Tell Magazine

Entrevistas » Café con

EDICIÓN | Febrero 2014

Pura dulzura

Solange Lackington, Actriz
Pura dulzura

Solange Lackington (51) es dulce y relajada, muy distinta a Luisa, la madre estricta e histérica de Cristina, en Soltera otra Vez al 13. Sus más de treinta años de carrera que comenzaron en la emblemática La Torre 10 de TVN (1984), le han dejado solo buenos recuerdos, especialmente papeles inolvidables como Estrellita en Los Venegas o Martuca la líder de la familia Sa-Sa en la teleserie Brujas. 

por Maureen Berger H. / fotografía Vernon Villanueva B.

Durante el verano estuvo recorriendo parte de Chile, interpretando a Tetéla Tetera de La Bella y la Bestia, montaje a cargo de Mall Plaza y en televisión este año formará parte de la nueva teleserie nocturna de Canal 13. Conversamos en la comodidad del Hotel Diego de Almagro de Valparaíso, con esta mamá de cinco hijos —Cristóbal (24), Cristián (23), Martín (14), Mauro (11) y Juaco (6) — que se separó del padre de sus niños, pero que hoy está casada y muy enamorada de su actual pareja, un productor musical.

¿Qué eres más la Estrellita, la Martuca o Luisa?
Ninguna de las tres y todas las anteriores (ríe). Aún conservo esa ingenuidad, inocencia y candidez de Estrellita; de Martuca comparto ese sentido del optimismo frente a la adversidad, de matriarcado, de luchar y mantenerse unidos como familia. De Luisa, rescato el que ella les ponga los puntos sobre las íes a su hijos grandes, les raye la cancha y también los contenga un poco en lo emocional y material.

¿Eres tan dura con tus hijos como ella?
No, yo no soy tan directa para retarlos, filtro un poco más, pero les dejo claro que soy la mamá ante todo, no soy su amiga. Ahora bien, n no me he visto enfrentada a nada parecido de lo que ocurre en la serie, pues todos mis hijos son solteros y ninguno me ha hecho abuela.

¿Te ha costado criar a tantos niños?
La verdad es que no, he tenido la bendición de contar con trabajo en lo que me gusta, tener cinco hijos que me llenan de orgullo, me admiran harto y me acompañaban desde guaguas a grabar las teleseries. Eso , siempre sostuve que deseaba que ninguno de ellos se dedicara al teatro, por lo esquivo y complejo del medio. Pero un día uno de mis niños me dijo que “si yo había podido hacerlo, ¿por qué ellos no?”, y ahí quedé con mi teoría (ríe). Tal vez a ellos se les hará más fácil, pues este es un medio en que a los hombres le va mucho mejor que a las mujeres. Ganan más dinero y si envejecen, no es necesario operarse, porque les dan papeles de galanes maduros.

¿Por qué cuándo te separaste al tiempo te hiciste asesorar por un experto en marketing?
No fue por eso, coincidió nada más, pero es cierto que una agencia de marketing me tomó para trabajar mi imagen e instalar en el colectivo de la gente mí nombre, más que los personajes. Me guiaron en cuanto al vestuario, el look, la talla, para lograr una imagen más jovial y sacarme el estigma de la actriz deslavada, sin glamour. Esto me ayudó mucho para sentir que me podía reinventar y al tiempo, conocí a mi actual pareja con quien me casé.
 
¿Conseguiste el papel de Luisa también por este cambio de look?
La verdad es que yo ya estaba contemplada en el elenco de Soltera Otra Vez, pero cuando Herval Abreu, el director, me vio tan flaca y fachosa, tuvo que hacer varios cambios en el guión.
 
¿Qué se viene para ti este 2014?
Estoy en la nueve teleserie nocturna que hará Herval en Canal 13 y empezamos a grabar en marzo, de la cual no puedo contar pues no sé nada (ríe). También estaré en una obra de teatro, pero tampoco puedo adelantar mucho.
 
¿Por qué solo has estado en una película, Súper?
Es cierto, solo estuve ahí, pienso que se debe a que el circuito de los cineastas es bien acotado. Si tú no te acercas, ellos no te buscan y además escogen a sus actrices fetiches y no se arriesgan con otros rostros. Sin embargo, este año acepté estar en el cortometraje Manzanas Amarillas, con Niebla Producciones, que se rodará en Puerto Montt. Es una historia realmente maravillosa.
 
¿Estás satisfecha con lo logrado al llegar a esta altura de tu vida?
Absolutamente, lo que más me gusta es el reconocimiento y la credibilidad que tengo con el público. Siento que a los cincuenta y un años me he ganado un espacio que ha sido producto de mi trabajo, disciplina, rigurosidad y del respeto que he aplicado a mi oficio. 

 

 

“He tenido la bendición de contar con trabajo en lo que me gusta y tener cinco hijos que me llenan de orgullo y me admiran harto”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+6+9   =