Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Noviembre 2013

Bienvenido el cambio

Catalina Edwards, periodista
Bienvenido el cambio

Volvió a conducir las noticias de la mañana en Mega y está feliz con un horario que le acomoda en lo profesional y en lo personal. Periodista, full deportista y mamá, la Cata asegura que no va de rostro por la vida. 

por Mónica Stipicic H. / fotografía José Luis Salazar A.

Aunque se ve impecable en su vestido gris y sus zapatos con altas plataformas, viene bajándose de la bicicleta. Acaba de salir a reportear para el noticiero matinal de Mega y para estuvo que montarse en dos ruedas y hacer entrevistas al mismo tiempo que pedaleaba. Y es que la Cata nunca ha dejado de ejercer como periodista, aunque lleva varios años como conductora de noticias, se preocupa de seguir desarrollándose en su profesión.

Me encant tener  es espacio lo  pido y lo busco constantemente. Para estas elecciones, igual que en las anteriores, estoy haciendo entrevistas humanas de todos los candidatos presidenciales, en su  casa,  en un ambiente relajado y cercano. Hago hartas notas de calidad de vida y algo de cnica. Mis temas con la política, la ciudad y la economía… aunque ese cuesta un poco más incluirlo, explica.

Hace un par de meses hubo cambios profundos en el departamento de prensa de Mega. La dupla compuesta por Catalina y José Luis Repenning dejó el noticiero central y volv a conducir las ediciones matinales y del mediodía, mientras Soledad Onetto se hacía cargo, en solitario, del remozado Ahora Noticias. Como es lógico, los comentarios no se hicieron esperar.

Hacupar de añosMegcambió de dueños, por lo que era inminente que se modificara el departamento de prensa y especialmente el noticiario central, que es el editorial de un canal. No me sorprend para nada, por el contrario, me vino súper bien en lo personal; me hacía falta estar más ocupada en las mañanas y más libre en la tarde. Estoy feliz de poder estar en dos horarios y con José Luis, que es mi compañero desde hace seis años. Este es un horario donde podemos opinar s, comentar, reírno mostrar un lado más cercano, que es un plus para cualquier periodista.

Me imagino que todo este cambio no solo pasó por mover piezas, ¿cuál es el fondo editorial?
Era necesario refrescar y actualizar la mirada y creo que esa transición se ha hecho súper bien, lentamente y con un líder como Jorge Cabezas que ha estado a cargo del cambio más radical, de forma, imagen y rostros. Se han incorporado nuevas temáticas de Tendencia y Calidad de Vida y también hay un trabajo más fino en el reporteo y eso, realmente, la gente lo agradece… y lo agradecerá más porque queda mucho por crecer. En este momento tenemos la pantalla tibia, pero sabemos que eso se va a revertir, porque el rating es cíclico.

Para muchos, el noticiero central es la meta. Salir de ahí para volver al matinal puede considerarse un retroceso

Reconozco que hubo una etapa en que fue muy complicada la incertidumbre y el ruido ambiente, que obviamente afecta por un rato.

Pero no fue más que eso y los que hacemos esta pega, sabemos que es cotidiano. En lo personal, yo nunca pedí hacer el central, sino que el canal me lo planteó, porque era necesario; se necesitaba hacer cambios y nos pidió hacernos cargo de un noticiero en una situación muy complicada, con el canal a punto de venderse. Y nosotros nos cuadramos, en mi caso aunque se tratara de un desafío para el cual no necesariamente estaba preparada. Yo no necesitaba ese cambio ni lo busqué, por lo que salir de ahí tampoco me complica. Vuelvo a un horario que me acomoda.
 
¿No te preocupa lo que se comente alrededor?
Me lo preguntan mucho, es cierto. Pero para mí no es tema. Yo no ando de rostro por la vida... jamás, a lo mejor por eso el tema no me enrolla. Si mi jefe cree que lo hago mejor en el matinal, fantástico. Y si es el momento de que haga otra cosa, ahí estaré.
 
¿Y qué opinas de los periodistas que sí son “rostro”?
Cuando el periodista se transforma en el protagonista de la noticia, algo no está funcionando. Uno es un intermediario entre la información y el público, no puede convertirse en el foco de atención. Mi camino siempre ha sido otro, he hecho una carrera discreta y silenciosa en ese sentido.
 
¿Eso significa que si el día de mañana no hay televisión, no importa?
A mí me gusta trabajar en televisión, es donde desarrollé mis talentos y siento que es donde tengo más oficio, más carrete. Pero el día de mañana, obviamente puedo hacer otra cosa. Siempre he tenido otras inquietudes.

