Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Perspectiva Urbana

EDICIÓN | Octubre 2013

Capítulo 17, Foro Romano

ItalIa
Capítulo 17, Foro Romano

Al referirnos a las edificaciones del Foro Romano, se hace evidente la complejidad asociada a su construcción, obviamente, considerando las herramientas y tecnología disponible en la época. 

Por José Pedro Vicente, Arquitecto. Magíster en Arquitectura Pontificia UC. Santiago. www.fernandezyvicente.cl

Ahora bien, al referirnos a los usos que la historia dice haber existido en ellas, se hace aún más evidente la dificultad para desarrollar sus actividades. Es decir, construir sus edificaciones era todo un desafío. Habitarlas, simplemente una tortura.
 
Una ciudad robusta, fría y con mayor carga simbólica que útil, fue la encargada de contener y fomentar movimientos tanto religiosos, comerciales y de justicia, como sexuales. En otras palabras, el centro urbano palpitante y efervescente de la antigua Roma hecho con materiales apáticos y formas indolentes, no por eso carentes de información útil a la fecha.
 
Respecto a la complejidad de su construcción, una hipótesis sostiene que para poder ejecutar sus conocidas columnas, se desplazaban a las canteras con carretas, bueyes, fuertes sogas y, lo más importante de todo, agua y madera. Esta última era introducida en los surcos del cerro y luego mojada. Aunque parezca incongruente, la fuerza que ejercía la hinchazón de la madera conseguía la fragmentación de la piedra. Todo este material era acumulado estratégicamente cerca de sus “instalaciones de faena” para el segundo paso. Un pre picado que tenía por misión conseguir una sección cilíndrica, machihembrada y con orejas. Me explico, esta extraña roca necesitaba tal silueta, para que, de sus orejas, se amarraran las sogas que tiraban los bueyes. Luego, y en el lugar donde se había proyectado la edificación, iban posando una sección sobre otra, por lo tanto, con una hembra por debajo y un macho por arriba, lograban quedar trabados hasta conseguir el cuerpo principal de la columna conocido como fuste.
 
Hasta aquí, todo bien. Un trabajo pesado pero mecánicamente simple; sin embargo, cabe preguntarse cómo conseguían ubicar las piezas superiores pese a la altura y peso. Alejandro Aravena sostiene que el gran secreto de las propuestas consiste en dar soluciones simples a problemas complejos y no a la inversa. Los romanos así lo entendían. Cada sección cilíndrica de piedra era tapada con arena, por lo tanto, en la medida que comenzaba a tomar altura, se generaba una suerte de cerro por donde arrastraban ascendentemente la siguiente piedra, encajando macho con hembra. Llegando a la última sección, se retiraba la arena y aparecía la columna.
 
Este secreto se mantiene bastante oculto a la vista debido al tercer y ultimo paso denominado “acabado”. Un tallado final que no solo le volaba las orejas, sino también, le daba un aspecto ondulado tipo estrías verticales que unificaban el cuerpo erguido.
 
Así como esta ingeniosa técnica, se encuentran tantas más como cantidad de edificaciones. La astucia debía hacerse cargo, por un lado, de las aspiraciones que buscaba el emperador de turno, y por otro, de las demandas que la sociedad del momento hacía evidente. Aquí es donde se hace presente el segundo desafío que se ha enunciado en las primeras líneas. Imaginar cómo desarrollaban sus actividades —tan complejas y misceláneas como las de hoy— en un escenario de escaso acondicionamiento, con un frío material para todas sus soluciones y donde prácticamente todo, independiente de su función, era vía columnas.
 
pd: Hoy sucede algo parecido. Alguien inventa una solución cosméticamente interesante, o simplemente la importa, y un gran número de arquitectos a lo largo de todo el país, la aplica en sus proyectos sin importar el pensamiento que le dio origen, o peor aún, sin importar la concepción de su propia obra. 
 

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

Desde la ciudad
Entrevista Espacios
En La Habana
Espacios Arquitectura
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+3+8   =