Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Noviembre 2014

Seres oníricos

Cristina Toro, esculturas en fieltro seco con aguja
Seres oníricos

Son únicos, irrepetibles, tridimensionales y ecológicos. A simple vista, enigmáticos y con una insinuante expresión de misterio. Pulcritud, delicadeza, meticulosidad y mucha paciencia es lo que aplica esta licenciada en arte y diseño en cada una de sus esculturas, con cuerpos y rostros que a nadie dejan indiferente.

por Verónica Ramos B. / fotografía Patricio Salfate T.

No solo la aguja que atrapa el vellón es mágica, también lo es la forma que da a cada fibra de la lana, el cómo la va ajustando con el volumen necesario y la minuciosidad con que esculpe las facciones del rostro. Es que cada una de las figuras, muñecos, bustos y miniaturas toman vida en las manos de Cristina Toro Ulloa (30).

Diseñadora en comunicación y licenciada en arte y diseño de la Universidad de La Serena, Cristina encontró hace un par de años, la técnica perfecta para expresar sus sueños, a través de estos seres místicos, de miradas inquietantes y cuerpos de ficción. Con el tiempo, el resultado no solo la conquistó a ella, sino también, a quienes aprecian los detalles tan particulares de sus creaciones. Feltiriums es la marca con la que bautizó a su onírico mundo de esculturas y donde cada una tiene nombre propio.

Con la técnica de fieltro seco y aguja, la artista textil logra, pacientemente, la tridimensionalidad de sus obras, atrapando las fibras del vellón y mezclándolas una a una para dar volumen. “El esqueleto del cuerpo está hecho de alambre, lo que da movilidad a sus extremidades. Esta es la base de la escultura y desde el centro, voy enredando las fibras con una aguja especial. Lo que hago es esculpir la figura con nudos pequeños y agrego más lana para dar el espesor que se requiere en nariz, pómulos y frente”, recalca.

Explica que esto es solo una parte del proceso, antes debe teñir la lana de oveja que encarga a su proveedor en Temuco. Para ello usa solo productos naturales, concepto que aplica en toda su elaboración.

Tus esculturas de vellón son, además, ecológicas y sustentables Me interesa que todo el proceso sea así. La técnica en fieltro ya es ecológica, porque no se utiliza ningún tipo de químicos.

¿Esculpir seres fantásticos siempre fue tu intención?
Sí, pero partí haciendo esculturas de arcilla. No me gustaron porque quedaron muy rígidas. En una revista vi unas muñecas de fieltro y al intentar con esta técnica, sentí que se adaptaba perfectamente a estos seres que tenía en mi mente. Mi idea siempre fue crear figuras en 3D y este material me lo permitía.

¿Fue un largo proceso de práctica?
Fueron tres meses de ensayo y error, hasta que finalmente quedé conforme con la estructura y logré lo que quería.

¿Y cuál es el origen de tu inspiración?
Yo lo atribuyo a recuerdos infantiles y a mucha imaginación. Me habría encantado tener como mascota estos seres o personajes, la verdad es que la intención de este arte es muy personal. Para mí son seres que caminan sin rumbo, incluso, llevan gemas en sus cabezas. Hay bastante de niña en esto y creo que, por lo mismo, les gusta a los adultos

¿Haces un bosquejo primero?
Todas las esculturas las dibujo y luego las esculpo. Mi objetivo es que queden iguales a como las imaginé y que expresen o provoquen sentimientos en las personas. Los ojos son muy importantes y, para ello, uso arcilla secada al aire, resina y acrílico. Todos los detalles están hechos por mí, los zapatos, el pelo, las aplicaciones, etc.

¿Cómo definirías la versatilidad del fieltro en tus obras?
Eso es muy relevante, porque el fieltro permite realizar diferentes elementos. Al ser moldeable, da la posibilidad de esculpirla y proyectar, en el momento, la forma que deseo. Estas figuras pueden durar muchos años, siempre y cuando se les dé el cuidado necesario, es decir, no se deben exponer al sol y tampoco mojarlas.

¿Qué sensación provoca tu arte en las personas?
Me dicen que evoca recuerdos de sueños. Mis personajes transmiten mucha fantasía y es curioso porque al público que le gustan mis obras, son personas mayores de veinticinco años. En general, siempre resaltan la originalidad. No son seres planos, tienen muchos detalles y eso marca la diferencia con otras manifestaciones de fieltro.

FIELTRO DE AUTOR

Su escultura Caminante, un pequeño dinosaurio blanco con lomo verde, fue publicado recientemente en el libro Fieltro de Autor, Chile 2014. El reconocimiento al exclusivo y original arte de Cristina quedó inmortalizado en esta recopilación de obras, junto a cerca de ochenta artistas, diseñadoras y fieltristas nacionales.

Otro de sus logros fue su participación como expositora en la Feria del Juguete, realizada este año en Santiago. “Fue una excelente oportunidad para mostrar mis trabajos. En general, siempre llaman la atención y los comentarios son muy positivos”.

¿Qué proyectos tienes para potenciar Feltiriums?
De momento, estoy haciendo pequeñas escenografías para tomar las fotos de las esculturas y el resultado me tiene muy contenta. Ahora, mi idea es realizar subproductos de las figuras que he hecho y, de esta manera, ampliar mi línea de trabajo.

¿Conoces a algún artista que haga algo similar?
Hay muchas personas que se dedican a la escultura en fieltro seco, pero no con estos rostros y cuerpos. Es que sería muy difícil que alguien haga algo parecido, porque la intención y las imágenes son únicas.

 

“Me habría encantado tener como mascota estos seres o personajes, la verdad es que la intención de este arte es muy personal”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+6+8   =