 
LA MAÑANA Y LAS NOTICIAS
 
Aunque Catalina insiste en la idea de mantener un perfil bajo, más de una vez le han planteado la posibilidad de salir de las noticias. Hace pocos meses, de hecho, le ofrecieron hacerse cargo del matinal Mucho Gusto. Ella lo rechazó.
 
“Es algo que descarté porque quería apostar por este proyecto, donde tengo mucho por aprender y crecer. Pero no descarto hacer un matinal, me encanta el formato. No era el minuto, pero el día de mañana la idea puede seducirme. Lo que estamos haciendo hoy en la mañana es algo muy abierto, con espacios para el humor y la información con un esquema más relajado. Hoy las noticias no pueden ser solo duras, la vida es más que eso y nosotros tratamos de reflejarlo, ser más amenos y cercanos”, aclara.
 
El formato de los noticieros es bastante criticado, porque las pautas de los canales son casi iguales.
Lo que yo más cuestiono es el abuso de la crónica roja, porque da rating. Y eso ha percudido un poco la tele. Acá se está estructurando un noticiero de forma súper inteligente, pero hay algunos que compiten con otras herramientas. Estamos haciendo las cosas en serio, lo que no significa que no podamos realizar notas más relajadas, no siempre entrevistas duras y puntudas.
 
¿El periodistas antipático, el que presiona al entrevistado hasta hacerlo sentir incómodo, va en retirada?
No lo había pensado así... pero es posible que vaya en retirada. La verdad es que es mucho más agradable ver a alguien que te inspira confianza, que se ríe y que se puede equivocar. Eso humaniza a los conductores de noticias y a la televisión en general. Hay que terminar con el perfil de que somos inalcanzables... ¡y millonarios! Mientras más real uno se muestre, la gente más lo agradece.

 
MAMÁ SPORT
 
La vida de Catalina y su marido, Juan Pablo Tizné, cambió para siempre hace poco más de dos años. Después de un largo período intentando ser padres, llegó a su vida Juan Pablito, que tiene la rutina de su madre absolutamente de cabeza y que es la gran razón por la que los últimos cambios laborales acomodan tanto a la conductora. 
 
“Las que somos mamás, sabemos que los hijos representan el momento máximo de la vida, cuando de verdad uno empieza a vivir. Él es maravilloso, entiende perfecto lo que hago y cada vez que salgo me pregunta si voy a las “toticias”. Incluso lo he traído, para que vea lo que hago y adónde se va la mamá cada vez que sale de la casa”.
 
¿La época en que estabas en el noticiero central fue complicada?
Sí, él iba al jardín toda la mañana. Lo iba a buscar, almorzábamos y cuando él se quedaba dormido yo partía al canal y no volvía hasta las once de la noche. O sea, con suerte lo veía dos horas al día. Sentí que eso nos estaba pasando la cuenta y, justo cuando estaba entrando en el dilema, llegó la oferta del cambio. Por suerte, siempre tuve una buena red de apoyo y un marido absolutamente “Krammer”, que antes le daba comida y lo acostaba. Ahora lo levanta y lleva al jardín...
 
¿Quieren tener más hijos?
Nos encantaría. En este momento estoy súper preocupada de sacar adelante este proyecto laboral, pero el próximo año queremos empezar la campaña.
La familia Tizné-Edwards puede definirse como muy urbana y ultra deportista. Se mueven cada día a pie o en bicicleta; oficinas, casa, jardín infantil y plaza de juegos quedan relativamente cerca y el deporte es parte fundamental de su rutina diaria.
 
“Mi marido compite en las coche-maratón o subimos a la guagua en la sillita de la bicicleta y partimos los tres juntos. Juan Pablito tiene una destreza física impresionante y una motricidad gruesa muy desarrollada... ¡te mueres cómo domina la pelota de fútbol siendo tan chico! Él tiene interiorizado que sus papás desaparecen todos los días, por lo menos por una hora, con zapatillas puestas. Para él, la rutina del día consiste en comer, dormir y hacer deporte”.
 
¿Haces ejercicios todos los días?
Sí, a veces dos veces al día. Tengo personal trainer dos veces a la semana, hago natación una o dos veces por semana y el resto del tiempo corro o ando en bicicleta. Además, nos gusta mucho la vida al aire libre, nos vamos todos los fines de semana a la playa y desde hace seis años nuestras vacaciones son de camping, en carpa. Y nuestro hijo se sumó desde que tenía pocos meses.

 

 

“Nunca pedí hacer el central sino que el canal nos pidió hacernos cargo de un noticiero en una situación muy complicada. Y nosotros nos cuadramos, aunque se tratara de un desafío para el cual no necesariamente estaba preparada. Yo no necesitaba ese cambio ni lo busqué, por lo que salir de ahí tampoco me complica”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+4+8   =