Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Agosto 2014

Rústicochic

Paula Barrios y Marta Tupper, cuadros tejidos
Rústicochic

Así definen sus cuadros tejidos. Verdaderas tramas de colores vivos hechos a mano con lanas de oveja, vellón, cueros, piedra, madera y metal que más tarde enmarcan. Con sutiles toques autóctonos y aires mapuches, intervienen distintas bases y las transforman en objetos decorativos, únicos e irrepetibles.

Por Macarena Ríos R. / fotografía Vernon Villanueva B.

No son telares. Son cuadros tejidos. Es lo primero que me dicen Paula y Marta. Publicista una y diseñadora la otra, forman una dupla perfecta que ha sabido potenciar al máximo su creatividad y sus ganas de trabajar juntas. Artísticas y autodidactas, comentan que las manualidades siempre han sido el hilo conductor de sus vidas.

A la pintura y la cerámica, le siguieron nuevas inquietudes, como el trabajar con lanas, texturas y colores. Al principio fueron cuadros tejidos a crochet. Pero no cualquier cuadro. A la lana y al vellón, le iban agregando accesorios de todo tipo. Un pedazo de madera por aquí, un trozo de metal por allá. Sin un orden establecido, sin bocetos, sin diseños. Y es justamente esa libertad la que ha marcado su sello durante todo este tiempo y la que caracteriza sus trabajos.

CÁLIDO

Acaban de exponer, por segunda vez, en el mall de Reñaca y les fue regio. Fueron varios los cuadros —en formato grande, mediano, pequeño y cuadrado— de diversas tonalidades que inundaron el primer piso de calidez y tonalidades cálidas. Hoy utilizan la totora, que a veces también tiñen, como base para combinar los elementos que se les ocurran: retazos de géneros, cueros, cobre, incluso semillas. “La totora es más amigable y fresca para el verano”, aseguran.

¿Quién hace qué?
Las dos hacemos de todo, desde la preparación del marco que nosotras estucamos con pasta muro, barnizamos y posteriormente teñimos, hasta el tejido en sí, que vamos armando en el minuto. Pasamos una etapa en que pintábamos los marcos café moro, pero ahora la gente los pide de colores más claros.

¿Cuánto se demoran en hacer un cuadro?
El de formato grande, unos tres días.

¿El que más les ha costado hacer?
Una vez quisimos experimentar e incorporamos vidrio a uno de estos cuadros tejidos y fue todo un tema. Aprendimos sobre la marcha a trabajar el vidrio.

¿Piensan incorporar otros elementos?
Queremos trabajar con piedras volcánicas.

RESCATE A TODO COLOR

Se nota que les gusta lo que hacen, se nota que las relaja y entretiene. Hay complicidad entre las dos. Y ese fiato se percibe también en el equilibrio que alcanzan sus obras manuales. “El otro día fui a comer a una casa y me encontré con uno de nuestros cuadros. ¡No le podía sacar los ojos de encima!”, confidencia una de ellas en plena sesión de fotos.

Con ojos alegres y sonrisas distendidas me cuentan que tienen varias clientas frecuentes y que les piden mucho para cumpleaños y regalos de matrimonios. Y aunque Viña es una ciudad pequeña, calculan que ya han hecho más de trescientos cuadros. Ninguno igual al otro.

¿Han dejado a consignación?
Pusimos un par de cuadros en el café Dulce Sazón y se vendieron altiro. La verdad es que ahora queremos expandirnos hacia otras ciudades. Llegó el momento.

¿Cuál es el plus?
El dominio y la mezcla de los colores. ¡Nos encanta!

¿Que se viene?
Estamos buscando plataformas donde exhibir nuestros productos. Ahora en octubre expondremos en la feria Materia Prima en Santiago. Y estamos trabajando para participar más adelante en las ferias de Navidad, en el Bazar Los Lirios (Rancagua) y en Expo Cachagua 2015.

¿El sello?
Tenemos nuestra línea bien marcada en cuanto al trabajo de las argollas y el rescate de la cultura mapuche. El hecho de jugar con la combinación de elementos y colores hace que nuestros cuadros sean acogedores y alegres. Ideales como objetos de decoración.

 

“El hecho de jugar con la combinación de elementos y colores hace que nuestros cuadros sean acogedores y alegres”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+9+2   =