Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Espacios Arquitectura

EDICIÓN | Mayo 2011

Vivir por lo alto

En Valparaíso
Vivir por lo alto

FICHA TÉCNICA: Arquitecto: Daniel Morales Escudero / Arquitectos colaboradores: MOLO Arquitectos (www.molo.cl) / Colaboradora (diseño interior): Isabel Klotz Germain / Ing. Calculista: Jorge Rojas Alcaino / Construcción: Inmobiliaria e Inversiones Cristi Y Cia. Ltda. / Restauración: Pisani Restauraciones / Mandante: Inmobiliaria Del Puerto Ltda. (Lucas Machuca Polanco) / Año de construcción: 2010-2011 / Superficies terreno: 633,84 m² / Superficie Construida: 3140 m2 (anterior); 628,63 m2 (ampliación 5° nivel). Considera remodelaciones varias en los otros niveles / Ubicación: Blanco 1065, Valparaíso, Chile / Materialidad: acero, hormigón y vidrio, revestimiento interior madera, listones de pino con tintes color nogal, contenidos por marcos de pino oregón recuperados / Programa arquitectónico: restaurant y centro de eventos Zamba & Canuta (ampliación Bar La Piedra Feliz, originalmente Edificio La Spezia), incluye recintos complementarios de cocina y para los operarios (www.zambacanuta.cl).

Texto y fotografía: Sacha Sinkovich, Arquitecto ( www.sachasinkovich.cl )

En el primer frente urbano marítimo de Valparaíso, se ubica un nuevo local de comida y eventos, que es parte de una fachada continua, contemporánea y próxima a la zona de la ciudad que se está recuperando, a merced de la altura histórica del sector, y no de la estatura sobredimensionada que algunos pretenden defender.

La motivación es completar la altura de 5 niveles que tiene la manzana del sector, construyendo el piso que faltaba, con la suerte que un espacio así puede conectar dos frentes. Con esta dualidad se generan dos grandes ventanales, uno al mar, el más evidente, pero hay otro que aparenta ser secundario, que sin embargo resulta igual de interesante, ya que mira por lo alto a la zona del plan de Valparaíso. Un volumen de estas características logra ser el puente de ambas realidades, poniendo en discusión el hecho de que las ciudades también se viven a la altura de los tejados, y dialogando con otras azoteas, buhardillas, mansardas, terrazas y miradores. Sólo falta que ese contacto visual se convierta en peatonal, permitiendo situaciones como los del ascensor Polanco o el olvidado Monjas, donde la arquitectura nos ha permitido no sólo mirar, sino que también navegar por lo alto. Es la idea de una ciudad paralela al suelo.

En Valparaíso esto es fácil de descubrir en los cerros, donde la pendiente permite admirar la ciudad desde distintos ángulos y alturas, pero en el plan de la ciudad, esa condición parece que fue olvidada, y acá nos sorprende un proyecto carente de amnesia.

Acá hay una manera que debiera estar más potente en la regulación de la ciudad, de ese redescubrir la altura del plan de Valparaíso, el que llega hasta una mansarda del quinto piso, el de la altura del cerro, y no el de los edificios invasores.

Más en detalle, descubrimos la condición geográfica interna, con desniveles para multiplicar la posibilidad de aproximación al borde marítimo, mientras que en el “frente terrestre”, se mantuvo una disposición pareja que sólo es interrumpida por el suelo vidriado que completa y respeta el vacío central del edificio pre-existente, como una ventana al pasado. Además se agradece la sutileza de los espejos en el fondo que permiten tener el mar porteño como compañía de las mesas más distantes al borde.

Un consejo final: no suban en ascensor, y vivan el estómago del edificio antes de llegar a saciar el vuestro en lo alto.

 

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

Pritzker
Perspectiva Urbana
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+6+7   =