Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Febrero 2014

Aperrando en agua fría

Fernanda Araya, campeona nacional de kitesurf
Aperrando en agua fría
Es la más joven de las competidoras chilenas y ostenta todos los títulos. Campeona nacional en freestyle, olas y regata, pasa sus fines de semana entrenando en la playa y confiesa que prefiere su vida al aire libre que un carrete capitalino. Tanto esfuerzo trae frutos y pronto espera estar compitiendo en el circuito mundial y dejar bien puesto el nombre de Chile.
 
por Carolina Vodanovic G. / fotografía José Luis Salazar A.

La tetra campeona nacional, Fernanda Araya, no baja la guardia. Con veinticuatro años sei dedicad a est deporte s prepara de   manera   intensa    en la localidad costera de Matanzas, sexta región, donde arrienda una casa durante todo el o y tiene la posibilidad de viajar constantemente a perfeccionarse.

Ex alumna del colegio La Maisonnette, hoy cursa su último semestre de diseño de ambientes en la Universidad del Desarrollo. “Recuerdo que de chica me encantaba esquiar en  niev practicaba  gimnasia  olímpica, ¡siempre me fascinaron los deportes!, pero si bajaba las notas mis papás inmediatamente me sacaban de la actividad extracurricular que estuviese practicando”.

Hoy en día son ellos, Fernando Araya y Carmen Montero, sus principales impulsores: “les he demostrado que el kitesurf me fascina y que se puede compatibilizar con los estudios. Me va súper bien en la U y cuando uno quiere, lo puede hacer. Yo privilegio irme a la playa a entrenar, que estar carreteando en Santiago.
¡Ir a una discoteca versus irme a practicar kitesurf no tiene punto de comparación!”.

Es así como est deportist h conseguido en poco tiempo grandes logros y hoy es la campeona chilena de kitesurf en sus tres modalidades: freestyle, olas y regata.

Pero ¿qué  e e kitesurfTambiéconocido como kiteboarding o flysurfing, es un deporte de deslizamiento extremo en el cual se utiliza una vela (kite en inglés) que, por medio de unas líneas, se sujeta al cuerpo del deportista mediante un arnés, permitiendo que este se deslice sobre una tabla de wakeboard. Con ello se logran grandes velocidades y saltos espectaculares.

Aunque se trata de un deporte relativamente nuevo en Chile —llegó en el año 2000—, se tienen registros que ya en el siglo XII, en China e Indonesia, se utilizaban velas o cometas para arrastrar embarcaciones. Hoy en Indonesia se encuentra la gran industria del kitesurf.


LOS INICIOS

“En tercero medio fui con unas amigas al Valle del Elqui pasamos  por  el  embalse de Gualliguaica. Ahí conocimos a un grupo de personas que practicaban kitesurf e inmediatamente me interesó. Empecé a practicarlo y al cabo de un tiempo mi instructor se convirtió en mi pololo, campeón nacional de freestyle en ese minuto”, cuenta Fernanda.

¿Es importante tomar clases o uno puede lanzarse a practicar solo?
Empezar a practicar kitesurf tiene una metodología por detrás. Primero en tierra aprendes a usar la vela, a pararte sobre la tabla, desps aprendes a ceñir, es decir, ir contra el viento y meter pierna. Y recién ahí, cuando ya sabes salir de un lugar y volver a ese mismo punto, puedes empezar a  navegar sin  problemas. Coel tiempo empiezasn a saltar, a rechazar en el agua y vas agarrando experiencia para lograr meterte a la ola.

¿Dónde se enseña el kitesurf?
En Chile tenemos varias escuelas donde aprenderlo. Para mi gusto, Onside, de Ariel Baschke, es la mejor. Nos perjudicó mucho que el embalse Puclaro se cerrara porque era un lugar muy seguro para aprender. Las clases hoy son en Matanzas y a todos les da mucho miedo, porque es mar, no lago, y eso lo hace más complicado.
 
¿Es un deporte peligroso?
Si previenes y tomas las medidas de seguridad no debiera pasarte nada. A mí nunca me ha pasado algo, y eso que practico mucho. Sin embargo, es un deporte muy fácil de aprender para lo peligroso que puede llegar a ser si uno es imprudente. Es una disciplina que exige ser súper aperrado, porque el mar en Chile es frío y fuerte. Pero soy una convencida de que nada es imposible cuando se quieren hacer las cosas.
 
¿Cualquiera puede aprender kitesurf o se requiere una gran condición física?
Si quieres practicarlo y navegar, no hay limitación ni de peso ni de edad. Ahora, si te empiezas a exigir, por supuesto que requieres mayor condición física. En general, todos los deportes de agua demandan experiencia, son muchas horas de estar ahí. Yo partí haciendo freestyle y justo coincidió con que el embalse Puclaro se empezó cerrar, así que decidí meterme en el mar. Para eso sí necesitas más nivel. En el mar es definitivamente otro deporte, tienes que cambiar la tabla para surfear la ola, también la vela es distinta.

 
QUÉ SE VIENE
 
Ad portas del nacional de freestyle, donde espera revalidar su título, Fernanda se prepara y se confiesa privilegiada: “tengo tiempo para navegar mientras muchas de las que compiten trabajan y tienen hijos, por ende, tienen menos tiempo para la práctica del deporte”.
 
¿Cuáles son tus planes en el ámbito deportivo?
Siempre he querido llegar a un gran nivel y poder competir en el circuito mundial. Pero en Chile es difícil ser deportista, más aún si eres mujer. Vivo en un país en el que tengo que hacer carrera porque nadie puede vivir del deporte, y aunque me hubiera encantado ser hippie, vivir en la playa y tener mi huerto, me veo forzada a meterme en el mercado porque no quiero quedarme fuera.
“En julio espero nuevamente irme a Perú a practicar. Mi sueño sería pasar tres meses
en Hawái entrenando. Ahora que me estoy metiendo a la ola veo que es definitivamente mucho más power”.
 
¿Cómo sumar más deportistas a esta disciplina?
Es un deporte caro, por lo que es difícil que se sume mucha más gente. Pienso que si hubiera más apoyo de auspiciadores la gente se motivaría más. Personalmente, como deportista siento una responsabilidad frente al kitesurf y pienso que, en parte, mi deber es darlo a conocer. Tengo en mente hacer actividades deportivas para promocionarlo, pero la universidad no me ha dado el tiempo suficiente.
 
¿Chile es buena escuela para la práctica del kitesurf?
Sin duda, nuestro país es súper ventajoso para la práctica del kite, somos súper afortunados en las olas. El mismo hecho de que el agua sea fría y el mar súper fuerte hace que sea una muy buena escuela para progresar. Hoy tenemos a Juan Pablo Dibán, el mejor en la disciplina de olas, que compitió en el circuito mundial y le fue excelente. Necesitamos más deportistas como él, pero es un deporte nuevo y, por lo mismo, es un deporte caro. 
 
“Empezar a practicar kitesurf tiene una metodología por detrás. Primero en tierra aprendes a usar la vela, después aprendes a ceñir y recién ahí, cuando ya sabes salir de un lugar y volver a ese mismo punto, puedes empezar a navegar”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+6+3   =