semillas, frutos secos y cereales, además de deliciosas sopas, jugos y compotas. Una maravilla para quienes están buscando seguir una alimentación sana o se encuentran en plena crianza.

Por María Inés Manzo C. / fotografía Vernon Villanueva B.

La chilena Vania Concha (37) y la argentina Romina Neri (39), se hicieron amigas cuando se encontraban estudiando para ser instructoras de yoga. En ese entonces, y en plena preparación, ambas quedaron embarazadas. Comenzó a pasar el tiempo, a estrecharse una linda la amistad y nacieron al tiempo Agostino y Guadalupe, respectivamente. Pero el problema fue que ninguna de ellas quería dejar a sus hijos solos en el proceso de crianza y apego para salir a trabajar fuera de sus casas.

Ante tal escenario se atrevieron, hace casi cuatro años, a formar un emprendimiento en la región de Valparaíso llamado bioMilk: una máquina de leche vegetal que también puede preparar sopas de verduras, jugos de frutas y compotas mix. “Nuestro objetivo es contribuir y promover una vida sana, de este modo ofrecemos una alternativa a la leche de vaca tradicional, fácil de preparar, libre de preservantes y aditivos. Además de poder disfrutar de variadas leches vegetales, que no se encuentran en el mercado tradicional, se pueden usar en la elaboración de diversos alimentos”, cuentan las socias.

bioMilk permite preparar de forma rápida (entre tres a cinco minutos en frío y veinte minutos en caliente) leche con todo tipo de granos (soya, almendras, avena, arroz, etc.) que buscan alejar a las personas del alto consumo de leche de vaca y carne animal que se incentiva desde el momento que se deja el pecho materno.

Hoy sus hijos —ambos de dos años— son los más agradecidos con esto, ya que no solo disfrutan de sus alimentos, sino que también del tiempo junto sus madres. “Esta empresa vino a responder a la necesidad de criar a nuestros pequeños, pero también a desarrollarnos como personas. En esta sociedad el rol de la mujer es mucho más duro y por ello necesitábamos algo que nos completara en ambas áreas”, agregan.

¿Cómo surgió la idea de la leche vegetal?
V: Lo que lo gatilló fue, sin duda, el yoga, porque ambas en el proceso de instrucción nos hicimos vegetarianas.

R: Cuando practicas kundalini yoga, el cuerpo te va pidiendo que lo vayas limpiando con alimentos naturales, ricos, frescos y nutritivos. Por las meditaciones todo se enfoca a depurarte y ciertas personas rechazan automáticamente la carne.

Eso lo relacionaron con la alimentación para sus hijos…
V: Sí, empezamos a buscar alimentos saludables y leches alternativas para ellos. Y justo en ese momento nuestra maestra de yoga descubrió, en Asia, una máquina que elaboraba solo leche vegetal. La idea nos quedó dando vueltas y comencé a elaborarla, artesanalmente, en casa con la Minipimer o la licuadora, pero los resultados eran desastrosos por la gran cantidad de residuos que quedaban.

¿Y qué hicieron para innovar?
V: Empezamos a investigar. Primero pedimos una máquina de leche vegetal a China, de una empresa equis, con la idea de venderla, pero al poco tiempo quisimos innovar con nuestra propia versión diferente y mejorada. Ahí contratamos a un diseñador industrial y a importarla desde allá.

¿Cuáles fueron esas modificaciones?
R: La primera máquina tenía solo tres funciones y la nuestra, actualmente, tiene cinco. Cada vez la vamos mejorando más, ya vamos en el tercer modelo y en invierno lanzaremos una mucho mejor. Por ejemplo, partimos con dos cuchillas y hoy son cuatro para triturar. También agregaremos una tapa adicional para lavarla con mayor facilidad.

BIOMILK 2.0

bioMilk se divide en cinco funciones. La primera para leche con granos grandes, como almendras, nueces, soya, macadamia, etc., para que se trituren completamente. La segunda es para leche con granos pequeños, como las semillas de girasol, amapola, amaranto, quínoa, mijo, arroz, avena, etc., incluso el coco. La tercera para preparar todo tipo de sopas de verduras; solo hay que limpiarlas y picarlas en cuadrados. Y sise quiere una sopa más liviana, solo basta con colocar más agua. La cuarta función, llamada leche mix, sirve para preparar compotas y desayunos con avena caliente. Y la quinta es para jugos naturales y leche cruda.

Además, cuenta con un botón de lavado, un enjuague que luego hay que completarlo con una limpieza manual más acabada. “Guada empezó a los nueve meses a tomar leche vegetal. Por suerte, necesidad de rellenos no tuvo y, entonces, fui ofreciéndole de a poco este tipo de leche alternativa, buscando lo más sano y nutritivo para ella. Como mamá no quería que tomara algo que la lastimara o intoxicara. Hoy muchos niños sufren enfermedades y alergias por la mala alimentación”, cuenta Romina.

¿Cuántas máquinas traen mensualmente?
V: Al pedirlas desde China se demora el envío, pero es una inversión. Hemos estado en periodos sin stock y hacemos una venta en verde, más barata. De hecho, en el último embarque, venían doscientas y ya teníamos setenta reservadas.

Para la elaboración ¿fue complejo el permiso?
V: No, los chinos son fantásticos, sus productos traen todas las certificaciones internacionales. Solo debes indicarles el tipo de corriente eléctrica y cumplen con toda la norma. Nuestro diseñador industrial le manda nuestras modificaciones al proveedor y ha funcionado fantástico, muy pocas máquinas han fallado.

