Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Abril 2015

Escuela colonia escolar Presidente Alessandri, Junta de beneficencia escolar

Emilio Toro Canessa, Profesor de Historia y Geografía, Lice nciado en Historia. Investigador Arch ivo Histórico Patrimonial I. Municipalidad de Viña del Mar.
Escuela colonia escolar Presidente Alessandri, Junta de beneficencia escolar

Las juntas de beneficencia escolar nacen en Santiago, en 1916, gracias a un grupo de profesoras primarias del país y a un conjunto de personas altruistas de la época.

Estas tenían por misión generar un plan de asistencia y ayuda social a los diversos niños que integraban las escuelas de las juntas de beneficencia; es así que, en 1937, nace en Reñaca el inmueble de la colonia escolar del balneario, edificio construido muy cercano al balneario que tenía una capacidad para albergar a quinientas personas (niños).

Denominado Arturo Alessandri, dicha institución educacional se creó oficialmente el 22 de febrero de 1936. Entre las autoridades presentes al momento de la inauguración se encontraban: don Arturo Alessandri, Presidente de la República; Sergio Prieto Nieto, alcalde de la I. Municipalidad de Viña del Mar, y Elvira Santa Cruz Ossa, gran escritora, poetisa y periodista, además, de ser una de las grandes feministas de la época, conocida como Roxane, presidenta de la junta de beneficencia escolar.

Esta institución permitía a los diversos niños de las escuelas de Chile y de otras naciones, debido a intercambios (como se señala en revistas de la época), un lugar y hogar escolar donde descansar y veranear en un balneario privilegiado como es Reñaca, cercano a grandes extensiones de bosques, a un estero y, además, de grandes y cálidas playas donde podían jugar y descansar libremente.

La colonia escolar de Reñaca, llamada Presidente Alessandri, fue un icono para Chile y América Latina, siendo, además, un gran ejemplo de beneficencia escolar. El edificio en aquel entonces era de una destacada arquitectura modernista, cómoda y que contaba con innovadores servicios higiénicos.

Por otra parte, cabe señalar que la colonia escolar era un centro de recreación y acogida de alumnos de todo el país que podían utilizar las instalaciones, además de realizar intercambios escolares con otros países, como por ejemplo, el que se desarrolló, en 1940, como menciona la revista Zig–Zag con niños peruanos.

Esta institución promovía el intercambio cultural, lazos de amistad y compartir entre los pares, brindar una educación de calidad, de equidad social, lo cual se conseguía a través de una sociedad que agrupara y reuniera lo planteado, tanto en el aula como en espacios de esparcimiento y recreación. Es así, entonces, que la colonia escolar de Reñaca se convierte en un símbolo, referente social y benéfico formando parte de la identidad y memoria de la comuna.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+2+9   =