Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Julio 2014

Interés en las tasas

Nicolás Shea, fundador de Cumplo
Interés en las tasas

Obsesionado por las tasas de interés que endeudan a los chilenos, un día decidió combatirlas. Sus armas fueron internet y la valentía para entrar en un sistema nuevo en Chile. Hoy Cumplo está consolidado, tiene nuevos productos y se proyecta como la principal plataforma de créditos persona a persona de América Latina. Y pese a las dudas iniciales de algunos, ellos cumplen.

por María Jesús Sáinz N. / fotos José Luis Salazar A.

Nicolás Shea estaba en su lugar de trabajo cuando conoció a una persona que le confidenció que estaba endeudada diecisiete veces su sueldo y a un setenta y dos por ciento de interés. “No puede ser posible, tiene que haber algo mal”, pensó, pero revisó los antecedentes y no había error alguno. Reconoció, entonces, una realidad brutal para miles de chilenos: vivir ahogados por las deudas y a tasas de interés imposibles. Poco tiempo después le tocó conocer al fundador de Prosper, una empresa estadounidense de financiamiento colectivo, y entonces hizo la conexión, “este es el antídoto a un tumor nacional que cada vez está más grande”.

De ahí en adelante todo vino rápido. De la mano de su mujer, que es abogada, despejó las dudas sobre las implicancias legales de un modelo nuevo en el país, renunció a su trabajo en el ministerio de economía, incorporó nuevos socios y hoy, a tres años de esa aventura, está orgulloso de haber creado la primera plataforma de créditos de persona a persona en Latinoamérica.

INTERÉS EN LOS INTERESES

Cumplo es una plataforma de financiamiento transparente. A esta modalidad en el mundo se le conoce como crowdfunding y consiste básicamente en una página web que actúa como una verdadera plaza pública, donde se reúnen quienes quieren ahorrar y quienes necesitan dinero para algún proyecto.

“Antes, cuando no existía internet, era muy difícil que las personas se contactaran, entonces alguien tenía que estar entremedio para poder coordinar esas interacciones, pero hoy día que existe, es innecesario. Podemos conectarnos directamente”, aclara.

¿En qué se diferencian de un banco?
En que el banco es un intermediador financiero.

Lo mismo que ustedes
No, Cumplo es un des-intermediador financiero. Es absolutamente lo opuesto. Elimina a los intermediarios, pues las personas se prestan dinero directamente.

Y no solo eso. En Cumplo el financiamiento es colectivo, es decir, muchas personas ofrecen parte o el total del monto a financiar y compiten para prestarle dinero al solicitante. El que ofrezca la tasa de interés más baja se adjudica el crédito.

“Esto es muy innovador. En el mundo tradicional es el solicitante el que va a pedir por favor y sin ninguna posibilidad de negociación”. Por esta razón no fue fácil convencer en un principio.

“La gente decía acá en Chile nadie se va a atrever a pedir públicamente, falso. Nadie se va a atrever a prestarle a personas que conocen a través de internet, falso. Nadie va a pagar, falso. Todo falso”, asevera.

De hecho, la tasa de morosidad que tienen es menor que la habitual, aunque ha sido todo un desafío bajarla. Han visto resultados siendo muy exigentes con los filtros para asegurar los pagos y confiando en el modelo, “cuando hay treinta y cinco mil personas que están observando el comportamiento, la gente se porta mejor”, pero no ha sido un camino despejado. “Salir a vender inversión barata y rentabilidad alta, es fácil. Aquí el desafío ha sido darle el crédito a las personas correctas y recuperar ese dinero para los inversionistas. Como asegura Nicolás, no han estado exentos de baches “en el trayecto hemos reinventado la rueda varias veces y probablemente nos hemos equivocado más de una”, pero hoy se sienten seguros.

Donde sí han tenido vallas que saltar ha sido a nivel legal. Debieron demostrarle a la Superintendencia de Valores y Seguros que no cometían ninguna infracción a ley de bancos.

Los obstáculos normales, dice Nicolás, “si hasta a Gutenberg le tuvieron cerrada la imprenta como diez años. Son las dificultades propias de cualquier emprendimiento innovador”.

Hoy cuentan con treinta y tres mil inscritos, más de seiscientos créditos otorgados y un millar de financistas satisfechos.

