Tell Magazine

Columnas » Patrimonio

EDICIÓN | Octubre 2014

¿Un proyecto olvidado?: La formación de Zicosur

Floreal Recabarren Rojas
¿Un proyecto olvidado?: La formación de Zicosur

Los mapas nuevos, explícitamente, dibujan América mirándose con Asia Oriental, de manera que las regiones de Tarapacá y Antofagasta tienen una ubicación favorecida De allí surgió la controversia: ¿cuál es el puerto más adecuado para desembocar el Corredor Bioceánico?

La dictadura había colgado sus fusiles, haciendo posible que todo el país interviniera en el quehacer nacional. La palabra integración cobró actualidad y el comercio con los países del Asia Pacífico, una aspiración vigorosa. Entonces, en Antofagasta e Iquique, se forjó la idea de una Integración de naciones de fronteras cercanas. Así surgió la institucionalidad ZICOSUR, esto es, Zona de Integración del Centro Oeste, congregando a naciones vecinas al Trópico de Capricornio —Norte de Chile, noroeste de Argentina, Paraguay y sur este de Brasil—. Se concibió como un proyecto de integración económica, comercial y cultural. Durante los años de vigencia se celebraron trece encuentros de representantes regionales de los países asociados y, en 1997, se formalizó en Antofagasta el encuentro Internacional con la asistencia de delegados del sureste Asiático, en el convencimiento que, en un futuro próximo, las naciones del Asia Pacífico deberían importar productos de la agricultura y la minería para su desarrollo.

Un proyecto de esa naturaleza obligaba a construir un Corredor Bioceánico que conectara a los países miembros y que, finalmente, llegase a un puerto del Pacífico como base para las exportaciones. La carne es el producto top. La soya, los cítricos y los lácteos son demandas privilegiadas básicas. El sureste de Asia contiene la mayor población mundial. Solo China y la India suman un total cercano a los tres mil millones de habitantes.

Esas personas necesitan alimentarse y se da el caso que los pueblos congregados por el Zicosur, pueden satisfacer sus necesidades.

Por destino, los pueblos con posibilidad de abastecerlos, tienen al Océano Atlántico como vía exportadora. La antigua cartografía mostraba un océano Pacífico conectando América con África.

IQUIQUE VERSUS ANTOFAGASTA.

La polémica destinada a demostrar la excelencia de los puertos de Iquique y Antofagasta. En esta contienda, el alcalde Soria, de Iquique, tuvo un protagonismo relevante. Con un mapa que, en ocasiones, soslayaba las dificultades topográficas, Soria recorrió todas las instituciones políticas del país, incluyendo organismos internacionales, para demostrar que su puerto era el más adecuado para transformarse en el punto clave de la ruta bioceánica. Tal era el potencial discursivo del alcalde Soria, que entre bromas se decía: “es evidente que la ruta que conducía a Iquique, pasaba por terrenos imposibles de permitir la construcción de caminos o vías férreas”. Fueron tiempos homéricos. Las autoridades centrales no estaban en ese discurso. La mejor manera de matarlo, era ignorarlo. Así fue. Ahora, el gobierno de nuevo comienza a conjugar el verbo “integrar”.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+4+1   =