Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Febrero 2015

Impresión artesanal

Rodrigo Andrade, serigrafista
Impresión artesanal

Una técnica milenaria para estampar motivos, dibujos, letras e imágenes en cualquier superficie plana. Rodrigo Andrade es uno de los pocos penquistas que realiza en forma artesanal la serigrafía.

por Soledad Posada M. / fotografía Sonja San Martín D.

Quedar entintado y el papel que juega el azar en la serigrafía es lo que más disfruta el grabador, Rodrigo Andrade, de esta técnica de grabado. Solo necesita crear una matriz en un bastidor y con una regleta esparcir la tinta. Se pueden sacar múltiples copias que tienen carácter de originales. Este profesor de artes plásticas enseña la técnica de la serigrafía desde 2009, en diversos lugares de la Región del Biobío. Desde 1980, Andrade ha tenido una carrera vinculada al diseño gráfico y grabados, sin dejar de lado las técnicas básicas de dibujo, como carboncillo, sanguina y aguada; y mosaico aplicado, que también enseña.

HISTORIA

La serigrafía es una técnica de impresión gráfica denominada de recortes, ya que el procedimiento de estampar es a través de superficies que son dejadas descubiertas para dejar pasar la tinta o pigmentos.

El nombre es derivado de las palabras griegas serikos, que significa seda y graphe, dibujo. Este sistema de impresión milenario proviene del estarcido o stencil, que fue practicada con plantillas desde la antigüedad.

Hay antecedentes de los nativos de las Islas Fiji, que hicieron algunas de las plantillas para imprimir tejidos, recortando agujeros en hojas de plátano y a través de estos aplicaron tintes vegetales sobre cortezas y telas. Los japoneses lograron hacer plantillas para cuatro y cinco colores.

En la Edad Media se usaban plantillas combinadas con bloques de madera, para imprimir naipes y ornamentaciones. También se utilizaron para pinturas religiosas y para iluminar manuscritos, en el siglo XI. En el siglo siguiente, comenzaron a usarse en Inglaterra para la industria, inmensamente popular, del empapelado de paredes. En Francia, el pintor Toulouse Lautrec la empleó para los afiches del Moulin Rouge. En América, a finales del siglo XX, se decoraban muebles y, a veces, paredes interiores encaladas.

En 1907, Samuel Simon, de Manchester, patentó el proceso de serigrafía, y se suele considerar que fue el primero en utilizar una trama de seda como soporte o base para la plantilla.

En 1914, el norteamericano John Pilsrth desarrolló un método de serigrafía en muchos colores, que fue rápidamente adoptado por los anunciantes y estudios comerciales. Este proceso permitía hacer miles de impresiones con una sola plantilla o matriz, e imprimir directamente sobre cualquier material de superficie plana, en cualquier tamaño y sin necesidad de maquinaria.

Anthony Velonis, artista plástico, le puso el nombre de serigrafía para diferenciar la aplicación artística de la comercial, conocida como silkscreen. Artistas y artesanos han seguido experimentando desde entonces. Fueron los pintores del Pop Art norteamericanos, que integraron la vanguardia artística de los años sesenta, los que recogieron estas experiencias. Ellos crearon gran parte de sus obras para realizarlas en esta técnica, convirtiendo a los originales serigráficos en una revolucionaria forma de expresión.

MULTIUSOS

Para Andrade, toda persona puede expresarse a través del arte, solo necesita una metodología de trabajo y manejar ciertas técnicas. El arte permite expresar y a la vez socializar, cuando se asiste a un taller. “Es una buena terapia”, afirma.

¿Qué es posible hacer en serigrafía?
Sus usos y aplicaciones son múltiples. En el área publicitaria, artística, comercial e industrial, tales como estampado textil, en PVC, impresión de adhesivos, todo tipo de papel, etc.

¿Qué te llama la atención de esta técnica?
Las posibilidades de recursos formales, como la transparencia y degradaciones de colores, que son características de esta técnica, y que ponen de manifiesto su versatilidad.

¿Quiénes son tus referentes?
Todos los grandes grabadores chilenos, que nacieron o hicieron su obra en la Región del Biobío, especialmente, en la ciudad Concepción. Como Eduardo Vilches, o Luis Oviedo, gran maestro de la técnica serigráfica, que introdujo la serigrafía en Chile realizando reproducciones de obras de José Venturelli, Pedro Lobos, Camilo Mori, etc.

¿Qué te gusta de ellos?
En general, la posibilidad que da el grabado, de llegar a una gran cantidad de gente. Realizar una matriz da posibilidad de reproducirla equis veces y estar en diferentes partes al mismo tiempo.

¿Cuáles han sido tus principales motivos de inspiración?
La vida misma, la vida cotidiana, los cachureos, deshechos urbanos y, en este último tiempo, la temática de la Lira Popular: los poetas populares del siglo pasado hasta la década del cuarenta, que relataban hechos de la vida diaria en décimas. O casos especiales, como la celebración de los cien años de Nicanor Parra. Grabé una polera y se la fui a dejar de regalo a su refugio en Las Cruces, cerca de Cartagena.

 

 

La serigrafía es una técnica de impresión gráfica denominada de recortes, ya que el procedimiento de estampar es a través de superficies que son dejadas descubiertas para dejar pasar la tinta o pigmentos.

Otras Entrevistas

Multifacética
Café con
Ciencia con diseño
Mundo Empresarial
Hacia el green
Deporte
» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+9+5   =