A UN CLIC DE LA INNOVACIÓN

Basta hacer un clic para reconocer que las alternativas de ahorro y crédito son muchas. Desde solicitudes de dinero para ampliar la casa o pagar las deudas, hasta el último producto que han presentado: el crédito a corto plazo. Una alternativa al factoring que ya muchas empresas han comenzado a utilizar.

“Ahora mismo cerramos un caso donde ochenta y un inversionistas que no conocían a la persona que solicitaba el crédito compitieron por prestarle dinero. Y eso hizo que la tasa le bajara de un dieciséis por ciento, a un diez”.

¿Entonces es un producto que puede ayudar a las pymes?
Hay muchas explicaciones para lo desnivelada que está la cancha para las pymes. Hay gente que dirá que hay un tema educacional o que hay un tema de centralización, sí, pero también hay un tema de mal acceso al financiamiento.

¿Y ahí ustedes aportan?
Es que cuando tu proyecto exige un endeudamiento de un treinta o cuarenta por ciento de interés, se vuelve imposible, los números no dan, entonces ocurre que la pyme quiebra y ¿qué pasa cuando la pyme quiebra?, hay menos pymes que entran al mercado y solo los establecidos crecen.

¿Y eso es malo para el país?
A mí no me parece razonable que el ochenta por ciento de la fuerza laboral en Chile genere menos del diez por ciento del PIB. Hay muchos factores que explican esto, pero un factor es la tasa de interés, porque si tú no te puedes financiar, no puedes crecer, y entonces Cumplo —y cualquier alternativa que permita que personas puedan acceder al dinero en mejores condiciones— es una gran noticia para el país.

¿Lo mismo pasa con los que quieren ahorrar?
Lo mismo. Por el lado del ahorro, hoy día la rentabilidad promedio de los chilenos será de un cuatro por ciento, cinco por ciento, y estoy siendo optimista, y eso no es suficiente, vamos a vivir hasta los cien años, nos vamos a jubilar con un sesenta por ciento del sueldo. Los costos crecen pasados los setenta y cinco años y nos quedan todavía veinticinco años más que financiar. Entonces cuando estamos ahorrando al cuatro y endeudándonos al cincuenta, hay un espacio inmenso para encontrarnos en la mitad.

Entonces habría que decirle adiós a los bancos
No. Los bancos están para otros segmentos. Yo me siento orgulloso del sistema bancario que tenemos porque es fantástico, te puedas comprar tu casa a treinta años, qué bueno tener estabilidad. Encuentro genial que puedas anticipar consumo, depositar, en fin, eso es genial y lo aplaudo, pero en ciertos segmentos las tasas están demasiado disparadas, y en el caso de la pyme, que me digan que el promedio es del cuarenta por ciento del costo financiero, es una brutalidad.

Y en el contexto actual, con una economía desacelerada e incertidum-bre tributaria, ¿ha bajado el interés?
Ahí hay una ironía que a mí me complica, porque si bien encuentro terrible lo que está pasando, en el margen no es tan malo para Cumplo. Obviamente yo preferiría que la economía estuviera creciendo al diez, pero el ciclo normal es que cuando se desacelera la economía, el dinero se contrae, la tasa de interés sube y eso hace que se vayan los clientes.

¿No notas diferencias?
Yo siento que hay mucha mayor avidez por Cumplo, porque la gente lo puede necesitar. Es una alternativa más. Para una pyme es una fuente de financiamiento adicional y tener este tipo de herramientas es clave, sobre todo en épocas difíciles o de incertidumbre. Aunque en Inglaterra o Estados Unidos el financiamiento comunitario es un viejo conocido, en Chile aún es considerado una novedad. Falta regulación, dice Nicolás, pero está satisfecho con la “buena disposición de las autoridades que ya reconocen al crowdfunding en el punto veintitrés de la agenda de competitividad y productividad”. Un paso fundamental para que entren nuevos actores y lo hagan de manera regulada. Así será más fácil lograr el sueño que se han propuesto, “ser la principal plataforma de créditos persona a persona en Latinoamérica”. Cumplir es el lema, siempre, así que habrá que tomarlos en serio.

 

“La gente decía acá en Chile nadie se va a atrever a pedir públicamente, falso. Nadie se va a atrever a prestarle a personas que conocen a través de internet, falso. Nadie va a pagar, falso. Todo falso”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+4+2   =