¿Cuál es la cantidad de venta mensual?
V: En promedio, treinta o cuarenta máquinas, cada una vale ochenta y cinco mil pesos.

¿Cómo se deben cuidar?
R: Tal cual como un electrodoméstico, si hay cuidado perdurará en el tiempo.

¿Vienen con instructivo?
V: Sí. Entregamos un manual en español, mejorado completamente, del que viene en inglés; garantía (con servicio técnico que es el mismo de Philips), más un recetario que hicimos nosotras.

Ustedes registraron la marca…
V: Sí, nuestra empresa se llama Bioproductos Limitada y registramos la marca bioMilk en Chile, Uruguay y Canadá.

¿Por qué allá?
V: Tenemos un socio estratégico en Uruguay, porque mi esposo es de allá y mi cuñado vive en Canadá. Nos conviene, pues hacer envíos desde ahí a otros países es mucho más barato. El mercado canadiense nos interesa, mucha gente nos ha contactado y por eso traducimos todo al inglés.

¿Para argentina no hay proyecciones?
R: Por el momento no, porque el mercado sigue inestable.

RECETAS SANAS

“Hemos elaborado más de cuarenta recetas, más otras que se suben, semanalmente, a nuestro Facebook. Nos gusta inventar; por ejemplo, tenemos leche con semillas de maravilla, coco, cramberries y azúcar integral; o de almendras, sésamo y coco, que te da un toque perfecto. También hay smoothies, jugos y sopas”, señala Romina.

¿Las primeras leches con qué eran?
R: En general de almendras porque es el fruto que más calcio tiene, incluso más que la leche de vaca. También tiene hierro, la textura es más liviana, no cae mal al estómago, porque no posee grasa. Uno, a veces, no se da cuenta de los daños que se pueden producir a los bebés, que recién están desarrollándose, con una inadecuada alimentación. Por eso muchos generan resistencia.

¿Por ejemplo cuáles?
R: Los niños que consumen leche de vaca pueden presentar problemas para ir al baño, alergias o diferencias en el olor de la orina significativas. Nuestros hijos son veganos, no consumen ningún tipo de carnes. Son niños sanos que no han tenido enfermedades graves, más allá de un tema viral, y jamás han estado en el hospital o la clínica. Aunque recién vamos a ver los efectos en ellos cuando sean grandes, hasta el momento vamos muy bien.

¿Qué otros alimentos pueden ser usados en bioMilk?
V: Muchos, por ejemplo, la quínoa es una de las más completas. Es un cereal antiquísimo y recién le están tomando la importancia que tiene. También la chía o el amaranto. Pero es importante, al hacer leches vegetales para niños, jugar con los sabores para que no se aburran y vayan descubriendo otros. Puedes elegir los nutrientes que quieres darles, desde semillas de maravilla a soya, y a ellos les encanta.

¿Se hacen mezclas?
R: Sí, se preparan mix con frutas, como la leche de frutilla o plátano, pero a base de almendras. Así nacieron los desayunos, tipo americanos, con avena, miel o pasas, tipo granola. Solo agregas la leche que hiciste días previos y te lo comes calentito por la mañana.

Además se preparan sopas y compotas…
V: Así es, con zapallos, choclo, espárragos. Todo lo que se te ocurra, menos carne. Nos han preguntado, pero aunque tiene cuchillas poderosas no está diseñada para eso.

Ustedes llamaron la atención del mundo vegetariano…
R: Y no solo de ellos, hoy hay un grupo de personas con necesidades distintas o que buscan cambiar su estilo de vida, de comer más sano y va más allá de ser vegetarianos o veganos. Muchos niños tienen alergia y resistencia; o adultos que están enfermos y deben combatir ciertos males, como por ejemplo, el cáncer o el colesterol.
V: Por otro lado, gracias al yoga, estamos insertas en el segmento que queríamos entrar. Cada vez que íbamos a un evento o sabían de nuestra máquina, corrían la voz.

“En diciembre del año pasado nos ganamos un Capital Abeja y eso nos sirvió para remodelar nuestra página web que pronto estará funcionando (www.biomilk.cl). Eso nosva a permitir vender en línea, porque a pesa  de que nos ha ido muy bien todo ha sido muy artesanal. Ahora tenemos carro de compras y pueden pagarnos con tarjeta”, señalan.

¿Cuáles son los puntos de ventas?
V: En varios emporios de Valparaíso, Zapallar y en Viña del Mar en la tienda Rincón Crianza (4 norte 1270). Además, Romina se encarga de los clientes de Santiago con un punto de venta allá; y distribuimos a Rancagua, Chillán y Los Ángeles.

¿Quieren hacer otro tipo de productos?
V: Estamos pensando en un skake and take, una versión portátil mucho más pequeña. Asimismo, a futuro nos encantaría tener una línea de electrodomésticos de este estilo. Y, por qué no, tener una línea premium de bioMilk.

 

“Nuestro objetivo es contribuir y promover una vida sana, de este modo ofrecemos una alternativa a la leche de vaca tradicional, fácil de preparar, libre de preservantes y aditivos. Además de poder disfrutar de variadas leches vegetales, que no se encuentran en el mercado tradicional”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+3+7   =