Tell Magazine

Columnas » Rodrigo Barañao

EDICIÓN | Noviembre 2014

La pipa y sus tres significados

Chef / rbaranaog@gmail.com
La pipa y sus tres significados

Lo más grande a destacar es el amor por la comida que en el pueblo de Pipa se desarrolla hace más de diez años con su festival gastronómico, donde llevan importantes jurados para determinar las nuevas promesas de la gastronomía brasileña.

La primera pipa que voy a comentar es la pipa para fumar proveniente de la Edad de Piedra, donde se cree que la utilizaban como ritos sagrados, aunque no se explican cómo lograban perforarla y hacer la cavidad en las piedras. Las pipas fueron evolucionando y aparecieron de todas las formas y con todo tipo de materiales como palos, greda, piedra, huesos, etc.

Con la llegada de los españoles aprendimos a conocer una segunda pipa, la famosa pipa de vinos que, con la maravilla de tierra que tenemos en algunos lugares de Chile, se conservaban y hoy también se conservan estos maravillosos caldos de vino y chicha que se utilizan en la picada Las Pipas de Einstein de Chillán y lugares como Curacaví.

Y la última pipa que mencionaré es más bien el lugar más encantador de Brasil. Pipa es una playa con no más de doce mil habitantes en el noroeste de este país y a dos horas de Natal (la que fue sede del mundial). Su nombre se debe a que hay un sector que pareciera que fueran pipas de vino (formaciones rocosas en la playa). Tiene más de cuatro playas todas distintas, ideal para practicar surf, kaysurf, bucear o simplemente bañarse.

Mi viaje fue de Santiago a São Paulo por vía Gol, pues me invitaron a cocinar la semana pasada a una gran experiencia gastronómica de la que disfruté y probé en este sector de Brasil. La vista desde mi hotel Girasolles fue una gran maravilla, ya que se disfruta del color turquesa de sus aguas y la brisa, con una temperatura de veintisiete grados y elevada humedad.

Lo más grande a destacar es el amor por la comida que en el pueblo de Pipa se desarrolla hace más de diez años con su festival gastronómico, donde llevan importantes jurados para determinar las nuevas promesas de la gastronomía brasileña. Me tocó ver esto de cerca y cómo la pasión por la cocina los desborda… lo mismo que me pasa a mí a diario, por eso les pedí autorización para mostrar en su festival un ceviche chileno con productos propios de la zona.

Mi preparación fue un ceviche de atún con pepino, palta, jengibre y un toque de merquén que fue muy celebrado. Por eso es muy importante el intercambio de sabores y prácticas culinarias. La experiencia de estar en Pipa fue tremenda y espero que se repita; además, conocí a un chileno llamado Jorge que tiene una fábrica de cervezas artesanales llamada CAP.

Esta cerveza artesanal de Pipa me llamó mucho la atención por su calidad y sabor, que por supuesto disfrutamos durante toda la velada junto con mi guía y amigo Raphael, gran persona y gerente del hotel Girasolles.

En fin, esta fue una gran experiencia; les recomiendo que se programen y hagan sus reservas a Pipa y se encantarán como yo de tan bonito y entretenido lugar, ya que las noches son sorprendentes y la ciudad no para con su gran cantidad de bares y entretención nocturna. Gracias, Mark Thiermann, gerente de Gol en Chile, por la gran invitación y a todos en Pipa por la gran acogida. Podría seguir escribiendo más párrafos de mi experiencia, pero mejor los invito a ir de vacaciones. Si se animan, lo más probable es que nos encontremos en febrero, ya que estaré de vacaciones con mis hijos y señora. Un abrazo.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+4+9   =