Tell Magazine

Columnas » TV

EDICIÓN | Febrero 2014

Loca compulsión, Me gusta demasiado

Por Sheldon
Loca compulsión, Me gusta demasiado

Pocos programas ofrecen material tan curioso como este, documentando existencias absolutamente atípicas, dominadas por impulsos poderosos, estrafalarios, inquietantes. Loca compulsión lo proclama a partir del título. No se trata del típico macho comprando cuanta figura de acción y cómics no tuvo de niño, o la chica adulta con un armario kilométrico, sino de personas en Estados Unidos que logran conciliar —no siempre— una función laboral con un comportamiento obsesivo. ¿Casos? La familia Smith tiene docientos trece animales embalsamados en su casa. Kelly hace que su vida gire en torno a Sugar Bush, su ardilla. Sacarse fotos con celebridades es lo único que le importa a Vanessa. La familia Best se ejercita con pesas todo el día. Michelle compra muñecos de duendes y su marido ya no aguanta. Eric se cree sirena, y Greg vive en los años sesenta...
 

Punto fundamental en Loca compulsión, como corresponde por cierto, es la ausencia de juicios sobre esta clase de comportamientos; solo la presentación de los casos y el registro de las cotidianidades de cada protagonista, incluyendo la opinión de amistades y familiares. También se explica de manera precisa el tipo de consecuencias ligadas a tales conductas, en particular desde el punto de vista financiero, porque la mayoría de las veces se trata de un gastadero de plata de proporciones épicas.
 
También resalta que muchas de estas personas aparentemente viven felices con sus obsesiones. Pero bastan algunos datos biográficos para comprender su aislamiento, y que una cosa son los gustos, y otra muy distinta un comportamiento compulsivo con la pretensión de cubrir fracturas emocionales y psicológicas.
 

Otras Columnas

La banda metalizada
Presta Oído
Usando el uniforme
Presta Oído
La vida es un hotel
Pilar Sordo
No me voy a enojar nuncamásenmi vida
Nicolás Larrain
Santiago en verano
Rodrigo Barañao
Terminator
Cine Paralelo
¿Qué nos deparará el cielo el año 2014?
Astronomía
Escuelas orientales y la santidad de la pobreza
Asia Dónde Vamos
Milagroso “santo” capitalino
Archivo Histórico
Ocio
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+2+5   =